Limitan más los derechos de los cubanos a visitar a su familia en la isla.


Arthur González.

Mientras en Cuba sea estudia una nueva “Ley Migratoria” para flexibilizar la política, en EE.UU. se le pretende dar una vuelta más a la tuerca que aprieta a los cubanos en sus contactos familiares.

Los supuestos “campeones de los derechos humanos” ahora no quieren que los cubanos residentes en Miami visiten a los familiares en la Isla y estudian la formula de impedirlo, como lo hizo durante años el ex presidente George W. Bush. El nuevo proyecto en manos de un subcomité del Congreso de EE.UU., pretende penalizar a los amparados por la “Ley de Ajuste Cubano“, que regresen a Cuba antes de haber obtenido la ciudadanía estadounidense, algo que no se aplica a ningún extranjero que sea residente permanente en ese país. Sigue leyendo