La malagradecida


Por Arthur González

Yoani Sánchez Cordero, devenida en bloguera exitosa gracias a la CIA en su guerra mediática contra la Revolución cubana, recibió en Estados Unidos, por supuesto, el premio Knight de periodismo internacional 2015, un galardón más a su larga lista, como fórmula ideada para darle popularidad mundial, algo Gabriel García Márquez nunca recibió con tanta reiteración.

En su discurso, la bloguera creada para servir a Estados Unidos, reconoció públicamente que su origen es sumamlavanderaente humilde, al expresar: “Mi abuela sólo sabía escribir la primera letra de su nombre. Firmaba los documentos con una “A” grande y casi infantil […] aquella lavandera nunca fue al colegio…”

Pero le faltó agregar que su madre siguió el mismo destino, pues en Cuba antes de 1959, los pobres no tenían derecho a estudiar, ni a tener asistencia médica, no presenciar una obra de teatro y menos una función de ballet.

La primera medida aplicada por la Revolución triunfante, comandada por Fidel Castro, fue alfabetizar a todo el pueblo, siguiendo el principio martiano de “Leer es Crecer” y “Ser cultos para ser libres”. Sigue leyendo

Anuncios