“Metamorfosis: de alcohólico a Disidente”.


Arthur González.

La naturaleza humana está en constante cambio, donde se producen cambios metamórficos al igual que en los animales y las plantas. La única diferencia entre estas especies es, que el hombre cambio para bien, aunque existen excepciones que van contra toda lógica y tiene un triste y desdichado final.

Por estos días he conocido la vida del señor  Héctor Julio Cedeño Negrín, el cual dice ser defensor de los “derechos humanos” y las “libertades”, dando un imagen de un “opositor pacífico”, opuesto a la “violencia”, cuando quienes lo conocen “de atrás”, aseguran que en su adolescencia y primera juventud se comportaba como una persona agresiva que lo llevó a ser rechazado hasta por su propia familia, y a pesar de que intentaron  ayudarlo, no se dejo.

En su etapa estudiantil no tuvo éxito, y no pudo alcanzar una especialidad debido a su incapacidad intelectual.

Desgraciadamente la vida lo trató muy mal, a partir de una malformación congénita, lo que justifica en parte la formación de su actual personalidad, haciéndolo insensible y avasallador, como proyección de auto defensa.

Estas y otras situaciones no contables, lo refugiaron en la bebida, siendo cliente asiduo del bar situado en la Calle Monte e/ Carmen y Figura, Habana Vieja, que lo llevó a convertirse en un violador de las leyes, contando en su trayectoria con un sin números de antecedentes por lesiones, robo con violencia, alteraciones del orden,  escándalo público, y otros más, dejándole una imagen lamentables, a pesar de que no le faltaron consejos de familiares y amigos.

No obstante encontró un nuevo rumbo para su desdichada vida, transformándose de alcohólico y delincuente común en un supuesto “luchador” de los derechos humanos, como forma de ganarse la vida fácilmente, ingresando incluso en  el 1er curso de periodismo digital impartido en el cuartel general del gobierno norteamericano en la Habana, la Sección de Intereses. Por eso comienza a publicar en Internet denuncias falsas de la realidad cubana, en diferentes sitios a cambio de las prebendas enviadas desde Miami y algunas ONG europeas.

En la actualidad vive solo, amargado y despreciado por familiares, vecinos y amigos. Triste final  para quien no lo merecía. Así de cruel es la vida con algunos seres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s