Sale a flote la verdad sobre el golpe de estado en Venezuela.


Por Arthur González.

 

Al igual que el mundo conoció la mentira fabricada por Estados Unidos respecto a la existencia de armas químicas en Irak, pretexto para justificar su agresión imperialista con el único propósito de apoderarse de su petróleo, ahora ocurre lo mismo con el golpe de Estado que pretenden darle al presidente constitucional Nicolás Maduro, electo por la mayoría de su pueblo.

Posterior al 23 de enero 2019, fecha en que Juan el Títere Guaidó, se auto proclamó presidente de Venezuela, el mundo ha ido conociendo la verdad del execrable hecho, a pesar de la manipulación comunicacional desplegada por Estados Unidos.

Ya se sabe que el Títere Guaidó viajó a Colombia y de allí a los Estados Unidos, donde recibió las instrucción y seguridad de que sería respaldado en su acción ilegal, a fin de calmarle los miedos ante el temor de ser juzgado por rebelión y sublevación, como hará España con los catalanes que proclamaron su independencia.

En Washington el Títere fue recibido por el asesor de seguridad John Bolton, uno de los ideólogos de ese acto desesperado ante tantos fracasos para sacar a Maduro del poder. Ese viejo halcón participó directamente en el diseño de la mentira contra Irak, cuando servía a la administración de George W. Bush.

También le dieron instrucciones Mike Pompeo, Secretario de Estado y se comenta que el director de la CIA le dio su respaldo para que Guaidó dejara a un lado el desasosiego que lo abrumaba.

Igualmente, salió a luz pública el conocimiento previo del presidente de España Pedro Sánchez, porque “casualmente” el día 22 de enero, su secretario de Estado de Cooperación y para toda Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, se encontraba de visita en Washington y entre las personas con las que se reunió estaba la Subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, vieja oficial de la CIA y otros funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional.

La Subsecretaria Breier confesó a la prensa europea que Estados Unidos había “alentado”, entiéndase presionado, a todos los gobiernos europeos para que respaldaran a Juan el Títere Guaidó, como presidente interino, para no dejar dudas de que Estados Unidos es quien dirige toda la operación subversiva al mejor estilo de los años 60 del siglo XX.

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación español, Josep Borrell, admitió que el Departamento de Estado le avisó del golpe antes de este llevarse a cabo y lo han presionado fuertemente para que España y el resto de los países de la Unión Europea, reconozcan al Títere, y no acepten la conformación de un grupo para el diálogo con Maduro, ratificado por el vicepresidente Mike Pence, quien aseguró que “este no es el momento para el diálogo en Venezuela, sino para la acción”.

Todo encaja y hoy se conoce que el mismo día 23 de enero 2019, el ministro Borrell estaba reunido en Madrid con su homólogo de Portugal, Augusto Santos Silva, analizando los pormenores del llamado grupo de contacto internacional para Venezuela, acordado por la Unión Europea el mes de octubre 2018, de conjunto con algunos países latinoamericanos.

En medio de dicha reunión Duke Buchan III, embajador yanqui en Madrid, informó a Borrell que la fecha del golpe de estado era ese mismo día y Estados Unidos lo reconocería de inmediato, reafirmado por Mike Pence mediante un artículo que publicó el diario The Wall Street Journal el propio 23.

La operación estaba en marcha y todos los detalles aprobados anticipadamente se desarrollaban sin dificultades, incluidas las presiones a la UE y a otros aliados como Canadá y Australia.

Todo indica que España recibió el encargo de explicarle personalmente al canciller de Portugal, dada las relaciones de estos estados con Venezuela, al ser los dos países europeos con mayores intereses allí, pues del millón de ciudadanos de Europa residentes en Venezuela, cerca de 500 mil son españoles y portugueses.

La sumisión de España a Estados Unidos en el tema venezolano tiene sus antecedentes en el 2002, cuando fue el primer país que reconoció al golpista Pedro “El breve”, impuesto por los yanquis.

La fecha seleccionada por Washington para el golpe estuvo relacionada con la celebración en Suiza del Foro de Davos, porque así podían presionar mejor a los presidentes allí presentes.

Informaciones desde España afirman que el criterio de la cancillería española era diferente al del presidente Sánchez, quien al parecer no deseaba quedarse al margen de postura asumida por otros gobiernos europeos, unido a las presiones del Partido Popular y Ciudadanos, ambos seguidores de los yanquis.

Inicialmente el Ministerio de Exteriores no deseaba sumarse al apoyo del golpe, al sentar un precedente que rompía la doctrina Estrada, la cual afirma que “lo que se reconoce diplomáticamente es el Estado, no el Gobierno de turno” y es la primera vez en la historia que se reconoce a un presidente que no controla el funcionamiento del aparato estatal y rompe con quién ostenta el poder de facto como resultado de elecciones populares, aunque se cuestione su legalidad.

La Unión Europea demostró que en política exterior son los Estados Unidos quien la dirige, pisoteando la soberanía de los pueblos.

La intervención militar será el próximo paso que darán los yanquis de no poder consolidar el golpe, como expuso Trump en entrevista con la CBS News.

No se equivocó José Martí cuando afirmó:

“…impedir a tiempo con la independencia de Cuba, que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América.

 

Anuncios

España y su injerencia en los asuntos de Cuba


Por Arthur González.

En plena alianza con Estados Unidos, España trabaja en el apoyo y estimulación de la contrarrevolución cubana, esa que pretenden venderle al mundo como “disidencia”, cuando en realidad es creada, entrenada y financiada desde el exterior.

bandera de españa
Desde el mismo triunfo de la Revolución, los servicios de inteligencia españoles asumieron parte del trabajo de espionaje que llevaba a cabo la estación de la CIA en la Habana, cuando el 3 de enero de 1961 abandonaron la isla ante la ruptura de relaciones.

Oficiales españoles atendieron a los agentes secretos de la CIA, orientándolos a obtener las informaciones de interés y su envío al cuartel general en Langley, Virginia.

En la década de los 80, abastecieron a la contrarrevolución con alimentos, medios para el trabajo subversivo y pagaron sus acciones contra la Revolución, manteniendo ese trabajo con cierta discreción tomando en consideración las relaciones comerciales y sus intereses económicos en la Isla.

La embajada española ha facilitado el acceso a Internet de algunos contrarrevolucionarios, para la remisión de noticias falsas y distorsionadas contra Cuba, y el Centro Cultural Español, creado con la autorización del gobierno cubano, lo convirtieron en un foco de estimulación de actos para derrocar el socialismo, excitados por el trabajo logrado en Europa del Este bajo el Programa Democracia, desarrollado durante la administración de Ronald Reagan. Sigue leyendo

Una burla al sufrimiento del pueblo cubano


Por Arthur González

Desde que el ejército rebelde encabezado por Fidel Castro Ruz, logró derrocar el 1ro de enero de 1959 al dictador Fulgencio Batista, apadrinado y apoyado por Estados Unidos, el imperio le declaró una guerra a muerte para impedir que sus ideas de ayudar al pueblo pudieran llevarse a cabo.

La verdadera historia comenzó un poco antes, según el acta de la última reunión del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, celebrada en diciembre de 1958, en la cual el director de la CIA y el presidente Dwight Eisenhower, coincidieron en que Castro no podía alcanzar el triunfo y tenían que buscar un hombre que, financiando y respaldado por ellos, asumiera el poder en Cuba.

Al no poder evitarFidel en a plaza la victoria de Fidel Castro y ante las primeras medidas populares como la reforma agraria, la rebaja de alquileres, la educación y salud gratuitas, y otras más que cambiaron rápidamente el panorama social cubano, la Casa Blanca dio órdenes precisas a la CIA de preparar programas de Acciones Encubiertas para liquidar el castrismo.

Así surge el Programa Cuba, conocido como Plan Mangosta, en el cual se establece una Guerra Económica con el propósito de “inducir al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, junto a las operaciones psicológicas que acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen, y las de tipo militar para darle al movimiento popular un arma de acción para el sabotaje y la resistencia armada en apoyo a los objetivos políticos”.

Sigue leyendo

Preocupada la CIA por futuro de España


Arthur González

Operación GladioMuchas horas de desvelo, preparación de oficiales y dinero a manos llenas, le costaron a la CIA el diseño de la Operación Gladio, con el objetivo de eliminar del panorama político europeo a los partidos comunistas de Portugal, España, Italia y Francia, como puntos principales. Sigue leyendo

Aclaración de dudas


Arthur González

Felipe-González_ex-presidente-español-EFE-620x330Para aquellas personas que aún no comprenden las causas que motivan las actuales posiciones de España contra Venezuela y los constantes ataques del ex presidente Felipe González sobre la gestión del presidente Nicolás Maduro, ya pueden esclarecerse de la verdad, a partir del papel que la OTAN le asignó recientemente a España; por supuesto con Estados Unidos como principal gestor de la idea. Sigue leyendo

Cuidado, homicida en la vía


Arthur González

Carromero accidenteÁngel Carromero, único responsable de la muerte de los contrarrevolucionarios cubanos Oswaldo Payá Sardiñas y Harold Cepero, obtuvo la libertad condicional y circula desde abril 24 por las avenidas de España, gracias a las presiones de su madrina Esperanza Aguirre, presidenta del Partido Popular de Madrid. Sigue leyendo

España asume la encomienda


Arthur González

Mariano Rajoy-2España lo hizo con Cuba durante el gobierno derechista de José María Aznar, quien propuso en 1997 las sanciones y la llamada “Posición Común” de la Unión Europea, y ahora Mariano Rajoy, lo hace contra Venezuela. Sigue leyendo