Razones para no cambiar la política migratoria hacia Cuba


Por Arthur González.

Por estos días agencias de prensa se recrean con las noticias sobre los cubanos parados en la frontera de Costa Rica con Nicaragua, evidenciandocubanos en costa rica la campaña mediática contra Cuba, algo usual desde 1959 cuando empezaron las salidas ilegales de prófugos de la justica, siendo calificándolos por Estados Unidos como “refugiados”.

Dos años más tarde, las salidas ilegales por la vía marítima estuvieron encabezadas por los padres de los 14 mil 48 niños que habían enviado a sus hijos sin acompañantes, como resultado de una operación de guerra sicológica, diseñada por la CIA en contubernio con la Iglesia Católica, bautizada con el nombre de Peter Pan, rememorando el viaje al “Nunca Jamás”.


Ese flujo dio lugar a que en noviembre de 1966 el presidente Lyndon B. Johnson, aprobara la tristemente célebre Ley de Ajuste Cubano, que solo favorece a los cubanos porque supuestamente “huyen del comunismo”.

Ahora, ante el temor de que los yanquis modifiquen o eliminen dicha Ley, miles de cubanos salen del país en busca de mejoras económicas, pero en ningún caso por ser perseguidos políticos como quieren hacerle creer al mundo.

Prueba de la manipulación del tema, es que a ninguno de los casi dos mil cubanos que están en la frontera costarricense se le ha otorgado visa para ingresar en Estados Unidos por la vía legal, siendo denegados por posibles emigrantes. Sin embargo, bien diferente es el tratamiento que reciben si logran pisar territorio estadounidense de forma ilegal.

Ante la situación creada, los cancilleres de Centroamérica se reúnen preocupados, en busca de una solución que solo estaría en manos del Departamento de Estado de Estados Unidos, si le entrega una visa a cada uno de los ahora retenidos, como mismo haría si estos lo solicitan al llegar a uno de los pasos fronterizos con México.

Pero lo que causa vergüenza es que los cancilleres y la prensa no han llevado a cabo reuniones y la búsqueda de soluciones favoemigrantes mexicanos 3rables para los cientos de miles de centroamericanos que diariamente intentan cruzar la frontera hacia Estados Unidos, a riego de sus vidas, por el maltrato de coyotes sin escrúpulos que les roban, violan y extorsionan, e incluso el que reciben por los oficiales de las patrullas fronteriza de Estados Unidos.mexicano emigran

Para esos que se suben al tren desde México hasta territorio estadounidense, no hay políticas especiales, ni albergues, ni alimentación, ni salud, nadie se “preocupa”, por su bienestar. Los centroamericanos que, si huyen del hambre, la miseria y el analfabetismo, no reciban absolutamente nada.

Los cubanos por su parte desean viajar no buscando educación, salud o seguridad social, pues eso lo tiene en Cuba de forma gratuita, buscan cosas materiales que no han logrado satisfacer en su patria, no porque el Estado se las niegue, sino porque la política de guerra económica impuesta desde 1962, está diseñada para eso, según sus propios documentos desclasificados, al asegurar:

“…La acción política será apoyada por una guerra económica que induzca al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, las operaciones psicológicas acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen…”

Basado en ese principio es que los cubanos intentan llegar a Estados Unidos, en busca del paraíso terrenal.

Es por eso que la Ley de Ajuste no será eliminada, mientras continuarán aumentando las penurias para que sea el pueblo quien exija cambios del sistema político.

Para los 43 estudiantes desaparecidos mexicanos, los miles de asesinados en la frontera y para los expulsados de Estadios Unidos por no tener documentos legales, no hay solidaridad ni campañas de prensa, esos no tienen que cambiar el sistema económico y político de su país que les impide el desarrollo como seres humanos.

Contra el socialismo cubano se planifican y ejecutan todas las acciones posibles, pues como aseguraron los académicos del Council and Foreign Relations, en su propuesta a la Casa Blanca para modificar las relaciones con Cuba:

“La oposición de Estados Unidos a la Revolución cubana y el apoyo a la democracia y al desarrollo en este hemisferio, lograron frustrar las ambiciones cubanas de expandir su modelo económico e influencia política”.
Eso define claramente que el sistema socialista no puede tener resultados, para impedir que otros países del área deseen imitarlo; por tanto, hay que hacerlo fracasar a toda costa y costo.

Las imágenes de miles de cubanos en la frontera costarricense contribuyen a ese objetivo, pero ahora los países centroamericanos son los que pagarán el precio de la Ley de Ajuste, porque los norteamericanos no aceptarán recibirlos por las vías legales, pues su propósito es que lo hagan ilegalmente para reforzar la mentira de que “huyen del comunismo”, por ser incapaz de darle lo que desean.

Como es conocido, durante la presidencia de George W. Bush, la mafia terrorista anticubana logró que el Congreso aprobara el 30 de septiembre del 1996, la Ley pública 104-208, conocida como “Acta de Reforma a la Inmigración Ilegal y la Responsabilidad del Inmigrante Ilegal”.

En su Sección 606, se establece que la eliminación de la conocida Ley de Ajuste Cubano, estará condicionada solamente por la determinación del Presidente de Estados Unidos, bajo lo establecido en la Sección 203 (c) (3) del Acta de la Libertad y Solidaridad Cubana de 1996, Ley pública 104-114, conocida como Ley Helms-Burton, cuando según ellos ostente el poder en Cuba un gobierno “elegido democráticamente”.

De ahí que el Departamento de Estado afirma que no habrá cambios en la política migratoria hacia Cuba, a pesar del restablecimiento de relaciones diplomática y de que su secretario John Kerry hay afirmado en la Habana el 14.08.2015:

“No hay nada que temer, ya que serán muchos los beneficios de los que gozaremos cuando permitamos a nuestros ciudadanos conocerse mejor…, al final ya no somos enemigos, sino vecinos…”

Ante situaciones semejantes afirmó José Martí:

“La ilusión es un delito en las cosas públicas”.

Un pensamiento en “Razones para no cambiar la política migratoria hacia Cuba

  1. Pingback: Ragioni per non cambiare la politica migratoria verso Cuba | progetto cubainformAzione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s