El desgaste de lo gastado


Por Arthur González

Ha sido tanto el barraje mediático de mentiras tras mentiras que la contrarrevolución interna, fabricada y financiada por Estados Unidos desde 1960, se ha gastado de tal forma que ya no es creíble para nadie en este mundo.

Desde hace medio siglo han difamado a la Revolución cubana a más no poder. Desde las campañas sobre la supuesta Ley de pérdida de la patria potestad que se aprobaría para quitarle los hijos a los padres y enviarlos para la Unión Soviética, organizada por la CIA bajo el nombre de “Operación Peter Pan”, hasta las inventadas represiones y detenciones arbitrarias en épocas recientes, se reiteraron tanto que cansaron a quienes en algún momento se las creyeron.

Personajes como Elizardo Sánchez Santa Cruz y Pacheco, el inventor de largos listados de presuntos detenidos, en los que incluyó a escritores y poetas del siglo XIX, junto con miembros de equipos de futbol de países de habla hispana, hasta la eminente actriz vernácula, la vetusta Marta Beatriz Roque Cabello, creadora de una falsa huelga de hambre donde posó para las cámaras haciéndose la enferma en estado terminal.

Tantas falsedades cansaron no solo a los propios diplomáticos estadounidenses destacados en la Habana, sino a la prensa extranjera que se movilizaba a diario ante los avisos de situaciones extremas, que los reporteros comprobaban su inexistencia.

La acumulación ha sido mucha y al repasar la cantidad de organizaciones contrarrevolucionarias que construyeron, sin obtener ningún resultado, hicieron que la imagen de los supuestos disidentes cayera en el vacío.

Ese es el motivo por el cual carecen de apoyo popular e incluso el que lograron a base de presiones y dinero de los Estados Unidos se esfuma como las pompas de jabón. Sigue leyendo

El Modelo Económico Cubano. Una visión crítica socialista


Por Dr. en Ciencias Económicas y profesor titular Carlos M. García Valdés.
ssssComo todo cubano tengo muchas preocupaciones por lo que está sucediendo no solo en la dirección, gestión y funcionamiento  de la economía (modelo económico) sino en toda la sociedad, en todo el país, en mi patria. En particular me preocupa lo que pueda suceder pero no soy escéptico (no aséptico como le escuche decir a alguien que no sabe de economía) por lo que mi crítica está signada  por el optimismo. Todos los cubanos somos críticos e incluso muy críticos y eso puede ser una de esas fortalezas intangibles de nuestro pueblo como expresó recientemente el  intelectual revolcionario Frei Betto al referirse a otros  valores  del pueblo cubano. Pero hay críticas y críticas. Críticas de derecha y de izquierda, críticas para mejorar el socialismo y críticas para sustituirlo por el capitalismo, críticas con conocimiento de causa, amparadas en un acervo cultural de economía y críticas  con muy poca base teórica y sin ninguna originalidad, repitiendo fuera de contexto los que otros dicen con mayor o menor objetividad.

Sigue leyendo