Hasta dónde soportarán los pueblos


Por Arthur González.

Igual que hizo España durante la conquista de América, cuando liquidó en nombre de Dios a los mayas, aztecas, olmecas, incas, siboneyes y tainos, Estados Unidos arrasa hoy con todos los que se opongan a sus dictados, apoyados por sus aliados europeos y algunos latinoamericanos que aplauden sus crímenes.

Para apoderarse de las riquezas de otros países, Estados Unidos miente, fabrica situaciones y maneja a su antojo la información que se publica en los medios oficialistas que sirven a sus intereses hegemónicos, con el propósito de crear matrices de opinión que faciliten su accionar criminal.

Asesinar, mutilar y destruir ciudades enteras son el resultado de invasiones imperiales y bombardeos indiscriminados sin ser sancionados por el manipulado Consejo de Seguridad de la ONU, ni por la “muy preocupada” por los derechos humanos Unión Europea, que solo aplica castigos a aquellos países con los que Washington no mantiene buenas relaciones.

El ejemplo más reciente de esa política imperialista es Siria, país que intentan ocupar desde hace una década por no someterse a los dictados de la Casa Blanca y al no poderlo lograr conformaron y apertrecharon a un ejército mercenario que destruye y asesina ante los ojos del mundo, sin que sean sancionados por los organismos internacionales, los mismos que castigan a Venezuela por darle a su pueblo la salud, educación y cultural que nunca tuvieron.

En días pasados, ante la aplastante derrota de ese ejército mercenario en la ciudad de Guta Oriental, por parte de las fuerzas gubernamentales sirias con el apoyo de Rusia, Estados Unidos inventó otro ataque con armas químicas en la ciudad de Duma, y sin soporte legal alguno, lanzó un ataque con misiles sobre zonas de Damasco, para evitar que los investigadores internacionales comprobaran la mentira.

El emperador Donald Trump siguiendo las sugerencias de sus asesores militares, aprobó dicha acción, que tuvo el respaldo del Reino Unido y Francia, en total violación de los derechos humanos de todo un pueblo.

Ese acto vandálico y realmente terrorista, no fue repudiado por la Unión Europea, ni por la mayoría de los países que integran el Consejo de Seguridad de la ONU, los que no aprobaron la resolución presentada por Rusia, la cual consideraba que “el ataque representa una violación del derecho internacional y de la Carta de Naciones Unidas”, y pedía a las tres naciones evitar en el futuro el uso de la fuerza contra Siria, texto totalmente ajustado a la realidad.

El documento expresaba la grave preocupación por la agresión contra la soberanía territorial de Siria e instaba a la comunidad internacional, a permitir los trabajos de un equipo de expertos. Sólo lo apoyaron Rusia, Bolivia y China; se abstuvieron Perú, Kazajistán, Etiopía y Guinea Ecuatorial; mientras Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Suecia, Costa de Marfil, Kuwait, Holanda y Polonia votaron en contra.

Algo similar ya observó el mundo cuando se empecinaron en dividir a Yugoslavia y más tarde contra Serbia, seguido de la guerra contra Afganistán, Irak y Libia, lo que da una idea de hasta donde son capaces los yanquis por apoderarse del mundo y cual conquistadores, roban los recursos naturales de esos países dejándole algunas migajas a sus aliados.

¿De qué derechos humanos hablan los imperialistas yanquis que no respetan la vida de la humanidad?

¿Podrán dormir con la conciencia limpia, Donald Trump, Emmanuel Macron y Theresa May, al aprobar esos bombardeos contra ciudadanos inocentes?

¿Creerán en Dios esos mandatarios, que no respetan los mandamientos que dicen no mentir y no matar?

¿Cómo mirarán la cara a sus hijos los ministros de Asuntos Exteriores de la UE, al justificar ese acto de guerra sin prueba alguna, respecto al inventado ataque químico sin ser verificado por ningún experto internacional?

El mundo sabe que el único problema que tienen los yanquis con Siria, es no tolerar al presidente Bashar al Assad, elegido democráticamente por su pueblo y no se somete a Washington.

¿Qué tiene que hacer Estados Unidos en esa zona del mundo tan distante a la de ellos? ¿Quién les ha dado el cargo de velador del globo terráqueo para que decidan quienes son buenos y malos?

Mucha desvergüenza existe hoy en el mundo, pues mucho más criminal es el gobierno de Israel que masacra a inocentes palestinos, le roba su territorio, les impide el libre movimiento, limita sus prácticas religiosas y los encierra en una franja de tierra a la que le van construyendo asentamientos judíos, sin que Estados Unidos y la Unión Europea les impongan guerras económicas y financieras, ni sancionen a los funcionarios estatales.

Esos crímenes que, si son de lesa humanidad, no son sometidos a campañas mediáticas semejantes a las que fabrican contra Venezuela, la Unión Europea no rompe relaciones con el estado de Israel, ni adopta una posición común como le hicieron a Cuba durante 20 años y ni tampoco les niega visa sus dirigentes.

La actitud de Israel contra Palestina es permanente y mucho más dañina que el supuesto ataque químico del que acusan a Siria, pero Estados Unidos, Francia y el Reino Unido no acometen bombardeos contra sus cuerpos represivos.

Este es el mundo en que vivimos, lleno de pueblos con desigualdades, niños trabajando, mujeres prostituidas, capos de las drogas enriqueciéndose a costa de jóvenes, millones de analfabetos, campesinos sin tierras, desempleados y personas discriminadas por el color de la piel, sus credos y posición económica, pero ni el Consejo de Seguridad, la Unión Europea ni las organizaciones de Derechos Humanos, sancionan a su único responsable, ¡el capitalismo salvaje!

Por eso José Martí afirmaba:

“En la formación de los pueblos se empieza por la guerra, se continua con la tiranía, se siembra con la revolución y se afianza con la paz”

 

Anuncios

3 pensamientos en “Hasta dónde soportarán los pueblos

  1. Pingback: #BastaYa de guerras, el mundo necesita PAZ #Siria | Cuba por Siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s