Obama y su viaje a Cuba


Por Arthur González.

La noticia se había filtrado semanas antes, Barack Obama viajará a Cuba el 21 de marzo solo por una noche, algo que corrió como el agua entre todos los medios de prensa del mundo.

obama foto
Será la primera visita de un presidente de Estados Unidos en el siglo XXI, pues la anterior se efectuó el año 1928 del pasado siglo, por el entonces Presidente Calvin Coolidge, alguien que en la Isla nadie conoce ni recuerda.

Por supuesto que la presencia del Presidente en La Habana cobra relevancia y será muy importante para él poder constatar la verdadera Cuba, no la que le han fabricado en Miami los grupos mafiosos anticubanos, ni la que desfiguran los elementos contrarrevolucionarios financiados por Estados Unidos.


Obama, y sobre todo la prensa que lo acompañe, se percatarán de inmediato que nada de lo que les dicen allá es verdadero; verán a un pueblo humilde pero alegre, cortés, solidario y muy humano, con un altísimo nivel escolar y de salud, como no tienen ellos en el país más poderoso del mundo.

También observarán los efectos de la guerra económica que dura ya 56 años y no ha podio amilanar el espíritu de combate de cubanos y cubanas, los que a pesar de las penurias bailan, cantan y disfrutan de los placeres de la vida con tremendo empeño por levantar la maltrecha economía, en gran parte por los efectos del cruel Bloqueo, que fue creado, como dijera en 1960 el subsecretario de Estado Lester Mallory, para:

“…enajenar el apoyo interno a la Revolución a través del desencanto y el desaliento, basado en la insatisfacción y las dificultades económicas… a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.

Obama llegará a La Habana con el Bloqueo económico, comercial y financiero vigente; la ley para la libertad y la solidaridad democrática cubanas, aprobadas por William Clinton en 1996; la ley de Ajuste Cubano de 1966; la prohibición del uso de dólar por Cuba para sus pagos y ventas; la prohibición de hacer turismo en la Isla por parte de los ciudadanos estadounidenses; Radio y TV Martí a plenitud de transmisiones ilegales hacia Cuba; la base naval en Guantánamo; el financiamiento de no menos de 20 millones anuales para la ejecución de actividades subversivas contra el Revolución; y múltiples acciones de espionaje tecnológico y con fuentes humanas que infructuosamente intentan cambiar el rumbo del país.

De acuerdo con el comunicado de la Casa Blanca, emitido el 18 de febrero, “Obama además de tener una reunión bilateral con el Presidente Raúl Castro, se reunirá con integrantes de la sociedad civil, empresarios y cubanos de todos los ámbitos de la sociedad”.

Todo bien claro y preciso como ha hecho hasta la fecha. Su intención es precisamente el pequeño grupo que para él conforma la sociedad civil cubana, entiéndase trabajadores no estatales y la contrarrevolución asalariada.

Científicos, médicos, maestros, artistas e intelectuales, deportistas y obreros, vinculados a hospitales, escuelas, centros de arte, y fabricas estatales, no les interesa, esos no cuentan en su nueva política de hacerle creer al pueblo que la economía socialista no funciona y por tanto deben darle paso a la capitalista, la que desde 1902 hasta 1958 no resolvió el desempleo, el analfabetismo, la mortalidad infantil, la represión y violencia policial, la discriminación de la mujer y la racial, la miseria y la poca soberanía del país.

Obama no da ese arriesgado paso porque sea más valiente que otros, esa decisión forma parte de la nueva estrategia aprobada por el Consejo de Seguridad de Estados Unidos, con el propósito de desmotar el sistema socialista, algo expresado en reiteradas oportunidades por el propio Presidente y otros altos funcionarios de su administración, incluida Hillary Clinton.

Precisas fueron las recomendaciones del Council and Foreign Relations y la Brookings Institution de Estados Unidos, para un cambio de política hacia Cuba, donde entre otras cuestiones afirman que para lograr el cambio hacia el capitalismo se requería:

• Promover en Cuba los intereses y valores estadounidenses, con el fin de acelerar el día en que una Cuba plenamente democrática, pueda asumir una relación normal y amistosa con Estados Unidos.

• Medios que deben utilizarse para tratar de lograrlo y por tanto se propongan apoyar, alimentar y reforzar la sociedad civil que comienza a surgir en la Cuba de hoy de forma lenta, tentativa, pero persistente, bajo la concha del comunismo.

• La oposición de EE.UU. a la Revolución cubana y el apoyo a la democracia y al desarrollo en este hemisferio, lograron frustrar las ambiciones cubanas de expandir su modelo económico e influencia política.

Cuba necesita que la dejen vivir en paz y desarrollar su modelo para satisfacer todas las necesidades de su pueblo, pero aquellos que escuchen los cantos de sirena y se dejen llevar por los argumentos del Presidente Obama, solo deberán mirar un poco hacia el sur del continente para comprobar lo que les sucede a los pueblos cuando dejan de resistir los embates del poderoso Gigante de las Siete Leguas, y como advirtió José Martí:

“Para que la Isla sea norteamericana no necesitamos hacer ningún esfuerzo porque, si no aprovechamos el poco tiempo que nos queda por impedir que lo sea, por propia descomposición, vendría a serlo. Eso espera Estados Unidos, y a eso debemos oponernos nosotros”.

9 pensamientos en “Obama y su viaje a Cuba

  1. Este articulo que comenzo muy bien, pero despues de los primeros parrafos arremete contra la politica de Obama y se convierte en un digno competidor de Ileana Ros, Marcos Rubio y Ted Cruz por citar solo 3 personajillos. Creo que en el articulo se llegan a conclusiones anticipadas como si los cubanos fueran unos imberbes en estas lides. Sr Arthur es hora de que se comince a ver el vaso medio lleno y no medio vacio

    Me gusta

    • Joel, nada mas lejos que parecerme a la mafia terrorista anticubana, si lees mi articulo con detenemiento veras que solo hago referencia a documentos de EU que no son de mi cosecha, no llego a ninguna conclusion anticipada pues desde el 17.12.2014 Obama ha sido muy claro con los objetivos que desea lograr en Cuba, algo que esta bien plasmado en el comunicado de la CAsa Blanca de ese mismo día, si viera el vaso medio vacio, hace rato que tendría una posicion diferente y por verlo medio lleno es que a partir de los documentos desclasificados de la CIA y el dpto de Estado es que puedo escribir mis articulos.Los cubanos no son imbermes como bien dice, pero jamas vi en el pais a tanta gente portando banderas n/a y usando ropa con esa bandera, algo que nos dice como nos han ido inundando de sus simbolos y asi mismo quieren, segun dijo Obama, trasladar sus valores.-Le sugiero que lea con atencion cada uno de los discursos de Obama sobre Cuba, los de Hillary y las declaraciones de la sec. de Comercio, el sec. del tesoro y el vocero del Consejo de Seguridad Nacional para que saque Ud sus propias conclusiones, no soy ni tremendista ni mucho menos competidor de los que durante 56 años han hecho y dse hecho por destruir a la Revolución.

      Me gusta

  2. Tienen gran vigencia esas palabras de José Martí al final de este artículo.
    Nuestro Pueblo ha demostrado una infinita paciencia y capacidad de sacrificio. Debemos ser más pragmáticos que lo que ha demostrado ser el gobierno de EEUU. Creo que todavía en Cuba el Pueblo debe tener más poder; para que nuestra gente vea que aquí, con el Socialismo, puede tener el futuro asegurado. De nada vale decir que se mire lo que sucede en otras tierras; nuestra labor es hacer todo lo necesario para que nuestra juventud tenga lo que necesita y merece para ser feliz y próspera en su tierra.
    Ignacio Ramonet hizo un excelente análisis sobre por qué se votó a la oposición, en Venezuela, y también en Argentina. El problema es con los parámetros de agradecimiento y desagradecimiento. La elección la ganaron las oposiciones con promesas de mejoría. Nosotros tenemos que hacer análisis muy profundos sobre la realidad nacional en Cuba y cambiar todo lo que deba ser cambiado. La pendiente, muy positiva, que vivimos los cubanos en los años de 1960, no es la misma que la que están viviendo nuestros jóvenes y eso tiene un costo político.
    Estas relaciones con los Estados Unidos deben ser consideradas en toda su extensión y con todas sus potencialidades. Nuestra gente tiene un altísimo nivel político. Trabajemos para que no suceda lo que el gobierno de EEUU desea. Para eso el mejor antídoto debe ser que la gente sienta y realmente tenga todo el poder para lograr un futuro próspero y sostenible con nuestro Socialismo. De otra manera estaremos dando las posibilidades al adversario. SALUDOS!

    Me gusta

    • tienes toda la razon, pero como hacer para levantar la economia con una bota de plomo encima y una capacidad tecnologica obsoleta? no es tan facil amigo mio, la tarea es bie dificil y si aun tenemos un sistema social que ve al hombre como lo primero es gracias a la direccion historica que logró la resistencia y la unidad, algo que se que lo jóvenes no ven y ese es el peligro, pues asi ellos estan enfocados los misiles ideologicos del norte. Seguimos en contacto pues tus preocupaciones son las mias y las de muchos otros mas. un abrazo, Arthur.

      Me gusta

      • Lo importante es seguir luchando por mantener una Cuba independiente y soberana y lograr las mejorías económicas que se merece nuestro pueblo con un sistema social donde el Hombre es lo primero. Un abrazo y mis SALUDOS!

        Me gusta

  3. Pingback: Obama y su viaje a Cuba | El canario Amarillo

  4. Pingback: Obama ed il suo viaggio a Cuba  | progetto cubainformAzione

  5. Yo sólo pienso en una cosa y que me preocupa. Recuerdo que Fidel al declarar su criterio sobre estas relaciones expresó AL IMPERIALISMO NI UN TANTITO ASÍ y ese si no se equivoca. Y no es que no este deacuerdo en esa relación, todo lo contrario pero se han puesto a pensar cuantas cosas buenas y malas nos van a pasar, cuantas divisiones de criterios van a surgir, cuantos enfrentamientos entre personas que no saben respetar el criterio de los demás, lo vemos en las páginas sociales como al que piensa diferente nos insultan y nos dicen estúpido, asecino y otras cosas más, eso no es libertad de expresión porque soy de las que piensa que esos que se llenan la boca diciendo que viven en un país con libertad de expresión lo que menos tienen es eso, en Miami si das tu criterio de algo bueno de nuestra Cuba entonces eres comunista o de la seguridad, en otros países si emites un criterio político en contra de lo que piensa tu jefe te quedas sin trabajo y en muchas ocasiones ponen en cargos importantes a personas ineptas, que dejan mucho que desear sólo porque le gusta a un político. Pero bueno es nuestra tarea como personas que amamos la paz y a nuestra Cuba bella, protegerla y defender nuestras conquista y procurar la mejor forma para que todo sea por el bien de todos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s