Camino y fin de las mentiras


Por Arthur González.

cementerio 1

Después de 57 años de ver la luz, gracias a las acciones y el dinero de la CIA, la contrarrevolución interna cubana vislumbra su fin como actores de las campañas mediáticas contra la Revolución.

De acuerdo con el hoy desclasificado Programa de Acciones Encubiertas de la CIA, aprobado por el presidente de los Estados Unidos el 17 de marzo de 1960, una de las primeras medidas fue precisamente: “…crear una oposición cubana responsable, atractiva y unificada contra el régimen de Castro, que se declare públicamente como tal…”

Desde esa fecha, múltiples han sido los grupos que con la misma rapidez que nacen, desaparecen al poco tiempo; unos por la emigración hacia Estados Unidos, factor movilizativo principal para ingresar en los mismos en busca de avales, por las pugnas internas en su rebatiña por el dinero, y otros por declararse públicamente como agentes de la Seguridad de Cuba infiltrados en los mismos, de ahí la falta de credibilidad en el pueblo por sus actitudes lacayas al servicio de una potencia extranjera.

Sigue leyendo

Anuncios