Obama, consecuente en su política hacia Cuba


Por Arthur González.

Analistas avezados opinan que el presidente Barack Obama no ha sido consecuente en su política hacia Cuba, después de anunciar un cambio de táctica. Sin embargo, la vida ha demostrado lo contrario.obama 4

Desde que sorprendiera al mundo el 17.1.2.2014 con su anuncio de restablecer las relaciones diplomáticas con la Habana, trascurridos 53 años de la ruptura aprobada por el presidente Dwight Eisenhower, Obama fue preciso en lo que pretende alcanzar con el cambio de línea, al expresar:

“Pondremos fin a un enfoque anticuado que durante décadas no ha podido promover nuestros intereses…”


[…] “…continuaremos haciendo en aquellos temas relacionados con la democracia y los derechos humanos en Cuba, pero creo que podemos hacer más para apoyar al pueblo cubano y promover nuestros valores, a través del compromiso”.

[…] “Estado Unidos considera que ningún cubano debe ser víctima de acoso, arresto o golpizas solo por ejercer el derecho universal de hacer que su voz se escuche”.

[…] “… continuamos pensando que los trabajadores cubanos deben tener la libertad de crear sus propios sindicatos y tener la libertad plena de participar en los procesos políticos”.

[…] “…podemos de una manera más eficaz, defender nuestros valores y ayudar al pueblo cubano a que se ayude a sí mismo, a medida en se adentra el siglo XXI”.

En su discurso el 01.07.2015, al informar la apertura de embajadas, Obama expresó claramente:

“Con este cambio, podremos aumentar considerablemente nuestro contacto con el pueblo cubano, tendremos más personal en nuestra embajada (en la Habana) y nuestros diplomáticos podrán participar de manera más extensa en toda la Isla”.

“…creo con firmeza que la mejor forma que tiene Estados Unidos de apoyar nuestros valores es a través del compromiso”.

“…nadie espera que Cuba se transforme de la noche a la mañana, pero el compromiso estadounidense, mediante nuestra embajada, empresas y ante todo nuestro pueblo, es la mejor manera de representar nuestros intereses y apoyar la democracia y los derechos humanos”.

Por su parte, la aspirante a candidata presidencial para sustituir a Obama en la sala oval de la Casa Blanca, Hillary Clinton, aseguró en su discurso en Miami el pasado 01.08.2015:

“Como Secretaria de Estado, pude comprender que nuestra política de aislar a Cuba estaba fortaleciendo las garras de Castro en el poder en vez de debilitarlas, lo cual perjudicaba nuestros esfuerzos para restablecer el liderazgo de Estados Unidos en todo el hemisferio”.

“… estábamos ayudando al régimen para que mantuviera a Cuba como una sociedad cerrada y controlada, en vez de promover la apertura positiva a la influencia externa, en la misma forma que lo hicimos de forma tan efectiva con el antiguo bloque Soviético y en otros lugares.

Estos elementos permiten comprender que Obama no ha tomado medidas para debilitar el bloqueo económico, comercial y financiero, porque su estrategia es reforzar las penurias del pueblo cubano y que sea este quien decida derrocar el socialismo y permitir que Estados Unidos instaure el capitalismo, como el “salvador” de la economía cubana.

Por esa razón acaba de imponerle una altísima multa ascendente a 694 millones de euros, al banco francés Crédit Agricole, acción que infringe la ley internacional, porque una ley nacional no puede aplicarse fuera del territorio nacional. Esa decisión la tomó Obama, no el Congreso.

A pesar de que él puede aplicar sus prerrogativas presidenciales para desmantelar casi todas las medidas económicas contra Cuba, sin necesidad de la aprobación de Congreso, no lo hace porque es consecuente con su proyecto de ver caer el socialismo por el rechazo popular, agobiado por tantas penurias acumuladas en 53 años, sobre todo entre los jóvenes que no conocieron la Cuba de 1958.

La juventud nacida en los años 90, década más difícil de la economía cubana, posterior al derrumbe del socialismo europeo, no valora los avances logrados en los sectores de la educación, salud, deporte, cultura, seguridad social, vivienda, igualdad de la mujer, de raza y los avances en las ciencias. Solo perciben limitaciones, escases de productos y carencias materiales, algo que Obama desea mantener con el fin de introducir sus valores e intereses imperiales.

Basado en esto, no permitirá que visiten el país más ciudadanos estadounidenses de lo que contemplan los programas diseñados para lograr una influencia sobre la sociedad cubana, ni aprobará que Cuba compre alimentos y otros productos en el mercado norteamericano con créditos.

Por ese mismo motivo, volvió a prorrogar el acta del comercio con el enemigo, porque si la elimina se queda sin argumentos para mantener las sanciones y solo cuando ellos entiendan que han alcanzado sus viejos propósitos darán pasos para estabilizar el comercio con la isla.

Eso quedó bien esclarecido en el comunicado de la secretaria de Comercio, Penny Pritzker, referente a las medidas aprobadas por su Presidente, al señalar: “las nuevas normas están diseñadas para apoyar al sector privado cubano emergente”.

Por su parte, el secretario del Tesoro, Jack Lew, añadió: “estas regulaciones subrayan el compromiso del presidente Barack Obama, en promover un cambio constructivo para el pueblo cubano”.

Estos elementos demuestran que Obama si es consecuente con lo que desea obtener en Cuba y como dijera William D. Broderick, sub director de Asuntos interamericanos del Departamento de Estado, en un memorando fechado el 28 de agosto de 1968, remitido al director de la oficina de política interamericana, John W. Ford:

“…las dificultades económicas actuales de Cuba y las señales de un creciente descontento, indican que las penurias por el aislamiento están teniendo un efecto real y, lo tanto debemos mantener toda presión sobre la política de bloqueo…”

Al analizar las propuestas elaboradas 30 años más tarde por el Council on Foreign Relations, publicadas en 1999, las que señalan cómo deben conducirse las relaciones con Cuba para lograr una Transición en Cuba, observamos la misma línea de pensamiento, cuando afirman:

“Promover la Transición. La oposición de EE.UU. a la Revolución cubana y el apoyo a la democracia y al desarrollo en este hemisferio, lograron frustrar las ambiciones cubanas de expandir su modelo económico e influencia política”.

La dirección política no cambia y si analizamos lo escrito por Allen Dulles, ex director de la CIA, en uno de los estimado de inteligencia contra la URSS, observamos una similitud alarmante, cuando subrayó:

“El objetivo final de la estrategia a escala planetaria, es derrotar en el terreno de las ideas las alternativas a nuestro dominio, mediante el deslumbramiento y la persuasión, la manipulación del inconsciente, la usurpación del imaginario colectivo y la recolonización de las utopías redentoras y libertarias, para lograr un producto paradójico e inquietante: que las víctimas lleguen a comprender y compartir la lógica de sus verdugos”.

Por tanto, el presidente Obama es totalmente consecuente con sus planes de derrocar a la Revolución desde adentro, con el empleo del viejo método del abrazo de la muerte.

Ante hechos similares José Martí afirmo:

“Un caso concreto esclarece más una cuestión que complicados razonamientos”.

4 pensamientos en “Obama, consecuente en su política hacia Cuba

  1. TODO EL MUNDO NOS QUIERE ENSENAR COMO DEMOCRATIZAR A NUESTRA TIERRA , WOW , LE DEMOCRACIA EMPIEZA POR LA EDUCACION ERADICAR POR COMPLETO EL ENEFALBETIZMO ASEGURAR AL PUEBLO SUS DERRECHO UNIVERSALES DE EDUCACION GRATUITA SEGURO MEDICO LIBRE Y MEDICINAS , Y TRABAJAR PARA PODER SUSTENTARSE A EL Y A SU FAMILIA ESOS SON LOS DERRECHOS UNIVERSALES DE TODA CIVILIZACION , PERO ESO SOLO EXISTE EN CUBA , Y ESTOS VIENEN A ENSENARNOS DEMOCRACIA , SI NO HAY LIBERTAD DE GUERRAS , NO HAY LIBERTAD DE OPRIMIR A NADIE , DE SACQUEAR A LOS DEMAS PUEBLOS Y ABUSARLOS SI ESA LIBERTAD NO EXISTE , BUENO Y ESOS SON LOS QUE NOS VIENEN A ENSENAR DEMOCRACIA QUE IRONIA DE LA VIDA , GRACIAS POR DEJARME EXPRESARME

    Me gusta

  2. Creo que Arthur Glez ha expuesto muy claramente, usando las propias palabras de Obama y la Sra. Clinton sobre cuáles son los verdaderos intereses de los EEUU. Creo que en eso nuestro Gobierno, nuestro Pueblo y nuestro Partido deben pensar profundamente y actuar en consecuencia. Si esas son las reglas del juego, si hemos re-establecido relaciones diplomáticas con los EEUU, bueno pues tenemos que tomar medidas reales para que nuestra gente “no se vaya con la de trapo”. Pero para eso tenemos que ser, como dijo Raúl, el Partido más democrático, la sociedad más democrática, donde las personas puedan expresar en los medios de prensa sus preocupaciones, sus criterios sinceros. Estoy convencido que la gran mayoría del Pueblo cubano es revolucionario, pero se están haciendo cosas que no contribuyen a fortalecer ese espíritu revolucionario. Comienzo por Granma que pienso puede hacer mucho más, muchísimo más por lograr un debate revolucionario. Si los comentarios que no son de su agrado por ser críticos, aunque sean respetuosos y bien intencionados no los publican, ¿dónde queda el debate entre revolucionarios? Recientemente se celebró el V Pleno de la UPEC, el Vice-Presidente Díaz-Canel hizo uso de la palabra y ni Granma ni JR se hicieron eco de lo que allí pasó. ¿Por qué? ¿Por qué en Radio Reloj se quitó la sección donde se podían dejar comentarios a la noticia del V Pleno de la UPEC y las palabras de Díaz-Canel? ¿Por qué Granma permite que los comentarios en sus páginas sean mayoritariamente de asuntos deportivos? ¿Por qué el tema de la serie de pelota Premier 12 se mantuvo días en la Portada de Granma y temas como las Asambleas Provinciales del PCC en las provincias desaparecen de portada y pasan a un lugar poco privilegiado dentro de la sección Cuba? ¿Por qué, habiendo temas candentes como el de los cubanos que salieron por Ecuador y están varados en cantidad de más de dos mil en la frontera con Nicaragua, contra los cuales usaron la fuerza nuestros hermanos nicaragüenses, la Mesa Redonda le dedicó dos programas a la serie de pelota en Taipéi de China? Considero que no se privilegia en las publicaciones oficiales cubanas el debate sobre los temas más candentes en la opinión del Pueblo. En las noticias de las Asambleas del Partido en Las Tunas y Camagüey envié un comentario a Granma sobre el desinterés de los jóvenes en entrar al Partido y no fue publicado. No tengo la verdad de mi parte, soy solo un grano de arena de nuestro Pueblo, que es el que tiene la sabiduría y el heroísmo, pero nuestro Gobierno debe trabajar fuertemente por agilizar la participación del Pueblo en las discusiones de los aspectos más importantes que nos aquejan. El momento es complejo; los vecinos del Norte no cejan en sus empeños, pero Cuba siempre ha salido victoriosa contando con el apoyo del Pueblo. La situación económica es difícil, la corrupción es grande. Solo el Pueblo podrá detener la corrupción y encontrar soluciones a los problemas económicos, pero tenemos que actuar sin dilaciones y escuchar las opiniones de todos los que quieren opinar. No permitamos que la gente pierda las esperanzas y la confianza. Gracias. SALUDOS!

    Me gusta

    • Eduardo sabes que coincido con tus inquietudes, y por eso debemos utilizar los espacios que existen para eso a nuestro nivel, sin caer el el hipercritisismo que tanto daño también nos hace y del que quieren aprovecharse los solapados que desean la exterminación del socialismo, pues se olvidan que era la república de Cuba antes del 59. Gracias por leerme y dedicarme tú valioso tiempo en comentar mis artículos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s