El poder del dinero


Arthur González

VIUDA E HIJA DE PAYÁSin dudas el dinero hace bailar a todos los que carecen de principios sólidos y verdaderos, ese el caso de Ofelia Acevedo y Rosa María Payá, viuda e hija de Oswaldo Payá Sardiñas, elemento asalariado de los yanquis que falleció en un accidente de tránsito cuando repartía dinero a la contrarrevolución cubana en las provincias orientales de Cuba.El accidente se produjo a partir de que el conductor del coche rentado, el español Ángel Carromero, conducía a exceso de velocidad, como es su costumbre, y por lo cual le fue retirada su licencia en España.

Esperanza Aguirre- Carromero y ViudaCarromero llegó a la Isla con el mandato de su jefa en el Partido Popular, Esperanza Aguirre, para abastecer de dinero a la contrarrevolución interna, creada y mantenida por los yanquis; prueba de la injerencia en los asuntos internos con el propósito de estimular actos provocativos contra la Revolución.

Ofelia y Rosa María llegaron a un acuerdo con diplomáticos norteamericanos acreditados en La Habana, de participar en una campaña mediática contra el gobierno cubano, responsabilizándolo de la muerte de Oswaldo Paya Sardiñas, si a cambio eran beneficiadas con una visa de refugiados políticos de las que otorgan usualmente a elementos contrarrevolucionarios cubanos.

Los norteamericanos aceptaron la propuesta y les concedieron el estatus migratorio de refugiados políticos a Ofelia y sus tres hijos, viajando de inmediato a Estados Unidos, donde le organizaron entrevistas de prensa, conferencias y viajes por Europa y Latinoamérica, para hacerle creer a la opinión pública que la culpabilidad del accidente es de la Seguridad cubana.

Pero donde se les desmota la farsa es precisamente en España, pues el Embajador en Cuba y su Cónsul general participaron en el juicio seguido contra Carromero, donde pudieron escuchar y comprobar toda la información aportada por los peritos cubanos, unido a las multas acumuladas por el acusado ante sus constantes violaciones de conducir a exceso de velocidad en su patria.

Producto de un acuerdo firmado entre los gobiernos de ambos países, Carromero regresó a Madrid para extinguir su sanción, siendo puesto en libertad controlada.

Rosa María Payá intentó buscar apoyo de las autoridades españolas para la acusación contra Cuba, pero recibió como respuesta del Canciller Manuel García Gargallo, que debía presentarla en los tribunales para que estos ventilaran el asunto.

La decisión de los jueces españoles fue de rechazar la versión de Rosa María y su madre, por carecer de pruebas, reconociendo la validez de la sanción cubana.

Obligadas y apoyadas por los norteamericanos, se dirigieron al Parlamento Europeo para que las respaldaran en su exigencia de una investigación independiente, lo que tampoco pudieron lograr.

Como el plan es de conformar a toda costa una matriz de opinión contra Cuba, le escribieron un libro a Carromero, donde persiste en acusar a la Seguridad cubana, el cual fue publicado en Madrid con el innegable apoyo de la señora Aguirre y el Partido Popular.

Bajo indudables presiones políticas, el homicida recibió una autorización excepcional para viajar al exterior por una semana, volando a Miami para vender su libro y recibir el apoyo de sus patrocinadores, la mafia terrorista anticubana, donde Ofelia y Rosa María juegan con los sentimientos para hacerse pasar por supuestas víctimas del socialismo cubano, algo que está en plena concordancia con la línea seguida desde hace 56 años por los esbirros del tirano Fulgencio Batista, y los hijos de estos.

Cabe preguntarse:

¿Por qué las cortes de justicia española no aceptan la acusación de Rosa María y la falsa versión de Carromero?

¿Qué motivos tiene el gobierno español para no respaldar su versión?

¿Cuáles son los elementos que manejó la justicia española para no concederle un indulto a Carromero, si él afirma que es inocente?

¿Por qué España no respaldó una investigación independiente sobre este caso?

Las respuestas son claras, Ángel Carromero está bien juzgado y condenado por homicidio imprudente y es totalmente responsable por la muerte de dos seres humanos, Oswaldo Payá Sardiñas, y Harold Cepero Escalante.

Lo demás forma parte de la guerra sicológica estructurada por el gobierno yanqui y la CIA desde 1960, algo que consta en varios documentos desclasificados.

Quien lo dude solo debe leerse el Volumen X 1961-1962 del Foreign Relations US, páginas 490-492 y las 554-560, para sacar sus propias conclusiones.

Dichos documentos no forman parte de ninguna campaña comunista, son compilados por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América.

2 pensamientos en “El poder del dinero

  1. Pingback: El poder del dinero (#Cuba #España #USA) | Cuba por Siempre

  2. Pingback: Para que no queden dudas |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s