Del Palacio de Buckingham a la Habana.


Arthur González.

Con aires de burguesas, algo bien alejado de la realidad, las llamadas Damas de Blanco, lideradas por la inculta, mal educada y ausente de talento Berta Soler, se han dado a la tarea de denominar “Te Literario” a sus reuniones, donde las amenazas, disputas, acusaciones y luchas por el poder, les ocupan todo el tiempo.

Ni Tè, ni lecturas de libros se ofrecen en la pequeña y humilde vivienda del ex recluso contrarrevolucionario Héctor Maceda, viudo de quien fuera la presidenta de las llamadas Damas de Blanco, Laura Pollán, fallecida a consecuencias de complicaciones de su enfermedad crónica de diabetes melitus. Sigue leyendo

Anuncios