La desvergüenza de la OEA


Por Arthur González.

Afirman que la historia se repite unas veces como tragedia y otras como comedia, algo que se comprueba en estos instantes en Washington, en la sesión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos, OEA, para tratar la situación que confronta la República Bolivariana de Venezuela.

OEA
Desde el triunfo del presidente Hugo Rafael Chávez Frías, Estados Unidos se opuso a que el proceso socialista venezolano tuviera éxito, debido al “peligro” que su ejemplo representa para la región.

Las alianzas que se fueron creando en la zona preocuparon sobremanera a los especialistas de la CIA y del Departamento de Estado, y son conocidas las acciones ejecutadas en apoyo a la oposición venezolana, financiando las campañas de prensa, la conformación de grupos políticos entre los jóvenes de las clases pudientes y repitiendo la fórmula de guerra económica y psicológica diseñada contra Cuba, desde el mismo año 1959.

Esa guerra económica recrudecida hoy para provocar el resentimiento del pueblo contra los dirigentes venezolanos, es copia exacta del Plan Mangosta, aprobado el 18.01.1962 por el presidente J.F. Kennedy, para derrocar a la Revolución encabezada por Fidel Castro Ruz.

Ante la impotencia de no poder destituir al actual presidente de Venezuela elegido por el voto popular, Estados Unidos aplica programas de acciones encubiertas similares a los ejecutados contra Cuba.

Sabotajes a la economía venezolana, revueltas sufragadas con presupuestos millonarios del Departamento de Estado, reclutamiento de líderes estudiantiles en las universidades y entre viejos políticos, son fórmulas gastadas empleadas también contra Cuba.

Pero la más reciente de las medidas es la reunión extraordinaria de la OEA, en la cual presentaron a través de México una declaración para que sea ese organismo, denominado como Ministerio de Colonias, quien decida el futuro de Venezuela sin descartar una intervención militar.

En dicha sesión el representante de Estados Unidos abogó por una amnistía para los presos venezolanos, esos que tienen en sus espaldas a más de 40 muertos durante las revueltas instigadas y financiadas por la CIA, y que se acepte un proceso revocatorio al estilo del que eliminó del poder a la presidenta del Brasil.

Desvergüenza total de los que le han dado su apoyo a dicha resolución, algo que recuerda lo que hicieron contra Cuba para aislarla del hemisferio y liquidar su proceso revolucionario.

Estados Unidos y sus aliados no recuerdan que el Plan Magosta está desclasificado y publicado, donde fácilmente se puede leer la historia execrable de la CIA y el apoyo de la OEA contra Cuba en 1962.

Para no dejar dudas, basta con citar algunos párrafos del propio documento del gobierno estadounidense que dice textualmente:

F- Acciones diplomáticas
Situación: El Departamento de Estado está concentrando sus esfuerzos en la Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA, la cual comenzará el 22 de enero, esperando obtener amplio respaldo del Hemisferio Occidental para las resoluciones de la OEA que condenen a Cuba y la aíslen del resto del Hemisferio. Se está considerando una resolución solidaria, mediante la cual OEA ofrezca alivio directo al angustiado pueblo cubano (similar a la de EE.UU. para Rusia, de 1919-20), como un medio para lograr la simpatía del pueblo cubano sin tener que reconocer al gobierno comunista. La reunión de la OEA será apoyada por demostraciones públicas en América Latina, generadas por la CIA y las campañas psicológicas asistidas por USIA.

La mayor tarea para nuestra hábil diplomacia, es alentar a los líderes latinoamericanos a desarrollar operaciones independientes similares a este Proyecto, buscando una rebelión interna del pueblo cubano contra el régimen comunista. Esto aún no ha sido iniciado por el Departamento de Estado y tiene que ser impulsado vigorosamente.

Si alguien tenía dudas de que Estados Unidos y la CIA estaban detrás de lo que sucede hoy en la OEA contra Venezuela, podrá sacar sus propias conclusiones al leer los párrafos de la Operación Magosta.

Si se le cambia la palabra Cuba por la de Venezuela, verán que es la misma historia con idénticos propósitos, y para reforzar esta aseveración pueden leer estos acápites para comprobarlo.

L- Perspectivas

Situación: Tal como se le informó al Grupo Especial la semana pasada, ha concluido un segundo análisis realista de las capacidades de la CIA para preparar operaciones clandestinas necesarias contra Cuba y marcha hacia su “perfeccionamiento”. Después de este estudio, la CIA ha concluido que su papel real será la de crear la ilusión de un movimiento popular que gana apoyo exterior y ayudar a establecer un clima que permitirá actos provocativos en apoyo a un cambio hacia una acción abierta, al aumentar su capacidad operacional. Esta perspectiva, aunque correctamente pensada por la CIA, está muy lejos de las metas del Proyecto Cuba. La CIA debe analizar sus capacidades potenciales, teniendo en cuenta las tareas que siguen, para determinar si no puede hacer el mayor esfuerzo necesario.

Evidentes son las similitudes en la utilización de la OEA por Estados Unidos contra Venezuela, ya que en Magosta se expone:

B. Política
Tarea 5: La CIA propondrá, el 1 de febrero, un plan para la defección de altos funcionarios gubernamentales cubanos, con el fin de dividir el régimen desde dentro. Este empeño debe ser imaginativo y bastante atrevido para considerar el “nombre” de un desertor valorado al menos en un millón de dólares. Esto puede ser la clave de nuestro objetivo de acción política y debe ser llevado sin demora como un proyecto principal de la CIA.

Tarea 6: La CIA completará los planes del 1 de febrero para las acciones encubiertas y de engaño, para ayudar a dividir el régimen comunista en Cuba. Son colaboradores en esto los departamentos de Defensa, de Estado y el FBI.

Tarea 7: El 1 de febrero, la CIA propondrá un esquema de operaciones para la iniciación de movimiento popular dentro de Cuba. Este debe incluir las áreas seleccionadas en Cuba, la apreciación de los cubanos seleccionados, su infiltración, asignación de actividades y la plataforma política. Una sección debe tratar la clandestinidad, apreciando su estado real y los planes para utilizarla.

Tarea 8: El Departamento de Estado insistirá, a través de las embajadas estadounidenses en América Latina, en la reunión de la OEA con el fin de explotar todas las oportunidades de ganar la simpatía local para el pueblo cubano e incrementar la hostilidad hacia el régimen comunista en Cuba. El Departamento de Estado entregará un informe con los resultados de esta misión para el 13 de febrero, adelantando la planificación que pueda ser programada.

Tarea 9: El 15 de febrero, el Departamento de Estado propondrá un inventario de los recursos operacionales en el área del Caribe, incluyendo las capacidades de los gobiernos o los grupos locales para montar operaciones propias, que ayuden a llevar a cabo los objetivos de este Proyecto. Los planes para la rápida utilización de tales capacidades deberán estar listos el 19 de febrero.

Tarea 10: La CIA propondrá un esquema de operaciones del empleo de los recursos en el área del Caribe para alcanzar las metas de acción política del Proyecto. El objetivo de trabajo sobre los elementos dinámicos de la población cubana (tales como obreros, campesinos) está subrayado. Fecha 19 de febrero.

Si alguien duda de la réplica en los planes yanquis, demuestra que no sabe leer bien, porque como afirmó José Martí:

“Saber leer es saber andar”

3 pensamientos en “La desvergüenza de la OEA

  1. Pingback: La spudoratezza dell’OSA | progetto cubainformAzione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s