Con los yanquis no hay arreglo


Arthur González

The New York Times2El editorial del periódico The New York Times provocó pasiones entre los que defienden el Bloqueo y algunos criterios demuestran mucha ignorancia de la verdadera historia.Entre los que criticaron con rabia el editorial están los que cuestionan por qué eliminar el Bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos hace más de medio siglo, sin exigirle a Cuba nada a cambio.

Al parecer ignoran que en cada una de las reuniones secretas celebradas entre ambas partes, siempre Estados Unidos condicionó la normalización de relaciones, a que Cuba se alejara de la URSS; no diera su apoyo a los movimientos revolucionarios en América Latina; el retiro de las tropas de África y hoy la liberación de Alan Gross, pero nunca ofrecen levantar el Bloqueo, acabar con los actos terroristas y mucho menos eliminar el apoyo a la contrarrevolución interna y externa. Todo es en beneficio de su política imperial y no un acuerdo provechoso para la parte cubana.

Deben recordar que no fue Cuba quien impuso un Bloqueo económico a Estados Unidos y cuando nacionalizó las tierras de empresas norteamericanas en mayo de 1959, planteó negociar la indemnización. Fueron los yanquis que por soberbia no lo aceptaron.

La respuesta fue organizar una invasión mercenaria para recuperar el poder político y económico que la Revolución les cortó, con el apoyo del pueblo.

Limpa del escambray. Foto:Tirso¿Quién creó a la contrarrevolución en Cuba y las bandas en las zonas montañosas que asesinaron a decenas de personas inocentes? ¿Quiénes financiaron y entregaron material explosivo para incendiar los principales centros comerciales, cines, teatros y hasta círculos infantiles en la Isla? Cuba jamás hizo algo similar contra Estados Unidos.

Los que desconocen la historia deben leer algunos documentos desclasificados de la CIA para conocer quién debe pagar por los daños causados contra Cuba. Basta con repasar algunos documentos:

El Coronel Jack Hawkins, jefe de la sección de personal paramilitar en el Centro de operaciones de la Fuerza de Tarea de la CIA, afirmó:

Durante el período comprendido entre octubre de 1960 y el 15 de abril de 1961, se perpetraron alrededor de 110 atentados dinamiteros contra objetivos políticos y económicos, se colocaron más de 200 bombas. Se descarrilaron 6 trenes, se dejó inactiva la refinería de Santiago de Cuba durante una semana, como resultado de un ataque sorpresivo desde el mar. Se provocaron más de 150 incendios contra centros estatales y privados, incluyendo 21 viviendas de comunistas y 800 incendios en plantaciones de caña”.

Desde el 28 de septiembre de 1960 hasta el mes de abril de 1961, la CIA introdujo ilegalmente en Cuba 75 toneladas de explosivos y armamentos, mediante 30 misiones aéreas, más 46,5 toneladas en 33 misiones de infiltración marítima, para abastecer a grupos urbanos y alzados en zonas montañosas.

¿Qué tendría Cuba que darle a Estados Unidos a cambio del cese de su hostilidad y que la excluyan de la lista de países que apoyan el terrorismo, como fórmula para justificar la persecución de sus finanzas externas?

Aquellos que solicitan que Washington pida a Cuba algo a cambio de la eliminación del Bloqueo esgrimen que: “Cuba es líder en América Latina del sector más anti-norteamericano y más radical dentro de la izquierda continental, aspecto que es necesario también llevar a la mesa de negociaciones”.

¿Y acaso Estados Unidos no es líder en el mundo de los sectores más anticomunistas y reaccionarios dentro de la derecha mundial, responsable de las injustas sanciones que la Unión Europea le impuso bajo sus presiones políticas?

¿Quién obligó y coaccionó a los gobiernos latinoamericanos para expulsar a Cuba de la OEA, por el solo hecho de no someterse a los dictados de Washington? Si se leen la Operación Mangosta podrán encontrar puntos tales como el siguiente:

“El Departamento de Estado está concentrando sus esfuerzos en la Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA, la cual comenzará el 22 de enero, esperando obtener amplio respaldo del Hemisferio Occidental para las resoluciones de la OEA que condenen a Cuba y la aíslen del resto del Hemisferio”.

“…La acción política será apoyada por una guerra económica que induzca al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país…”

¿Y qué decir de guerra biológica que provocó muertes de niños, mujeres y ancianos con la introducción del Dengue hemorrágico, la meningo encefalitis y otras que afectaron a animales y plantas, como la fiebre porcina africana, el trip palmis, la tristeza del cítrico, la broca del café, la roya de la caña de azúcar, el moho azul del tabaco y muchas más?

Cuando se escriba la verdadera historia de las agresiones de Estados Unidos contra el pueblo cubano, veremos quien tiene que pagar por los daños irreparables causados contra la vida de miles de personas, que decidieron hace medio siglo frenar al imperialismo yanqui y echar andar con dignidad e independencia.

2 pensamientos en “Con los yanquis no hay arreglo

  1. Pingback: Estados Unidos y su Ley del embudo |

  2. Pingback: Los estertores de la muerte |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s