Comprobada dirección de EE. UU en provocación contra Cuba


Por Arthur González.

Para lo que no creyeron que Estados Unidos era el diseñador de la más reciente patraña provocativa contra Cuba, ahora podrán reconocer que las denuncias eran bien fundadas.

El miércoles 22.02.2017 Rosa María Payá Acevedo, supuesta “perseguida política” de la Seguridad cubana, quien engañó a los diplomáticos de la entonces Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, y logró que le aprobaran un visado como refugiada política para ella, sus dos hermanos y su madre, llevó a cabo su parte en el espectáculo encomendado, pero sin la participación de Luis Almagro, secretario general de la OEA, como habían ideado los mafiosos de Miami.rosa-maria-y-la-mafia

Los participantes en la teatral provocación fueron solamente diplomáticos de Estados Unidos, Suecia y de la República Checa, quienes además de controlar la conducta de la adiestra contrarrevolucionaria, comprobaron que de perseguida política solo tiene una visa mal otorgada por el Departamento de Estados, que desde hace muchos años hace un uso inadecuado de ese programa en Cuba.

Es conocido que las personas que reciben una visa de refugiados políticos para ingresar a Estados Unidos, tienen suficientes beneficios económicos como son seguro médico, una pensión monetaria mensual, facilidades de vivienda y de trabajo, todo con dinero de presupuestos federales provenientes de los impuestos pagados por los ciudadanos estadounidenses.

El espectáculo se realizó en la sala de su vivienda ubicada en el municipio Cerro, la cual no ha perdido a pesar de haber viajado con esa visa hacia los Estados Unidos, pero bajo la nueva ley migratoria cubana puede viajar y permanecer hasta 24 meses fuera de Cuba, sin ser considerada una emigrada.

Acogida a esa nueva legislación y como prueba de su mentira de ser una perseguida política, Rosa María retorna a Cuba varias veces en el año, siempre para llevar a cabo actividades contra la Revolución, con el fin de ser reprimida algún día, algo que hasta la fecha no ha sucedido.

La provocación se efectuó sin ninguna intervención de la policía y en todo momento se percibió su frustración al no haber podido contar con la presencia del ex presidente mexicano Felipe Calderón y la ex ministra chilena Mariana Aylwin, como estaba previsto para el show mediático.

En primera línea también estuvieron algunos miembros de la prensa extranjera, esos que reciben órdenes de sus casas matrices para conformar la guerra mediática contra Cuba; sin embargo no interpelaron a los diplomáticos norteamericanos, suecos y checos sobre las razones para estar en una actividad contra la Revolución, en clara violación de las normas establecidas en el artículo 41-1 de la Convención de Viena de 1961, que define que las misiones diplomáticas están obligadas a no inmiscuirse en los asuntos internos del Estado receptor.

Hechos como ese han sido protagonizados en el pasado por asalariados de Miami, como fueron los llamados “ayunos” y “huelgas de hambre” convocados por Martha Beatriz Roque Cabello, Vladimiro Roca, René Gómez Manzano, Félix Bonne, Raúl Rivero, Elizardo Sánchez Santa Cruz Pacheco, Yndamiro Restano, Lázaro Cabrera Puente, María Elena Cruz Varela, Ricardo Bofill, Tania Díaz Castro y otros más.

Esos que vivieron y aún viven de los dólares que envía Miami para sostener una imagen de “disidencia” interna, también conformaron en su época decenas de comisiones, centros, partidos, comités, consejos, confederaciones y muchos títulos más, para justificar los cientos de miles de dólares enviados desde Estados Unidos, y a la vez poder disfrutar de la buena vida en Cuba, tal y como hizo Oswaldo Payá, quien pudo vacacionar anualmente en la playa de Varadero.

Al parecer en el Departamento de Estado y en la CIA, falta la memoria histórica de sus fracasos en conformar una oposición interna a la Revolución, y el personal especializado en contabilidad que pueda calcular los costos y las pérdidas de cientos de millones de dólares en supuestos proyectos que nunca tuvieron éxito.

Rosa María camina por un sendero muy trillado, por donde transitaron antes decenas de supuestos opositores, muchos de ellos agentes de la Seguridad del Estado que denunciaron las instrucciones y preparación que recibieron por “diplomáticos” norteamericanos.

Este hecho puede darle al presidente Donald Trump una clara idea de cómo durante más de medio siglo, los funcionarios del Departamento de Estado han manipulado los visados de refugiados políticos, con un alto costo para los fondos federales y quizás se decida a cortar de una vez ese relajo, tal y como hizo su antecesor Barack Obama con la política de pies secos-pies mojados.

Si Trump solicitara datos al Departamento de Estados sobre la cantidad de visas otorgadas en el programa para Cuba de refugiados políticos, se sorprenderá al constatar que en los últimos 20 años han aprobado más de 70 mil visas de ese tipo, sin que en realidad ninguno de los beneficiados clasificara para ello, de acuerdo al concepto establecido por el Alto Comisionado de las Naciones Unidos para los Refugiados.

Algo que prueba la falsedad de esa condición es que la casi totalidad de ellos visita la Isla de forma regular, sin que ninguno haya sido apresado ni reprimido, entre ellos la “refugiada política” de Estados Unidos, Rosa María Paya Acevedo.

Por esas miserias humanas recordamos siempre a José Martí cuando dijo:

“Anchas tumbas construyen con sus propias manos las maldades”.

Estados Unidos se hunde en el lodo


Por Arthur González

No hay que ser erudito para percatarse de cuanto se hunden los Estados Unidos en su afán por satanizar gobiernos que no son de su agrado; así ocurre con Cuba desde hace medio siglo.

Sus documentos desclasificados prueban que la mentira y la tergiversación están presente en cada acción ejecutada para intentar desacreditar a la Revolución cubana, algo que repiten con la República Bolivariana de Venezuela.

Si revisamos la historia comprobamos como el 02.01.1961, el entonces canciller cubano Raúl Roa, acusaba ante el Consejo de Seguridad de la ONU al gobierno de los EE.UU. de preparar una invasión a Cuba. Sin embargo, presionado por Washington el Consejo de Seguridad rechazaba el 05.01.1961 la denuncia cubana, sin someterla a votación.

A la vez que Estados Unidos negaba formalmente la existencia de tales planes, el 17 de abril del mismo año el Gobierno estadounidense lanzaba la invasión con el empleo de la brigada mercenaria nombrada 2506, siendo derrocada en 62 horas por el pueblo cubano.

Así está preñada de hechos los últimos 58 años, pero a pesar de sus fracasos no cesan de ejecutar las mismas acciones, con tal de destruir el socialismo cubano que tanto odian.

El escenario de hoy es otro, pero los que reciben un pago de Estados Unidos para ejecutar planes contra el pueblo cubano, continúan actuado de la misma forma.

el-sexto-4Ahora el turno le ha tocado a Danilo Maldonado, elemento adicto a la cocaína al que han califican como “artista grafitero”, cuya única obra consiste en escribir sobre muros de la ciudad la palabra El sexto, sin más trabajo que mostrar, pero lo utilizan para la ejecución de actividades propagandística contra Cuba.

Al igual que hicieron antes con un ex policía de la tiranía de Fulgencio Batista, el terrorista Armando Valladares, a quien en su afán por crear una imagen distorsionada de Cuba llegaron a nombrarlo representante de Estados Unidos ante la extinta Comisión de Derechos Humanos de la ONU, a sabiendas que era un mentiroso y había engañado a personalidades mundiales haciéndose pasar invalido y poeta; ahora le financian viajes a Maldonado a Miami, Washington y Ginebra, para hablar falsedades de su propio país, como si en la era de Internet y Facebook la gente no conociera la realidad de ese personajillo, sus antecedente y la verdadera situación cubana.

En esa línea de actuación, los integrantes de la mafia terrorista anticubana que ocupan asientos en el Congreso estadounidense, el pasado 16.02.2017 llevaron a Maldonado ante el Subcomité del Senado sobre el Hemisferio Occidental, dedicado a la Democracia, Derechos Humanos, Crimen internacional y asuntos de la Mujer, en Estados Unidos, con el objetivo de que este solicitara “solidaridad con la causa de la democracia en Cuba”.

Para los entendidos, con solo observar la forma de mirar y actuar del asalariado más reciente de los yanquis, pueden percatarse que su mirada no es la de una persona equilibrada psíquicamente, quien por demás no tiene currículo laboral ni académico y menos artístico, algo que descalifica a cualquiera para ser presentado ante altos funcionarios de un país.

Su show mediático estuvo diseñado por miembros de la mafia anticubana como el senador Marco Rubio y apoyado por Bob Menéndez, acusado el pasado año de hechos de corrupción; ambos con ancestros cubanos que sienten un odio feroz por Cuba.

Tener que acudir a un elemento como el mencionado Danilo Maldonado, demuestra la ausencia de personas de reputación profesional dentro de Cuba que apoyen los planes contra la Revolución, lo cual en vez de perjudicar al pueblo cubano lo enaltece, pues en cada marcha celebrada en Plazas y Avenidas de la Isla son millones de personas las que prueban el apoyo que le brindan al proceso revolucionario.

Ante la carencia de verdaderos artistas que se presten a acusar a su patria con mentiras creadas y pagadas desde Miami, los integrantes de la mafia anticubana, usando fondos federales, le sufragan un viaje a Maldonado para que asista a la Novena Cumbre Anual para los Derechos Humanos y la Democracia, a celebrarse  del 20 al 21 febrero de 2017 en Ginebra.
Sigue leyendo

Persiste Estados Unidos en formar opositores a la Revolución


Por Arthur González

Haciéndose los sordos ante las denuncias de Cuba y como si fueran los emperadores del mundo, los Estados Unidos persisten en impartir clases de liderazgo a jóvenes cubanos residentes en la Isla, con el propósito de desmontar el socialismo desde adentro.

Para lograrlo lanzaron una nueva convocatoria para diez becas mediante la organización Líderes Sociales, plateando sin ambages que el interés perseguido es “promover el desarrollo profesional juvenil y fortalecer la sociedad civil cubana”.

¿Cómo reaccionarían las autoridades estadounidenses si Cuba decidiera organizar becas para que jóvenes de ese país cursaran estudios para lograr democratizar esa sociedad de tanta desigualdad, organizarlos con el fin de luchar contra la discriminación racial y de género que existe en Estados Unidos?

Seguramente que las amenazas de recrudecer las sanciones estarían entre las medidas a tomar, e incluso hasta podría ventilarse en el Consejo de Seguridad como un caso de exportación de la Revolución.

Según sitios de noticias anticubanos, los requisitos para optar por una de las diez becas son: ante todo ser ciudadano cubano residente en Cuba, tener entre 20 y 35 años de edad y experiencia de trabajo en una organización de la sociedad civil, entiéndase de la contrarrevolución, o en iniciativas que buscan mejorar las comunidades.

La convocatoria se lanzó el 11 de enero y el cierre de las solicitudes es el 9 de marzo de 2017.

Los especialistas en temas subversivos de golpes suaves, siguiendo las teorías del experto Gene Sharp, ponen todo su empeño para aprovechar el cambio generacional en Cuba, con la ilusión de trasladar sus experiencias en el antiguo campo socialista europeo para desmontar el socialismo cubano.

Para eso no toman en cuenta que antes de existir socialismo en la Isla, existió un sistema capitalista que no ofreció al pueblo oportunidades, y que solo con la Revolución se erradicó el analfabetismo, las desigualdades, el desempleo y el llamado tiempo muerto en los campos.

Ahora todos tienen las mismas oportunidades de estudiar gratuitamente hasta la Universidad; tener un sistema de salud como no tienen los propios Estados Unidos, donde la mortalidad infantil pasó del 60 por mil nacidos en 1958 a un 4,3 en 2016; un acceso total a la cultura; a la seguridad social y ser tratados como seres humanos, algo por lo que cubanas y cubanos lucharon para alcanzarlo.

Estados Unidos mantiene intacta su guerra económica contra Cuba para lograr la insatisfacción de las necesidades del pueblo, y mediante sus campañas de guerra psicológica, hacerle creer que el socialismo es incapaz de satisfacerlas, algo reconocido por la CIA en un informe desclasificado en 1998 que se encuentra en la biblioteca JFK, caja # NLK  47-104.

En dicho documento la CIA afirma:

[…] Las medidas de aislamiento económico, político y psicológico de Cuba con respecto a América Latina y al mundo libre, y la construcción de un sistema de defensa contra la subversión Castro-Comunista, han sido en buena parte responsables de las actuales dificultades económicas de Castro, pero pudieran adoptarse nuevas y eficaces medidas de guerra económica […]

Esos planes subversivos no se los exponen a los jóvenes cubanos para que conozcan la crueldad con la que han sido tratados sus abuelos y padres desde hace casi 60 años, a lo que se suman las plagas y enfermedades que introdujeron en la Isla para matar de hambre y enfermedades al pueblo.

Al parecer 58 años de fracasos no son suficientes para seguir malgastando el dinero de los contribuyentes en viajes y cursos que al final tampoco tendrán los resultados esperados.

Sabio fue José Martí cuando sentenció:

“Los necios desdeñan la riqueza pública”.

 

 

 

Organizan provocación con participación del secretario general de la Organización de Estados Americanos


Por Arthur González

luis-almagro

            Luis Almagro

En un arranque de desespero la mafia terrorista anticubana de Miami organiza un show provocativo contra Cuba, para ello seleccionaron como protagonista principal a Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), y como figurante a la asalariada Rosa María Payá Acevedo, quien salió de la Isla con una visa de refugiada política por el inventado “peligro para su vida”.

Desde que arribó a Estados Unidos Rosa María recibió la protección del senador Marco Rubio y los congresistas Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, quienes le han sufragado viajes a Europa y América Latina en intentos fallidos de acusar al Gobierno cubano de la muerte de su padre, el también asalariado Oswaldo Payá Sardiñas.

Como prueba de sus mentiras Rosa María Payá regresa a La Habana sistemáticamente, evidenciando que no es perseguida política y mucho menos reprimida por las autoridades.

Ahora, demostrando total impaciencia por presentarle cuanto antes pruebas a Donald Trump, para que elimine todas las medidas tomadas hacia Cuba por Barack Obama, pretenden ejecutar una gran provocación con la entrega del inventado Premio Oswaldo Payá, Libertad y Vida, el próximo 22 de febrero 2017, con la colaboración propagandística de algunas agencias de prensa extrajeras.

rosa-maria-aznar

             Rosa María y Jose María Aznar

Según argumentó la asalariada de Miami, al secretario de la OEA le fue conferido ese “merito” debido a la supuesta actuación destacada en “defensa de la democracia, su coherente proceder ante las coyunturas políticas y sociales que atraviesan algunos de los países en crisis y regresión democrática en Latinoamérica”, lo que prueba fehacientemente la complicidad de Almagro con Estados Unidos en su política contra los gobiernos de izquierda de la región.

Ese Premio lo inventó la propia Rosa María con el apoyo de la mafia anticubana para crear la provocación dentro de Cuba, pues ella es residente en Estados Unidos bajo la categoría de refugiada política y el mismo Almagro radica en Washington, por lo que el viaje a la Habana es parte del espectáculo que desean montar para desafiar al Gobierno revolucionario.

Oswaldo Payá murió en un accidente de tránsito mientras repartía dinero a otros contrarrevolucionarios, enviado por Esperanza Aguirre del Partido Popular Español, al conducir a exceso de velocidad Ángel Carromero, dirigente de las juventudes del Partido Popular de España, por lo que fue sancionado por homicidio, sanción ratificada por las Cortes de España, donde denegaron las denuncias sin pruebas que pretendió presentar su viuda Ofelia Acevedo y la propia Rosa María, siguiendo las instrucciones de la mafia anticubana.

Rosa María Payá Acevedo, supuesta perseguida política en la Isla, llegó a La Habana el miércoles 15 de febrero 2017 para preparar el show mediático, pues Cuba no pertenece a la OEA debido a la maniobra política preparada por la CIA en 1962, según consta en el documento Proyecto Cuba, conocido como  desclasificado y publicado por el Departamento de Estado en el Volumen X del Foreign Relations USA, 1961-1963, páginas 691-695.

De acuerdo con lo expuesto en dicho documento, “se espera obtener amplio respaldo del Hemisferio Occidental para una resolución de la OEA en su reunión del 22.01.1962, que condene a Cuba y la aíslen del resto del Hemisferio”.

Y se afirma sin rodeos:

La reunión de la OEA será apoyado por demostraciones públicas en América Latina, generadas por la CIA y las campañas psicológicas asistidas por la Agencia de Información de Estados Unidos, USIA”.

“La mayor tarea para nuestra hábil diplomacia es alentar a los líderes latinoamericanos a desarrollar operaciones independientes, similares a este Proyecto, buscando una rebelión interna del pueblo cubano contra el régimen comunista”.

En esta nueva conjura participan Cynthia Arnson, directora del programa latinoamericano del Woodrow Wilson International Center for Scholars, la cual declaró a la prensa: “una visita de Almagro a Cuba sería sin precedentes, no solo por la presencia institucional de la OEA en Cuba a través de su Secretario General, sino también por recibir un premio que honra a un disidente cubano”.

Por su parte Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, afirmó a la AP: “si La Habana impidiera el ingreso de Almagro a su territorio generaría una reacción muy fuerte en Washington y otras capitales del continente, especialmente cuando el gobierno de Raúl Castro busca abrirse al mundo con reformas económicas y normalizando relaciones diplomáticas con Estados Unidos”.

“La visita encajaría con la postura que Almagro ha asumido sobre los derechos humanos en Venezuela. Él quiere proyectar esa imagen y mostrar su compromiso con los derechos humanos en Cuba y Venezuela”.

No hay secretos de lo que se prepara contra Cuba, evidenciándose que pretenden ofrecer pretextos a Trump para demostrar sus falsas acusaciones.

La joven asalariada de Miami y los que se sumaron al proyecto de provocación, parecen desconocer la historia de Cuba y cómo su pueblo ha sabido resistir y vencer todos los planes de la CIA que en 58 años no han logrado ver sus sueños hechos realidad.

Habrá que observar con qué tipo de visa ingresa Almagro y otros que se sumen al show, pues como turistas saben que no pueden hacer otras actividades, exponiéndose a violar las leyes cubanas, similares a las de otros países de la región.

Ante estas acciones recordamos a José Martí cuando dijo:

“…la prudencia puede refrenar, pero el fuego no sabe morir”

“Damas” de Blanco pretenden involucrar a la Iglesia Católica cubana


Por Arthur González

Utilizando viejas artimañas, Berta Soler, asalariada del gobierno de Estados Unidos, intentó nuevamente implicar a la alta jerarquía católica cubana, para que la apoyen en sus campañas tendenciosas contra la Revolución.

Durante años la grosera y corrupta “disidente” trató de atraer a sus patrañas al Cardenal Jaime Ortega Alamino, sin lograrlo, llegando a faltarle el respeto y ofenderlo en varias oportunidades, ante la negativa de este.

Aunque Ortega Alamino recibió de mala gana a Berta Soler, nunca cayó en la trampa tejida desde Miami, algo que le ganó el repudio de la mafia terrorista anticubana, al no aceptar mentir ante Dios y consentir las mentiras de las inventadas golpizas que dicen recibir de la policía cubana.

damas-provocacionesJamás ninguna de las “disidentes” ha podido demostrar esos hechos y se conoce que se lanzan al suelo en plena calle para interrumpir el tránsito y provocar alteraciones del orden, por lo que son trasladadas por policías mujeres que no portan armas, ni gases lacrimógenos como se observa cotidianamente en otros países.

Las campañas mediáticas que se desarrollan en Estados Unidos desde hace semanas, pretenden crear la ilusión de que existe un incremento de la “represión”, todo con el fin de presionar al nuevo presidente de Estados Unidos para que dé marcha atrás a las medidas tomadas en relación a Cuba, por el presidente saliente Barack Obama.

Es público que, la mafia anticubana miamense encabezada por Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Marco Rubio, se opone al restablecimiento de relaciones diplomáticas, el incremento de licencias para viajar a Cuba, el comercio y todo lo que permita una normalización entre los dos países.

Para lograrlo financian los viajes de los “disidentes” a Miami, donde reciben entrenamiento para sus actos provocativos y las conferencias de prensa, a pesar de que cada día prestan menos atención a las denuncias de las inventadas represiones que no ven las diferentes denominaciones religiosas presentes en la Isla, ni los cientos de agencias de prensa extranjeras, ni las más de cien misiones diplomáticas y mucho menos los 4 millones de turistas extranjeros que anualmente visitan Cuba.

En un desesperado empeño por retomar el protagonismo perdido por su estilo dictatorial y grosero, Berta Soler insistió en varias oportunidades para que el Arzobispo de La Habana, monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez, la recibiera, audiencia que se materializó en días pasados.

Una vez concluido el encuentro, la asalariada procedió de inmediato a informar a las agencias de noticias de Miami que habían recibido del prelado su bendición y las escuchó con atención.

Hay que recordar que las llamadas “Damas” de Blanco nunca fueron recibidas por los tres Papas que visitaron la Isla desde 1998, pues la alta jerarquía de la Iglesia Católica conoce perfectamente la baja catadura de su “presidenta” y demás integrantes, quienes cobran cientos de dólares mensuales por los espectáculos que les orientan ejecutar, careciendo de apoyo popular y credibilidad de la prensa extranjera.

La Iglesia tiene mucha experiencia para dejarse involucrar en acciones que solo le restarían el papel que han logrado alcanzar en Cuba los últimos años y su amplia estrategia no puede ser empañada por una docena de mujeres carentes de ideología y a quienes solo las moviliza el dinero de Miami.

No se equivocó José Martí cuando afirmó:

“Nada lastima tanto como un ser servil; parece que mancha; parece que hace constantemente daño.”

Lo que deben conocer algunos “disidentes cubanos”


 Por Arthur González.

Esos personajes denominados “disidentes”, fabricados por Estados Unidos para sus campañas en contra de la Revolución cubana que tanto odian, deberían conocer algunas cosas que no pasan en Cuba gracias al socialismo.

El pasado 12.02.2017 la prensa mexicana publicó en titulares la muerte de un niño en el hospital del municipio Acatzingo, estado de Pueblas, en el Hospital Doctor y General Rafael Moreno Valle, por la falta de médicos que lo asistieran, siendo el tercer niño que fallece por la misma causa.

Eso no pasa en la isla socialista desde 1961, a pesar de las campañas mediáticas que a diario se tejen, con el fin de intentar satanizar su sistema político, económico y social.ninos-cubanos

Al triunfar la Revolución encabezada por Fidel Castro, el sistema de salud era mayoritariamente privado y en las zonas rurales solo existía un hospital con 10 camas y sin médicos, por lo que morirse era el destino de los campesinos y cubanos pobres sin recursos para pagar la asistencia médica.

Algunos tenían que comprometer su voto electoral para algún político, con el propósito de obtener una cama en un hospital público, que por demás carecían de muchas especialidades y equipamientos de avanzada.

Hoy para cualquier cubano, sin importar sus ideas políticas, la salud es un derecho, y someterse a una compleja operación de corazón o un trasplante de órganos, no le cuesta un solo centavo.

Muchos de los elementos contrarrevolucionarios al servicio de Estados Unidos, asisten sistemáticamente a consultas de altos especialistas sin que se le niegue la atención, a pesar de trabajar diariamente por un cambio de régimen.

Sin embargo, en ese hospital mexicano un adolecente de 12 años, atropellado por un vehículo cuando se dirigía a su escuela, falleció al no poder recibir la atención médica en el hospital de Traumatología y Ortopedia “Doctor y General Rafael Moreno Valle”, porque esa institución no contaba con especialistas.

Claro está que ese menor pertenecía a una familia de escasos recursos que no tenía dinero para trasladarlo a una clínica privada.

De eso las organizaciones de Derechos Humanos que tantas acusaciones hacen contra Cuba y del propio Parlamento Europeo, no dicen una sola palabra, pero es lo que pudiera pasarles a miles de cubanos si el país volviera al sistema capitalista de 1958, como desean los llamados “opositores” internos financiados desde Miami.

No hay peor ciego que el que no quiera ver y a pesar de la Guerra Económica impuesta por Estados Unidos, el sistema de salud de la Cuba socialista es un ejemplo para el mundo, e incluso compartido con miles de ciudadanos de países del tercer mundo que no cuentan con sistemas de salud como el cubano.

Gracias a la Revolución socialista, Cuba posee un médico por cada 133 habitantes, y según la Organización Mundial de la Salud, es la nación mejor dotada en ese sector.

The New England Journal of Medecine, la más prestigiosa revista médica del mundo, hace un tiempo publicó un artículo en el que afirma:

“El sistema de salud cubano parece irreal. Hay demasiados doctores. Todo el mundo tiene un médico de familia. Todo es gratuito, totalmente gratuito […]. A pesar del hecho de que Cuba dispone de recursos limitados, su sistema de salud ha resuelto problemas que el nuestro [de EE.UU.] no ha logrado resolver todavía. Cuba dispone ahora del doble de médicos por habitante que EE.UU.

Los “disidentes” que apoyan el mantenimiento de la Guerra Económica que dura ya casi 60 años, deberían sacar cuentas de los que les pasaría a ellos y a sus familiares de suceder la deseada vuelta atrás en Cuba, porque ninguno es de procedencia burguesa y muchos son además de raza negra, lo cual era un pecado en el sistema capitalista, por tanto, volverían al mismo lugar de donde los sacó en 1959 la Revolución.

Por eso José Martí expresó con mucha razón:

“El sol quema con la misma luz con que calienta. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan más que de las manchas, los agradecidos hablan de la luz”.

Empresarios de origen cubano fabrican mentiras contra Cuba


Por Arthur González.

Sin cambiar su viejo lenguaje hacia la Revolución cubana, con el propósito de mantener una matriz de opinión contra el pueblo de Cuba, un grupo de empresarios norteamericanos de origen cubano y de la mal llamada Fundación para los Derechos Humanos en Cuba, ha convocaron a un concurso con el fin de “contener y revertir la pobreza” en la Isla, situación que no se ajusta a la verdad.

Sin embargo, no dicen una sola palabra del estado deplorable en que sus padres y abuelos dejaron a Cuba en 1959, cuando salieron huyendo de la justicia o haciéndole casos a las campañas de terror fabricadas por la CIA, como ocurrió con la conocida Operación Peter Pan.

¿De qué pobreza hablan esos norteamericanos en Cuba?

Esos que nunca han pisado el suelo cubano para comprobar la obra revolucionaria, desconocen que para el Gobierno cubano el derecho del pueblo a la alimentación es una prioridad y forma parte de la seguridad nacional, a pesar de las escaseces causadas por la política de Guerra Económica impuesta por Estados Unidos desde 1961.

Cuba garantiza, con precios subsidiados, alimentos básicos a la totalidad de la población, que incluyen granos, cereales, proteína de origen animal, grasa, sal y azúcar, con independencia de los ingresos económicos y posición política de cada persona y su familia.

pobreza-en-usa

En EEUU hay 45 millones de personas viviendo en la pobreza

Igualmente, se garantiza un litro de leche diario a todos los niños de 0 a 7 años, algo que en EE.UU. no se hace; de ahí que según el Fondo Monetario Internacional (FMI) afirmara entre sus previsiones económicas, que “actualmente en los Estados Unidos existen 46 millones de ciudadanos estadounidenses en niveles de pobreza, lo que puede generar tensiones sociales significativas”.

Con el fin de crear una imagen falsa respecto a la realidad cubana, cuatro empresarios radicados en Miami lanzaron una segunda edición de un concurso denominado Ideas para Cuba, con el supuesto fin de obtener algunos proyectos sobre las leyes y reformas que se necesitan para contener y revertir lo que ellos califican de “creciente pobreza en Cuba”, algo irreal de acuerdo con el criterio de organismos económicos internacionales.

Según los empresarios miamenses Jorge Sanguinetty, Armando Rodríguez, Marlene Moleón y Salvi Pascual, las mayores dificultades de la pobreza en Cuba “son la escasez de alimentos, la falta o deterioro grave de la vivienda y del servicio de transporte, el precario poder adquisitivo de salarios y pensiones”, pero ocultan lo que sufre el pueblo cubano a causa de la Guerra Económica.

Al parecer ellos nunca leyeron el documento oficial yanqui, fechado el 6 de abril de 1960, donde el entonces Subsecretario de Estado para Asuntos Iberoamericanos de los EE.UU. Lester D. Mallory, afirma:

“No existe una oposición política efectiva en Cuba; por tanto, el único medio previsible que tenemos hoy para enajenar el apoyo interno a la Revolución es a través del desencanto y el desaliento basado en la insatisfacción y las dificultades económicas.

Debe utilizarse prontamente cualquier medio concebible para debilitar la vida económica de Cuba. Negarle dinero y suministros para disminuir los salarios reales y monetarios, a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del Gobierno”.

A pesar de los casi 60 años de esa criminal Guerra Económica, Cuba es reconocida por sus avances en la protección de sus niños, y así lo afirma la UNICEF en sus informes, enfatizando que “Cuba es un ejemplo en la protección de la infancia y en la Isla no hay ningún niño durmiendo en las calles”. Sigue leyendo