De extradiciones, mucho qué contar


Por Arthur González

De acuerdo con informaciones de algunos medios de prensa de Estados Unidos y Europa, las delegaciones de Washington y La Habana sostuvieron recientemente, una nueva ronda de negociaciones en busca de un mejor entendimiento entjusticiare ambas naciones, en la cual se abordó el espinoso tema de la solicitud de extradición por Estados Unidos, para lograr detener a algunos ciudadanos reclamados por la justicia y que se encuentran supuestamente en Cuba.

Anteriormente, Josefina Vidal Ferreiro, directora de la dirección general de Estados Unidos de la cancillería cubana, había declarado que los estadounidenses reclamados se encontraban bajo el estatus de refugiados políticos y no eran negociables.

Una de las reclamadas es Joanne Chesimard, agregada desde hace dos años por el Buró Federal de Investigación, a la lista de los terroristas más buscados, por “asesinar” a un agente estatal en Nueva Jersey en 1973.


Chesimard, conocida también por el sobrenombre de  fue sentenciada a cadena perpetua en 1977, pero logró escapar y supuestamente vive en Cuba.

Otro de los reclamados es William “Guillermo” Morales, independentista puertorriqueño sentenciado a diez años de cárcel en 1979 por fabricar bombas, que logró huir a México y más tarde a Cuba, según la página Web del FBI.

El cuarteto de legisladores de origen cubano, miembros de la mafia terrorista anticubana, el senador Marco Rubio, el corrupto Bob Menéndez, iliana y mariola representante Ileana Ros-Lehtinen y el Mario Díaz-Balart, presionan al presidente Barack Obama para que insista en la reclamación al gobierno cubano.

El asunto se tornará más peliagudo si la parte cubana exige, con similares argumentos, a un número de fugitivos de la justicia cubana, que, a pesar de las reclamaciones oficiales, Estados Unidos jamás ha respondido, aunque quizás se pudiera llegar a un acuerdo y hacer un intercambio de prófugos.

Entre los reclamados por Cuba pudiera estar Carlos Alberto Montaner, prófugo de la justicia al fugarse de una estación de policía en la Habana, poco después de ser detenido in fraganti cuando colocaba una petaca incendiaria con C-4, en un centro comercial por instrucciones de la CIA, asilándose en la embajada de Brasil, desde donde viajó primero a España y posteriormente a Estados Unidos.

Otro caso connotado es el del asesino terrorista cubano, Luis Posada Carriles, autor de la voladura de un avión civil cubano con 73 personas a bordo, fugado de la cárcel de Caracas, vinculado estrechamente a los planes de acción encubierta de la CIA, el cual jamás ha sido devuelto a las autoridades venezolanas.

La lista es amplia por los casos de asesinos y torturadores que bajo las órdenes del dictador Fulgencio Batista, mataron y mutilaron a centenares de personas, solo por tener ideas políticas contrarias al régimen, encontrando refugio seguro en Estados Unidos desde el 1ro de enero de 1959, entre ellos los padres de algunos de los congresistas anticubanos.
Entre esos asesinos reclamados, prófugos y no devueltos por Estados Unidos están:

-Jesús Blanco Hernández, ex comandante de la marina de guerra batistiana, requerido en Nota diplomática del 26.01.1959, donde se solicita a las autoridades su detención provisional, al encontrarse prófugo de la justicia.

– Conrado Carratalá Ugalde, ex jefe del Departamento de la Dirección de la policía batistiana y sentenciado por tribuna cubano en la Causa No. 3 de 1959.

– José Ramón Conte Hernández, prófugo sancionado a 30 años de prisión en la Causa No. 448 de 1959, por el asesinato del estudiante y obrero, Antonio Díaz Santana, desde Estado Unidos se enroló en la invasión a Cuba de la brigada 2506.

– Sotero Delgado Méndez. Prófugo de la justicia sancionado en la causa No. 321/57 por el delito de asesinato del Dr. Pelayo Cuervo Navarro. Fue reclamado oficialmente el 27 de mayo de 1959, bajo el amparo del Tratado de Extradición entre ambas naciones, de fecha 6 de abril de 1904.

-Rafael M. A. Gutiérrez Martínez. Sancionado en la causa No. 321/57, por el asesinato del Dr. Pelayo Cuervo Navarro. Prófugo de la justica fue reclamado oficialmente el 27 de mayo de 1959.

-Orlando Piedra Nogueruela, Mariano Faget Díaz y Rafael M. A. Gutiérrez Martínez, esbirros de Batista y prófugos de la justicia, también fueron reclamados bajo la solicitud de extradición de fecha 27 de marzo de 1959.

– Martín Díaz Tamayo, General de Brigada del ejército de Batista, prófugo de la justicia en la causa No. 30/59 por el delito de deserción y otros. Se asiló en la embajada de Ecuador el 23 de febrero de 1959.-

-Armentino Feria Pérez. Huyó de Cuba y fue reclamado a las autoridades competentes de Estados Unidos, en nota diplomática del 12 de enero de 1959, por la comisión de distintos y gravísimos delitos de asesinato. Fue miembro de los llamados “Tigres de Masferrer”.

– José Franco Mira, prófugo de la justicia, sancionado a 30 años en la causa 833/61, refugiándose en Estados Unidos. Es el asesino de los ciudadanos cubanos Sergio González “El Curita”, de Efraín Alfonso Liriano y de Raúl Mercuello Barrios.

-Nicolás Hernández Méndez. Asesino del ciudadano Mario Cardet Pérez y de otros revolucionarios más. Fue miembro de las bandas represivas y gansteriles del asesino Rolando Masferrer, también huyó de Cuba hacia Estados Unidos. Sancionado a 30 años de prisión se enroló en la brigada 2506.

-Julio Stelo Laurent Rodríguez. Teniente de navío de la dictadura batistiana solicitada su extradición mediante nota diplomática del 21 de octubre de 1959. Fue procesado por el Juez de Instrucción de Manzanillo en la Causa 600/59 por múltiples crímenes, entre otros el asesinato del capitán Jorge Agostini.

Numeroso es el listado, sin embargo, a todos Estados Unidos les otorgó el estatus de refugiados políticos debido a que “huían del comunismo”

Como se conoce, Assata Shakur, era miembro del grupo político opositor “Panteras Negras” y en un enfrentamiento con la política estadounidense, que los perseguía y acosaba por sus ideas políticas y reclamos por la igualdad de los derechos civiles de los negros, murió un policía blanco, pero en su caso Estados Unidos no la considera una disidente.

El tema es manipulado por la prensa norteamericana para crear rechazo hacia los negros que tienen ideales políticos diferentes, a pesar de que el propio presidente Barack Obama, declaró el 17 de enero de 2014 al informar el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba que:

“…No me hago ilusiones con respecto a los continuos obstáculos a la libertad que aún enfrenta el ciudadano cubano común. Los Estados Unidos consideran que ningún cubano debe ser víctima de acoso, arresto o golpizas, solo por ejercer el derecho universal de hacer que su voz se escuche. Continuaremos apoyando a la sociedad civil allí”.

Mientras a Cuba le exigen, ellos no permiten en su país que se ejerza el derecho a la libertad de pensamiento y menos aun cuando esos se oponen al sistema político de Estados Unidos.

Esa es la llamada democracia que pretenden imponer a todos, como supuestos “campeones y paladines” de principios democráticos y reformas, esperemos como quedará el asunto de las extradiciones por que Cuba también tiene sus razones.

Por eso José Martí aseguró:

“Cuando se va más allá de la razón para defender algo, es que no se halla dentro de la razón manera de defenderlo”.

 

Un pensamiento en “De extradiciones, mucho qué contar

  1. Pingback: Di estradizioni, molto da raccontare | progetto cubainformAzione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s