“Damas” de Blanco pretenden involucrar a la Iglesia Católica cubana


Por Arthur González

Utilizando viejas artimañas, Berta Soler, asalariada del gobierno de Estados Unidos, intentó nuevamente implicar a la alta jerarquía católica cubana, para que la apoyen en sus campañas tendenciosas contra la Revolución.

Durante años la grosera y corrupta “disidente” trató de atraer a sus patrañas al Cardenal Jaime Ortega Alamino, sin lograrlo, llegando a faltarle el respeto y ofenderlo en varias oportunidades, ante la negativa de este.

Aunque Ortega Alamino recibió de mala gana a Berta Soler, nunca cayó en la trampa tejida desde Miami, algo que le ganó el repudio de la mafia terrorista anticubana, al no aceptar mentir ante Dios y consentir las mentiras de las inventadas golpizas que dicen recibir de la policía cubana.

damas-provocacionesJamás ninguna de las “disidentes” ha podido demostrar esos hechos y se conoce que se lanzan al suelo en plena calle para interrumpir el tránsito y provocar alteraciones del orden, por lo que son trasladadas por policías mujeres que no portan armas, ni gases lacrimógenos como se observa cotidianamente en otros países.

Las campañas mediáticas que se desarrollan en Estados Unidos desde hace semanas, pretenden crear la ilusión de que existe un incremento de la “represión”, todo con el fin de presionar al nuevo presidente de Estados Unidos para que dé marcha atrás a las medidas tomadas en relación a Cuba, por el presidente saliente Barack Obama.

Es público que, la mafia anticubana miamense encabezada por Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Marco Rubio, se opone al restablecimiento de relaciones diplomáticas, el incremento de licencias para viajar a Cuba, el comercio y todo lo que permita una normalización entre los dos países.

Para lograrlo financian los viajes de los “disidentes” a Miami, donde reciben entrenamiento para sus actos provocativos y las conferencias de prensa, a pesar de que cada día prestan menos atención a las denuncias de las inventadas represiones que no ven las diferentes denominaciones religiosas presentes en la Isla, ni los cientos de agencias de prensa extranjeras, ni las más de cien misiones diplomáticas y mucho menos los 4 millones de turistas extranjeros que anualmente visitan Cuba.

En un desesperado empeño por retomar el protagonismo perdido por su estilo dictatorial y grosero, Berta Soler insistió en varias oportunidades para que el Arzobispo de La Habana, monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez, la recibiera, audiencia que se materializó en días pasados.

Una vez concluido el encuentro, la asalariada procedió de inmediato a informar a las agencias de noticias de Miami que habían recibido del prelado su bendición y las escuchó con atención.

Hay que recordar que las llamadas “Damas” de Blanco nunca fueron recibidas por los tres Papas que visitaron la Isla desde 1998, pues la alta jerarquía de la Iglesia Católica conoce perfectamente la baja catadura de su “presidenta” y demás integrantes, quienes cobran cientos de dólares mensuales por los espectáculos que les orientan ejecutar, careciendo de apoyo popular y credibilidad de la prensa extranjera.

La Iglesia tiene mucha experiencia para dejarse involucrar en acciones que solo le restarían el papel que han logrado alcanzar en Cuba los últimos años y su amplia estrategia no puede ser empañada por una docena de mujeres carentes de ideología y a quienes solo las moviliza el dinero de Miami.

No se equivocó José Martí cuando afirmó:

“Nada lastima tanto como un ser servil; parece que mancha; parece que hace constantemente daño.”

Anuncios

Senador Marco Rubio se opone a Ley de Ajuste Cubano


Por Arthur González

El senador republicano Marco Rubio, miembro de la mafia terrorista anticubana radicada en Miami, se declaró opuesto a los beneficios que otorga la Ley de Ajuste Cubano, los que consideró como “abusos en el sistema de beneficios a los refugiados cubanos”, de acuerdo a sus declaraciones el pasado 05.01.2017 a la prensa miamense.marco-rubio

¿Dónde estaba todos estos años el Senador que solo ahora se ha venido a dar cuenta de la farsa, desde que en 1966 la mencionada Ley fuera aprobada?

Desde sus inicios dicha Ley, que otorga beneficios extraordinarios solo a los cubanos, se diseñó con la malsana intensión de tergiversar la realidad de la Revolución cubana, como parte de la guerra psicológica creada por especialistas de la CIA para fomentar matrices de opinión en su contra, lo mismo que siguen haciendo con las campañas mediáticas sobre supuestas detenciones arbitrarias y la “represión” a los llamados “disidentes”.

El primer paso en esa dirección se llevó a cabo en enero de 1959 cuando le dieron refugio a los asesinos y ladrones del régimen de Fulgencio Batista, que huyeron de la justicia cubana con bolsas repletas de millones de dólares y les permitieron quedarse a residir en territorio de Estados Unidos, a pesar de las reclamaciones oficiales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

Precisamente para ayudarlos, el Presidente Dwight Eisenhower inauguró en diciembre de 1960 el Centro de emergencia de Refugiados cubanos en Miami, dando inicio a la categoría de “refugiados” para aquellos que arribaban a los Estados Unidos, sin fundamento legal para eso.

De acuerdo con documentos desclasificados, la CIA utilizó a los llamados “exiliados” para actividades subversivas, estableciendo bases de entrenamiento militar para la invasión mercenaria por Bahía de Cochinos en abril de 1961.

Posteriormente, en 1961, el presidente John F. Kennedy, aprobó el Programa de Refugiados Cubanos (Cuban Refugee Program), destinado a facilitar la integración de los “exiliados”, con el supuesto objetivo de “ayudar a toda persona que huía del régimen y situarla en las mejores condiciones para adaptarse y disponer de un mejor nivel de vida”, además de comprometerlas con el Gobierno yanqui en sus acciones agresivas contra la Revolución.

A partir de esos beneficios ratificados y ampliados por el presidente Lyndon Johnson, el 2 de noviembre de 1966, con la firma de la Ley Pública 89-732, conocida como “Cuban Adjustment Act”, o “Ley de Ajuste Cubano”, cientos los prófugos de la justica revolucionaria lograron ajustar su estatus migratorio en Estados Unidos, a sabiendas de sus autoridades que tenían decenas de crímenes y delitos comunes en su aval como esbirros de la tiranía batistiana, o por acciones terroristas cometidas al servicio de la CIA.

Ahora medio siglo después, el senador Rubio se viene a percatar que ninguno de los cubanos que arriban a Estados Unidos, procedentes de Cuba o de cualquier país del mundo, no es un perseguido político y solo buscan favorecerse económicamente de una política fabricada para intentar lesionar la imagen y credibilidad de la Revolución, algo que nunca lograron y menos en estos momentos con la entrada a la Isla de 4 millones de visitantes anuales que pueden comprobar tales falsedades.

Como un boomerang, el engendro de Ley se les ha venido encima en momentos en que la crisis económica golpea severamente a Estados Unidos y en especial al estado de Florida, verdadero motivo por el cual Marco Rubio pretende revocar parcialmente lo estipulado en el marco legal, pero al presentar su proyecto a discusión del Congreso no le quedará más remedio que reconocer los vicios de derecho que contiene la Ley de marras. Sigue leyendo

Evidentemente “The Washington Post” no sabe leer


Por Arthur González.

Como si fuera un boxeador a punto de recibir un knock out, el diario “The Washington Post” lanza golpes a ciegas contra la nueva Directiva Presidencial, PPD-43, firmada por Barack Obama, sobre la política de Normalización de las Relaciones con Cuba, acusándolo de enviarle un mensaje equivocado al presidente cubano Raúl Castro.

Es sabido que ese diathe-washington-postrio estadounidense defiende los intereses más reaccionarios de la comunidad cubana radicada en Estados Unidos, con especial preferencia de los miembros de la mafia terrorista anticubana de Miami, integrada por esbirros del dictador Fulgencio Batista y sus descendientes; asesinos, torturadores y ladrones, que sienten odio visceral por la Revolución.

Recientemente el FBI desclasificó documentos sobre esos cubanos, ratificando sus acciones terroristas en Estados Unidos, por tanto, la verdad sale a flote respecto a esos auto titulados “exiliados”, cuando realmente muchos son prófugos de la justicia cubana por cometer delitos comunes.

En sus ataques a la mencionada Directiva, ese diario demuestra su incapacidad para leer e interpretar la letra de la misma, que en ningún momento pretende ayudar al gobierno cubano.

Para demostrar que las intenciones de Estados Unidos continúan la misma línea trazada en 1959 por el presidente Dwight Eisenhower, solo deben prestarles atención a los proyectos para desmontar el socialismo desde adentro, en una simbiosis filosófica con el “Proyecto Democracia”, aprobado por el presidente republicano Ronald Reagan, con el cual logró acabar con el socialismo en Europa del Este.

La candidata presidencial por el partido demócrata, Hillary Clinton, lo confirmó en agosto del 2015 en Miami, cuando defendió la nueva política hacia Cuba, al afirmar:

[…] “pude comprender que nuestra política de aislar a Cuba estaba fortaleciendo las garras de Castro en el poder en vez de debilitarlas, lo cual perjudicaba nuestros esfuerzos para restablecer el liderazgo de Estados Unidos en todo el hemisferio […] estábamos ayudando al régimen para que mantuviera a Cuba como una sociedad cerrada y controlada, en vez de promover la apertura positiva a la influencia externa en la misma forma que lo hicimos de forma tan efectiva con el antiguo bloque Soviético y en otros lugares…”

Los periodistas de “The Washington Post” parece que no comprenden que las relaciones diplomáticas no persiguen ayudar al gobierno socialista, sino minarlo desde adentro al ejercer influencia directa sobre su población, mediante el traslado de los valores que defiende Estados Unidos, y poco a poco trabajar a los jóvenes, y a aquellos cubanos que está acogidos a las licencias otorgadas por el gobierno para el trabajo privado.

Si fueran más astutos e inteligentes esos que acusan a Obama, pudieran descifrar lo que este pretende alcanzar de una forma más práctica y sutil, ya que casi 60 años de una política obtusa no dio los resultados esperados y sí la pérdida de cientos de miles de millones mal empleados, algo reconocido incluso por el ex jefe de la Sección de Intereses en La Habana, que puede leerse en los cables publicados por el sitio WikiLeaks. Sigue leyendo

Alan Gross tiene mal de Alzheimer


Por Arthur González.

De acuerdo con una noticia publicada el pasado 11.09.2016, por la agencia de prensa española EFE, para Alan Gross, el estadounidense contratado por la USAID para ejecutar acciones ilegales en Cuba, “internet no es herramienta subversiva”, lo que hace pensar que padece de Alzheimer.alan-gross

Ahora quiere pintar el infierno de azul, con la pretensión de hacerle creer a los incautos que “internet es solo una vía de acceso al derecho humano de la información”.

Tal parece que el señor Gross no sabe que organismos especializados en temas de subversión dicen todo lo contrario, poniéndolo una vez en ridículo ante la opinión pública internacional, pues él de santo no tiene ni el nombre.

Para sustentar lo antes expuesto, basta con recordar que en fecha tan temprana como 1996, la RAND Corporation, del Instituto de Investigaciones para la Defensa Nacional de Estados Unidos, preparó un estudio para el Departamento de Defensa, titulado “Las telecomunicaciones cubanas, las redes de computación y sus implicaciones en la política de Estados Unidos”, en el cual pretendía “ayudar a la apertura en Cuba y forzar el surgimiento de una sociedad civil independiente”.

La intromisión en los asuntos internos de otra nación por una organización militar de Estados Unidos solo tiene el calificativo de subversión, porque Washington está obsesionado desde el 1ro de enero de 1959 con derrocar a la Revolución cubana, bajo el influjo de la política Mac Cartista.

El interés de la RAND Corporation por internet en Cuba era según sus propios planteamientos: “Alentar el enlace de Cuba a internet y utilizarlo para transmitir noticias y análisis balanceados, promover su uso por ONG cubanas, universidades y otros destinatarios”, algo que va conjugado con varias acciones para trasladar los valores de la sociedad norteamericana, y poco a poco ir desmontando el sistema socialista cubano.

No por gusto la CIA revisa todas las redes sociales a nivel mundial, destinando millones de dólares en pagos a sus analistas y traductores, los que se autocalifican como “bibliotecarios ninjas”.

El análisis ejecutado por el Centro de Fuentes Populares, como se conoce en la CIA, se le incorpora al informe de inteligencia recibido diariamente por el Presidente Barack Obama.

Otro elemento probatorio del interés subversivo hacia Cuba a través de internet, fueron las declaraciones en marzo del 2005 de Roger Noriega, Subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, quien afirmó en una audiencia congresional:

“Estados Unidos flexibilizó los requisitos de las licencias para que, por primera vez, puedan ser entregadas computadoras personales de alta velocidad, a grupos de la sociedad civil en Cuba”.

Entre los años 2004 y 2006, la USAID repartió cerca de 35 millones dólares para proyectos subversivos contra Cuba, muchos de ellos vinculados al tema de la informática y las comunicaciones.

En mayo 2008 durante la asamblea de la USAID celebrada en Washington con diferentes ONG, se discutió la necesidad de distribuir 45,7 millones de dólares asignados por el Presidente George W. Bush, para la subversión contra Cuba, exponiéndose elementos del nuevo plan para desestabilizar el orden interno con tareas específicas con las info-comunicaciones. En ese contexto fue contratado el señor Gross. Sigue leyendo

Tarde para rectificar


Por Arthur González.

Ante la avalancha de cubanos que arribarán en las próximas semanas a Miami, procedentes de Costa Rica y Panamá, los congresistas de origen cubano dan gritos contra la Ley de Ajuste Cubano, que tanto han defendido como parte de la guerra marco rubiomediática contra Cuba que les permitió ganar escaños políticos y mucho dinero.

Después de medio siglo de existencia de la Ley que le ajustó el estatus migratorio a centenares de esbirros, asesinos, torturadores y ladrones del gobierno del dictador Fulgencio Batista, el pasado martes 12.01.2016, el senador Marco Rubio, presentó ante el Congreso de Estados Unidos, una ley para poner fin a la elegibilidad automática de los “refugiados” cubanos que se benefician de los programas federales de ayuda pública.

Sigue leyendo

Las flexibilizaciones de Obama


Por Arthur González.

Para que el presidente Barack Obama no siga con el engaño de que: “…la Casa Blanca será selectiva y cautelosa en el uso de sus prerrogativas ejecutivas para transformar la aplicación del bloqueo […] solo si el gobierno cubano introdujera reformas máobama fotos sustanciales…”, a mediados del mes de noviembre sin cumplirse esa exigencia imperial sobre Cuba, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), anunció la decisión del Gobierno de Estados Unidos de flexibilizar completamente las regulaciones para servicios de telecomunicaciones entre ambos.

¿Cuál es el motivo que los impulsa a tomar esa decisión, sin plantear un plan, piloto como el propuesto para establecer el correo postal directo, o exigencias de cambios y reformas al sistema socialista?

Sigue leyendo

Aumenta la pobreza en EE.UU.


Arthur González

Hace 50 años el presidenLyndon_johnsonte Lyndon Jonson, en su primer discurso sobre el estado de la nación pronunciado en 1964, prometió que su gobierno libraría una guerra contra la pobreza. Sigue leyendo