Que declare la verdad


Por Arthur González.

Como noticia en desarrollo, algunas agencias de prensa que se suman a las campañas mediáticas contra Cuba, han dado a conocer que el asalariado de Washington, Oscar Elías Biscet, había sido detenido por la policía y puesto en libertad.

pinocho
En su intento por desmeritar a la Revolución y mantener la matriz de opinión de que se “violan” los derechos humanos, lanzan informaciones tergiversadas y falsas sobre la realidad cubana.

Pero lo que no dicen y ocultan es que Oscar Elías Biscet, es un recluso al que la fiscalía que le fue modificada su sanción de privación de libertad debido a sus actos provocativos contra el orden interior orientados por funcionarios estadounidenses, por la de limitación de libertad, y por tanto no puede ejecutar actos violatorios del código penal, algo que pretendió hacer recientemente en busca de la perdida notoriedad publicitaria.


Otra de las cosas que silencian, es el tiempo que permaneció retenido por las autoridades encargadas de mantener el orden y la tranquilidad ciudadana; tampoco declaran que no fue golpeado, ni maltratado, algo común en cualquiera de los países del continente, comenzando por Estados Unidos, país donde puede hasta ser baleado si el agente policial sospecha que está armado y con supuestas intenciones de tirar.

Resulta interesante que la prensa internacional acreditada en la Isla no se hace eco de esas falsas acusaciones, lo que reafirma que ninguna es cierta y solo persiguen mantener la imagen de que en Cuba se “violan” los derechos humanos, situación que cada día se les hace más difícil de sostener, por la entrada de tres millones de visitantes anuales que comprueba la realidad cubana.

Las campañas mediáticas diseñadas contra Cuba desde 1959, como aquella que incitó a padres y madres a enviar a sus hijos sin acompañantes hacia Estados Unidos, ante la supuesta ley revolucionaria que le quitaría la patria potestad, están basadas en el principio instaurado por el fascista Joseph Goebbles, cuando al servicio de Adolfo Hitler expresó:

“Una mentira repetida mil veces adecuadamente, se convierte en una verdad”.

Esa es la táctica seguida por la contrarrevolución asalariada.

Por tantas mentiras es que no han obtenido ningún apoyo popular, algo que informó, a Washington y a la CIA, el anterior jefe de la Misión diplomática de Estados Unidos en La Habana, donde expuso claramente:

“…los disidentes son poco conocidos en Cuba fuera del círculo de los diplomáticos extranjeros y la prensa”.

“…su impacto en la sociedad cubana es muy poco y no ofrecen una alternativa política al gobierno”.

“Pese a sus afirmaciones de que representan a miles de cubanos, nosotros vemos muy pocas evidencias de ese apoyo…”

Razón tuvo José Martí, cuando afirmó:

“…el pueblo que sabe siempre la verdad, ve bajo las máscaras las ambiciones…”

6 pensamientos en “Que declare la verdad

  1. Pingback: Que declare la verdad | La Hora del Recuento

  2. Pingback: Que declare la verdad – Yadianblog

  3. Pingback: Che dichiari la verità | progetto cubainformAzione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s