El odio ciega la razón


Arthur González

Virgen de la caridad peregrinaciónLo que para muchos es pasión otros la transforman en odio e impotencia, al no poder cambiar las cosas a su antojo. Algo así es lo que proyecta el sitio anticubano “Diario de Cuba”, al relatar la procesión de la Virgen de la Caridad del Cobre, en Santiago de Cuba, el pasado 8 de septiembre.El odio se puso de manifiesto en un artículo del día 10.09.2014 el que comienza con una gran mentira, al asegurar: “Pese a la reticencia de las autoridades, la procesión de la Virgen de la Caridad es otra vez uno de los ritos distintivos de la ciudad”.

Falsa afirmación. Las autoridades de Cuba no se oponen a las procesiones públicas de la Virgen María. En toda la isla son decenas de procesiones las que se llevan cabo ante la celebración de fechas religiosas conmemorativas.

Si esta Virgen no sale más frecuentemente de su santuario del Cobre, es por el cuidado de los sacerdotes para preservar la vetusta imagen que ya tiene 4 siglos, y no por razones políticas.

Virgen-patronal-de-la-virgen-de-la-caridad-de-cobre-en-cuba-8-de-septiembreEn 1998 recorrió las calles de Santiago para ser bendecida por el Papa Juan Pablo II, ante la presencia del hoy presidente Raúl Castro Ruz, el pasado año en el jubileo por el 400 aniversario de su aparición recorrió todo el país, donde fue recibida por el pueblo.

Al no poder ocultar la verdad, a pesar de querer manipularla, el artículo en cuestión tuvo que reconocer la masiva y libre afluencia de la población, comparables solo con el arroyar de las congas carnavalescas de Santiago de Cuba.

¿Cuál es el interés por tergiversar el sentimiento de los creyentes y no creyentes, más el apoyo total de las autoridades para que ese acto se celebre con esplendor? El odio que sienten los que no han podido nublar el apoyo del pueblo a la Revolución ni destruirla.

Para tener una idea plena del resultado libre de este acto, basta decir que la procesión se inició con una alocución del Arzobispo de Santiago de Cuba, Monseñor Dionisio García, desde el balcón del arzobispado de la ciudad, frente a la Plaza de Marte.

Posteriormente la imagen de la Virgen recorrió la populosa calle de Enramada hasta la catedral, ubicada en el parque Céspedes, con cinco paradas previas dedicadas a la oración y a peticiones de paz, unión y fraternidad para la familia, los cubanos y el mundo en general.

El parque Céspedes es un símbolo histórico donde se iza la bandera cubana a las 12 de la noche todos los 31 de diciembre, después que el ejército invasor norteamericano abandonara las tierras cubanas en 1902. Desde el balcón de la alcaldía le habló Fidel Castro al pueblo el 1ro de enero de 1959 y es en ese mismo parque donde se celebran las principales fiestas patrióticas y culturales.

Aunque les duela en Miami, Cachita, como popularmente llama el pueblo a la Virgen de la Caridad del Cobre, disfrutó su paseo y fue aclamada por todos sus hijos, pues es la isla si hay libertad religiosa, aunque desde Washington quieran hacer creer lo contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s