Becas de Estados Unidos a cubanos, una trampa mal intencionada


Por Arthur González.

Por estos días la prensa cubana denuncia las becas creadas en abril del 2015 por la organización World Learning Inc., con sede en Washington, basadas en un nuevo “Programa de Liderazgo de Verano” para que jóvenes cubanos de 16 a 18 años estudien durante cuatro semanas en Estados Unidos.

Ese programa de estudios cuenta con el financiamiento de la USAID, que como se conoce le sirve de pantalla a la CIA, como tantas Organizaciones y Fundaciones que le han facilitado su nombre para encubrir los planes subversivos ejecutados durante la llamada Guerra Fría, de acuerdo a documentos desclasificados.

El programa de becas paruniversidadesa los estudiantes cubanos, persigue el fin de fabricarlos como líderes para su deseada transición hacia el capitalismo, pero no es novedoso y ha sido una de las direcciones de la política de Estados Unidos por cambiarle la mente a los jóvenes cubanos.

En el 2003 conformaron la organización Raíces de Esperanza; fenómeno subversivo diseñado en Estados Unidos con la misión de fomentar en Cuba la “auto realización de jóvenes de 15 a 35 años, apoyarlos para que lograran el desarrollo de una sociedad pluralista y democrática que respete los derechos humanos, a través de iniciativas académicas y culturales en toda la Isla”.

Para alcanzar esa misión, los especialistas en temas de subversión y guerra psicológica de la CIA, organizaron grupos en diferentes universidades estadounidenses, enfocados en el desarrollo juvenil como impulsores de una sociedad cubana capitalista que desmonte, desde adentro y de forma suave, el sistema socialista.

El método ideado fue el de animar una red de universitarios que patrocinara conferencias y movilizara a otros jóvenes para iniciar el contacto con los cubanos.

Uno de los que sumaron a ese plan fue el presidente español José María Aznar, quien impartió conferencias a los universitarios estadounidenses para prepararlos en cómo debían actuar con sus homólogos de Cuba.

En el 2003 efectuaron una conferencia en la Universidad de Harvard, en el 2005 en la de Georgetown y en el 2006 en la de Prince.

Además, le asignaron un presupuesto para realizar llamadas telefónicas a los cubanos, e incluso regalaron decenas de teléfonos móviles a universitarios en Cuba, con el propósito de hablarles directamente de sus intereses, pues en el conocido Plan para la Transición o Plan Bush, se afirma:

“Llegar a la juventud cubana representa una de las oportunidades más significativas para precipitar el fin del régimen. Esta generación tiene el vínculo más débil con la Revolución, su apatía y descontento son endémicos”.

Como tantos planes de la CIA este también fue un fracaso y el dinero malgastado.

No resignados a sus derrotas, en el año 2009 emprendieron otro proyecto dado a conocer a través de su Sección de Intereses en La Habana, consistente en un programa de becas para cursar seminarios sobre liderazgo en Estados Unidos.

Lo dividieron en dos tipos de cursos: uno con duración de cinco semanas para menores de 25 años que estudiaran entre el primer y tercer año de una carrera universitaria, con trayectoria de liderazgo en actividades educacionales o comunitarias, y el otro para cubanos con nivel preuniversitario vencido o técnico medio superior, que mostraran experiencia laboral relevante y un suficiente dominio del idioma inglés. Sigue leyendo

Alan Gross tiene mal de Alzheimer


Por Arthur González.

De acuerdo con una noticia publicada el pasado 11.09.2016, por la agencia de prensa española EFE, para Alan Gross, el estadounidense contratado por la USAID para ejecutar acciones ilegales en Cuba, “internet no es herramienta subversiva”, lo que hace pensar que padece de Alzheimer.alan-gross

Ahora quiere pintar el infierno de azul, con la pretensión de hacerle creer a los incautos que “internet es solo una vía de acceso al derecho humano de la información”.

Tal parece que el señor Gross no sabe que organismos especializados en temas de subversión dicen todo lo contrario, poniéndolo una vez en ridículo ante la opinión pública internacional, pues él de santo no tiene ni el nombre.

Para sustentar lo antes expuesto, basta con recordar que en fecha tan temprana como 1996, la RAND Corporation, del Instituto de Investigaciones para la Defensa Nacional de Estados Unidos, preparó un estudio para el Departamento de Defensa, titulado “Las telecomunicaciones cubanas, las redes de computación y sus implicaciones en la política de Estados Unidos”, en el cual pretendía “ayudar a la apertura en Cuba y forzar el surgimiento de una sociedad civil independiente”.

La intromisión en los asuntos internos de otra nación por una organización militar de Estados Unidos solo tiene el calificativo de subversión, porque Washington está obsesionado desde el 1ro de enero de 1959 con derrocar a la Revolución cubana, bajo el influjo de la política Mac Cartista.

El interés de la RAND Corporation por internet en Cuba era según sus propios planteamientos: “Alentar el enlace de Cuba a internet y utilizarlo para transmitir noticias y análisis balanceados, promover su uso por ONG cubanas, universidades y otros destinatarios”, algo que va conjugado con varias acciones para trasladar los valores de la sociedad norteamericana, y poco a poco ir desmontando el sistema socialista cubano.

No por gusto la CIA revisa todas las redes sociales a nivel mundial, destinando millones de dólares en pagos a sus analistas y traductores, los que se autocalifican como “bibliotecarios ninjas”.

El análisis ejecutado por el Centro de Fuentes Populares, como se conoce en la CIA, se le incorpora al informe de inteligencia recibido diariamente por el Presidente Barack Obama.

Otro elemento probatorio del interés subversivo hacia Cuba a través de internet, fueron las declaraciones en marzo del 2005 de Roger Noriega, Subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, quien afirmó en una audiencia congresional:

“Estados Unidos flexibilizó los requisitos de las licencias para que, por primera vez, puedan ser entregadas computadoras personales de alta velocidad, a grupos de la sociedad civil en Cuba”.

Entre los años 2004 y 2006, la USAID repartió cerca de 35 millones dólares para proyectos subversivos contra Cuba, muchos de ellos vinculados al tema de la informática y las comunicaciones.

En mayo 2008 durante la asamblea de la USAID celebrada en Washington con diferentes ONG, se discutió la necesidad de distribuir 45,7 millones de dólares asignados por el Presidente George W. Bush, para la subversión contra Cuba, exponiéndose elementos del nuevo plan para desestabilizar el orden interno con tareas específicas con las info-comunicaciones. En ese contexto fue contratado el señor Gross. Sigue leyendo

Estados Unidos continua su plan sobre los jóvenes cubanos


Por Arthur González.

Barack Obama lo ha reiterado, el objetivo de su política hacia Cuba son los jóvenes, esos que pudieran desmontar el socialismo desde adentro; por eso otorgarles becas a cubanos es una prioridad para que estudien en universidades estadounidenses, en lo que pudiera denominarse un “lavado de cerebro”.

Iniciando el mes de junio del 2016, la Universidad Internacional de la Florida, FIU, “bondadosamente” dio la bienvenida a 15 jóvenes cuentapropistas cubanos, seleccionados para recibir gratuitamente clases en la Facultad de Negocios, con el propósito de crear capacidades empresariales al mejor estilo capitalista.

La elección fue realizada sobre muchachos y muchachas de varias provincias cubanas, pues el proyecto persigue que en todo el país se logre una influencia similar.

Paradójicamente Estados Unidos le niega visados a profesionales cubanos de las ciencias médicas y biotecnológicas, o simplemente se les responde que las aprobaciones requieren de un análisis en el Departamento de Estado, el cual puede durar varios meses.

En el caso de los jóvenes emprendedores, como son denominados, sus visados son aprobados al momento, y la FIU diseñó un programa especial que incluye visitas a empresas de la Florida, donde podrán trabajar con personal que los inducirá suavemente a ver el capitalismo como la salvación del mundo.raices de esperanza

Para los que pudieran tener dudas del fin subversivo de ese programa, deberán conocer que el grupo fue recibido por Raúl Moas, director ejecutivo de la organización anticubana “Raíces de Esperanzas”, creada para trabajar ideológicamente a los jóvenes cubanos, a partir del diseño inicial del Plan de Transición, aprobado por el presidente George. W. Bush. Sigue leyendo

“La Constitucionalitis”: enfermedad oportunista.


Por Mario Jordán .

Ahora resulta que las armas de la democracia enderezadas por los pueblos, se convierten en mecanismos políticos utilizados por las oligarquías que nos la negaron y prostituyeron.

Conservadores y Liberales de la época fundacional, ahora partidos de derecha, centro derecha y hasta centro izquierda, que se nombran “la oposición” para estar a tono, comienzan a urdir triquiñuelas, apoyados en la verdadera democracia que finalmente quedó instaurada.

Demás está decir, que antes de este “enderezamiento”, los pueblos no podíamos participar porque para eso estaban los “secuestradores militares” del documento y las maniobras electoralistas de sus partidos, sin olvidar el precio de la ignorancia, la pobreza y el desaliento que se convertían en bases electorales para tales partidos.

Al estudiarse las armas de la verdadera democracia, comienzan actuar sobre nuestros errores, inexperiencias e insuficiencias creadas por sus pdemocraciaosiciones económicas, las trasnacionales y los gobiernos oligárquicos que las sostienen, con un nuevo actor que también dominan y les pertenece en su mayoría: los medios masivos de comunicación.

Empiezan a explotar y fabricar la nueva imagen del hambre, del desaliento y la desinformación, buscando el mismo efecto electoralista utilizado, pero ahora basado en nuestras propias leyes.

Llegan a elecciones y ganan en Quito y Guayaquil; obtienen la mayoría en la Asamblea Venezolana; revocan a Cristina Fernández y su Partido; impiden la reelección de Evo Morales; cambian a Dilma Rousseau y anulan a Luis Ignacio Lula, y otros casos que tienen en pleno desarrollo, incluso Cuba. Sigue leyendo

La NED contra Bolivia


Por Arthur González.

Bajo los efectos de la euforia por la victoria alcanzada en Venezuela y Argentina, el gobierno de Estados Unidos se afila los dientes para clavarlos próximamente en Bolivia contra su presidente Evo Morales, y para ello no escatima dinero ni medios.evo morales

Ya se escuchan los tambores de la guerra sucia a través de los medios de prensa dominados por la derecha pro yanqui, con el propósito de confundir y atemorizar al pueblo, algo bien complejo en Bolivia donde su actual presidente goza de la más alta popularidad, como resultado de las obras y programas sociales que jamás tuvo su población.

Evo alertó hace unos días a sus ciudadanos, informándoles con toda transparencia de los planes de Estados Unidos contra el referendo que se efectuará en este mes de febrero, para que sea su pueblo quien decida su permanencia al frente del país.

Para evitarlo EE.UU. inundará de dinero a la derecha boliviana, incluida la prensa radial, televisiva y escrita.

Sigue leyendo

Reconoce la USAID programas subversivos contra Cuba


Por Arthur González.

Mediante un extenso informe de 89 páginas, la USAID, Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos, analiza sus errores en los programas subversivos diseñados para desmontar el sistema socialista cubano, pero sin renunciar a continuar con otroUSAID-agencias-usas que puedan tener una verdadera efectividad.

La USAID y la NED, trabajan de forma coordinada con la CIA y el Departamento de Estado para subvertir el proceso político cubano, direccionando su esfuerzo principal sobre los jóvenes, para revertir el proceso revolucionario e instaurar nuevamente el capitalismo que Estados Unidos dirigió desde Washington desde 1898, cuando intervino en la guerra hispano-cubana para escamotearle el triunfo al ejército mambí.

Desde que, en 1996, el presidente William Clinton ordenó el diseño de un programa USAID para Cuba, Estados Unidos ha malgastado más de 260 millones de dólares sin lograr destruir a la Revolución.

Sigue leyendo

Mucho dinero para acabar con la Revolución cubana


Por Arthur González.

Los resultados de las recién concluidas elecciones parlamentarias en Venezuela, son un ejemplo de cómo trabaja Estado Unidos contra gobiernos que no son de su agrado.

Cuba ha sido un laboratorio para tareas similares, pero en circunstancias históricas diferentes, y a pesar de que los yanquis no alcanzaron los objetivos trazados, incluso impedir el triunfo de Fidel Castro, persisten en su deseo de hacer fracasar el modelo socialista para que no sea un ejemplo a seguir por otros países de la región.

En su obstinado empeño, no escatiman un solo centavo para sufragar una guerra sórdida y permanente desde el mismo año 1959.dinero EU

Cuando se revisan los presupuestos de los primeros Programas de Acciones Encubiertas de la CIA, se percibe que nunca dudaron en gastar lo que entendieran necesario, con tal de destruir la naciente Revolución cubana.

Sigue leyendo