Arrecia la campaña mediática contra Cuba


Arthur González.

Al igual que hicieron contra Iraq, cuando inventaron que tenía armas de exterminio masivo que jamás se encontraron después de la invasión, o cuando durante los bombardeos a los aeropuertos cubanos en 1961, como preludio a la invasión mercenaria por Bahía de Cochinos en Cuba, aseguraron hasta en la Asamblea General de Naciones Unidas, que eran aviones cubanos piloteados por desertores, y se comprobó que realmente eran norteamericanos con aviones pintados con las insignias de la Fuerza Aérea Cubana; así mismo la actual campaña diseñada por los Servicios Especiales Norteamericanos de conjunto con la Mafia anticubana de la Florida, está diseñada para hacerle creer al mundo que en Cuba se está reprimiendo a la contrarrevolución. Sigue leyendo

Anuncios

Desagradecidos muerden la mano que ayuda.


Arthur González.

Como denunció el vocero de la iglesia católica habanera, Orlando Márquez Hidalgo el pasado 14.03.2012, elementos contrarrevolucionarios  siguiendo instrucción desde Miami, violaron la paz de la casa de Dios en varias provincias cubanas. La iglesia fue muy precisa al afirmar que: “se trata de una estrategia preparada y coordinada por grupos en varias regiones del país. No es un hecho fortuito, sino bien pensado y al parecer con el propósito de crear situaciones críticas a medida que se acerca la visita del Papa Benedicto XVI a Cuba”. Sigue leyendo

A Dios lo que es de Dios.


Henry Garcia.

No es de extrañar que el nuevo modus operandi de penetrar  y no abandonar las Iglesias por parte de elementos inescrupulosos, y fíjense que no digo ni disidentes, ni mercenarios, ni contrarrevolucionarios, porque en realidad no lo son. Son vulgares delincuentes con múltiples antecedentes penales, que no estudian, ni trabajan, siempre en busca de dinero fácil, según vecinos que los conocen bien de cerca. Sigue leyendo

¿Disidentes o delincuentes?.


Arthur González.

Amigos lectores necesito detenerme en este hecho para que entiendan hasta que punto los mercenarios pagados por la mafia anticubana radicada en Miami, son capaces de hacer:

En dias pasados lo  sucedido en la iglesia de Nuestra Señora de la Caridad en la Habana no tiene paralelo en la historia.

Un grupo de delincuentes comunes bajo el ropaje de disidentes irrumpió en dicha iglesia y contra la voluntad de su párroco, permaneció dentro del Templo durante más de 48 horas, dando cumplimiento a orientaciones recibidas desde Miami, del grupo contrarrevolucionario de la mafia anticubana denominado Partido Republicano de Cuba, con el marcado propósito de crearle problemas a la jerarquía local y además obligar al Papa Benedicto XVI a emitir declaraciones políticas durante sus homilías en su próxima visita a Cuba. Sigue leyendo