Luis Almagro siguió órdenes del Departamento de Estado


Por Arthur González.

Fue evidente que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, siguió órdenes del Departamento de Estado de los Estados Unidos, al lanzarse a solicitar la aplicación la Carta Democrática contra Venezuela.

luis almagro
Estados Unidos con su acostumbrada prepotencia pensó que podría presionar a los gobiernos de Latinoamérica como hizo en 1962 contra Cuba, pero el contexto es bien diferente y le salió el tiro por la culata, dejando mal parado a su peón que terminó enfangado y tildado de títere yanqui.

La falta de consenso obligó a los yanquis a usar a la Argentina para presentar la fórmula del diálogo y de esa forma abrirle camino a la canciller Susana Malcorra, nombrada hace unos meses por el presidente Mauricio Macri, la que aspira al puesto de secretaria general de la ONU, lo que resultaría de alto interés para Estados Unidos.

Esa maniobra dejó a las claras como se movió el escenario de la reunión y las fuertes presiones ejercidas por funcionarios del Departamento de Estado en los pasillos, para alcanzar los resultados deseados por Washington.

El despliegue de funcionarios y especialistas en la sede de la OEA y las acciones de los embajadores estadounidenses acreditados en las capitales de América Latina, hicieron recordar a algunos observadores el comportamiento de los yanquis en la antigua Comisión de Derechos Humanos de la ONU, cuando presionaban a diestra y siniestra para tratar de condenar a Cuba.


Estados Unidos al convencerse de que resultaba imposible la condena a Venezuela, no tuvo otra alternativa que sumarse a los que expresaron que el diálogo era la solución más sensata.

Se asegura por medios de prensa que poseen fuentes con acceso al Departamento de Estado, que el mismo secretario de Estado, John Kerry, dejó a un lado sus gestiones para buscar una solución negociada en Siria y llamó personalmente a José Luis Rodríguez Zapatero, ex presidente de España, para respaldarlo en el cabildeo de promoción del dialogo entre el Gobierno venezolano y la oposición financiada y orientada por los yanquis.

En su patraña, Estados Unidos solo logró sumar el apoyo de Paraguay para la aplicación de la Carta Democrática solicitada por Almagro, la que intentaba ejercer una contundente presión diplomática del hemisferio, que obligara al Gobierno de Nicolás Maduro a convocar el referendo revocatorio que desesperadamente desean aplicarle a Venezuela.

Mientras, Estados Unidos continua con la guerra económica para que el pueblo venezolano se lance a las calles y se sume a los actos de violencia provocados por la oposición, vieja táctica que en Cuba no les dio resultados, pero como perros hueveros insisten en su empeño.

A esta acción se unen las campañas mediáticas de guerra psicológica diseñada por especialistas de la CIA y la USIA, con palabras claves para reforzar la matriz de opinión de que en Venezuela existen “violaciones” del orden democrático y constitucional.

Quienes tenían dudas del accionar mal sano del ex canciller uruguayo Luis Almagro, y su relación secreta con el Departamento de Estados y quizás hasta con la CIA, solo deben leer la caracterización que la prensa yanqui hizo de él, cuando afirmó:

“Almagro, es una voz valiente sobre Venezuela, es la excepción extraordinaria en el deplorable historial diplomático de los países latinoamericanos en la cuestión venezolana”.

Para recalcar lo que piensan de aquellos que dignamente no se prestaron para la sucia patraña cocinada en Washington, algunos medios estadounidenses calificaron como “una cobardía y crasos cálculos políticos de los miembros del Consejo Permanente de la OEA (los embajadores de los 34 países) que culminaron en hacer otra llamada anodina al diálogo”.

Así se fabrican las cruzadas mediáticas en los medios de prensa, cuando pretenden satanizar a un gobierno o líder inaceptable para los planes de Estados Unidos, sin tener en cuenta que los tiempos cambiaron, y los pueblos han aprendido a leer y a escribir para poder sacar sus propias conclusiones, pues como dijo José Martí:

“Leer es una manera de crecer”

5 pensamientos en “Luis Almagro siguió órdenes del Departamento de Estado

  1. Pingback: Luis Almagro siguió órdenes del Departamento de Estado | Golpeando el Yunque

  2. Pingback: Luis Almagro ha eseguito gli ordini del Dipartimento di Stato | progetto cubainformAzione

  3. Maravilloso artículo, los detalles, no dan lugar a dudas, Almagro es la voz del império!!!!…subordinado a sus intereses, y a las derechas sin moral!!!…LA DERROTA FUE CONTUNDENTE!!!!…Ahora, trataran de buscar otras sucias estratégias, para con su caracter injerencista, tratar de inventar alguna otra nueva manipulación!!!…solo que ya los países miembros están alertas!!!…esto, al margen de las presiones que desde ahora en adelante, puedan tratar de ejercer, sobre alguno de esos países para lograr sus pérfidos intereses!!!..Todavia así, tenemos certeza, que triunfará LA UNIDAD DE LOS PUEBLOS, ANTE TAMAÑA INJUSTÍCIA!!!…LOS AMOS Y ALMAGRO MANDARON POR LANA Y SALIERON TRASQUILADOS!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s