La Unión Europea, sin plumas y cacareando


Arthur González

Elizardo Sánchez Santa Cruz y la UEElizardo Sánchez Santa Cruz y Pacheco, más conocido por el sobre nombre de “El Camaján”, declaró recientemente a la prensa extranjera que “la Unión Europea no debería salir con las manos vacías de su próxima reunión con funcionarios del gobierno cubano”.Los europeos saben de sobra quién es este personaje, el cual lleva más de dos décadas viviendo del desgastado cuento de ser “disidente”, mientras recorre las sedes diplomáticas en La Habana, en busca de dinero, alimentos y otros medios materiales que le permiten darse una vida de burgués, sin saber que es una jornada laboral.

Mientras en la vieja Europa se incrementa el desempleo, algunos de sus países le facilitan dinero suficiente a este gilipollas para que disfrute en restaurantes (estatales y privados) y goce de las mejores instalaciones turísticas en el balneario de Varadero, a la par que hace falsos reportes de supuestas violaciones de los derechos humanos en la Isla, para satisfacer requerimientos de los organizadores de campañas subversivas contra Cuba.

No es secreto que los calificados por Washington como “disidentes”, fueron creados por la CIA desde 1960 (según informes desclasificados), mantenidos con los 20 millones de dólares aprobados anualmente por la Casa Blanca para ejecutar acciones subversivas contra la Revolución cubana.

También es público y notorio que esos “opositores” tienen como móvil principal obtener dinero fácil y lograr avales para acceder a una visa de “refugiado político”, la que les garantiza una feliz estancia en Estados Unidos.

Los cerca de cien grupúsculos contrarrevolucionarios, no poseen más de dos mil miembros, en un país de 6 millones de habitantes; están divididos y muchos de sus afiliados se reiteran en varios grupos, algo que les permite obtener dinero por diferentes vías, como ha sido históricamente el caso de “El Camaján”; sino que él pruebe lo contrario.

No por gusto la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana lo tiene en una lista negra y solo es invitado a determinadas actividades, siempre que los norteamericanos necesiten hacer bulto.

Ante tantos fracasos y denuncias por la TV cubana, Elizardo se ha dado a la tarea de informar supuestas detenciones que él denomina “arbitrarias”, cuando alguno de los asalariados de Washington es trasladado a una estación de policía, producto de alteraciones del orden público preparadas y orientadas desde Miami o la propia Sección de Intereses.

Ahora su misión fundamental es intentar presionar a Europa, a través de campañas mediáticas respaldadas desde Estados Unidos, para que la Unión Europea no levante las sanciones impuestas a Cuba en 1996, a propuesta del presidente español José María Aznar, marioneta al servicio de la mafia anticubana de Miami, quien logró arrastrar a los demás miembros de la UE a la adopción de una Posición Común.

El fin que perseguían era la caída del socialismo cubano, por ser el único sobreviviente del derrumbe logrado por Estados Unidos en Europa del Este.

Pasados 18 años sin los resultados planificados, la UE ha perdido terreno en la economía cubana, a excepción de España que a pesar de ser la promotora de las sanciones, mantuvo una privilegiada posición en el naciente turismo de la isla, algo que el resto se vio impedido de hacer.

Ahora convencidos del fracaso, los europeos se aprestan a eliminar esa política y más aun ante las declaraciones del presidente Barack Obama, sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba y su petición al Congreso para eliminar el Bloqueo Económico, Comercial y Financiero, situación que dejará fuera del juego a Europa.

A quien más le interesa que se mantenga inamovible esa posición común es precisamente a Estados Unidos, y de lograrlo no tendría competidores en las futuras inversiones en la isla.

Algunas posiciones pro yanquis dentro de la UE, como el representante especial de la UE para los Derechos Humanos, Stavros Lambrinidis, y los eurodiputados liberales, el español Fernando Maura y el checo Pavel Telicka, le hacen el juego a la ultra derecha norteamericana, bajo el añejo presupuesto de que “deben exigírsele a Cuba el respeto a los derechos humanos y darle participación a la contrarrevolución”, el mismo argumento que maneja la mafia anticubana de Miami en las actuales audiencias ante el Congreso.

El colmo de esa risible posición fueron las declaraciones del delegado de la FIDH para la UE, Jean-Marie Rogue, quien aseguró: “la UE ha cometido un error, que es que ha hablado principalmente con las autoridades”.

Si el Sr. Rogue conociera los criterios del jefe de la Sección de Intereses de Washington en La Habana, no diría tales barrabasadas.

Al final por seguir los dictados de Miami, la Unión Europea se ha quedado “sin plumas y cacareando”.

4 pensamientos en “La Unión Europea, sin plumas y cacareando

  1. Pingback: L’Unione Europea, senza piume e chiocciando | progetto cubainformAzione

  2. Pingback: Detenciones arbitrarias | El Heraldo Cubano

  3. Pingback: Detenciones arbitrarias | Cayo Hueso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s