Eurodiputada al servicio de Estados Unidos.


Por Arthur González

Beatriz Becerra, eurodiputada española, siguiendo los dictados de Washington y de la mafia terrorista de Miami, reclamó a la Alta Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, que garantice los derechos humanos de las “Damas” de Blanco y otros asalariados de los yanquis en Cuba.

Becerra ocupa el cargo de vicepresidenta de la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo y criticó al presidente español, Pedro Sánchez, por no reunirse con los contrarrevolucionarios fabricados por los yanquis, durante su reciente visita a La Habana, como si todo el mundo no conociera que esos carecen de representatividad en el pueblo cubano y son financiados con dólares estadounidenses.

¿No sabrá la eurodiputada la baja catadura moral de Berta Soler, la que apareció recientemente en Facebook, prodigando palabras obscenas al conocer que su esposo le era infiel?

La visita a Cuba del presidente español fue para tratar temas importantes en las relaciones entre los dos países y no para perder su tiempo con personas que no son respaldadas por el pueblo, ni tienen peso alguno en la política nacional cubana.

¿Por qué la Sra. Becerra no lee lo escrito por el jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en la Habana, en un informe secreto enviado al Departamento de Estado y a la CIA? De hacerlo comprendería las razones por las que el presidente español no les hizo el menor caso.

Para que conozca, basta citar algunas líneas de ese documento, donde afirma:

El gobierno de Cuba parece haber consolidado una posición de indiscutible autoridad a lo interno, vale la pena preguntarse qué hace la oposición política cubana y qué papel puede desempeñar en el futuro”.

“Sin un verdadero milagro entre los líderes de la oposición, no es probable que el movimiento disidente pueda reemplazar al gobierno cubano”. […] “Los disidentes o sus agendas son prácticamente desconocidas”. […] “Dirigen sus mayores esfuerzos a obtener recursos suficientes para solventar las necesidades del día a día, de los principales organizadores y sus seguidores

Suficiente argumento del representante del gobierno yanqui para que el presidente de España, se concentrara en conversar con los que realmente tienen las riendas del país, y el respaldo mayoritario de los cubanos.

Los premios otorgados a las llamadas “Damas” de Blanco, fueron indicados por los Estados Unidos, con el fin de continuar sus campañas mediáticas contra la Revolución cubana. Antes de que el Parlamento Europeo reconozca esa fabricada “oposición”, es el pueblo de Cuba quien tiene que reconocerla, algo bien lejos de la realidad que el mismo diplomático afirma en su informe secreto.

Estados Unidos nunca estuvo de acuerdo con el liderazgo de Fidel Castro, por eso ordenó asesinarlo en múltiples oportunidades sin lograrlo, hechos que constituyen un delito por el cual nunca ha sido condenado por el Parlamento Europeo, a pesar de violar todos los preceptos legales y humanos.

Estados Unidos es el mayor y permanente violador de los derechos de la humanidad, con sus guerras imperiales para apoderarse de los recursos naturales de otros países, esgrimiendo falsos pretextos apoyados por los gobiernos europeos, como las guerras de Afganistán, Irak, Libia, Siria y otras similares.

¿Por qué la eurodiputada española, tan “preocupada” por los derechos humanos en Cuba y Venezuela, no se pronuncia con similar agresividad ante las violaciones cometidas por Israel, en Honduras, en Chile con el asesinato a Santiago Maldonado y otros miembros del pueblo Mapuche, por el asesinato de los líderes sociales en Colombia, la violencia criminal de México, donde aún no hay responsables de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, el hambre y la miseria de los centroamericanos que se ven obligados a emigrar en busca de una vida mejor?

Seguramente Washington no le paga para condenar esas verdaderas violaciones de los derechos humanos de cientos de millones de personas, solo le envían dinero para su accionar contra la Revolución cubana y Venezuela.

Se conoce que la CIA trabaja a los miembros del Parlamento Europeo y las presiones descarnadas que ejerce la embajada yanqui para que aprueben resoluciones contra Cuba.

Siguiendo un guion pre establecido, los europarlamentarios pro yanquis muestran “gran preocupación” por el nuevo proyecto de Constitución cubana y del referendo previsto para febrero de 2019, algo que no tiene antecedentes en Europa, ni America Latina, proceso que confirma la verdadera democracia que tanto molesta a la Casa Blanca y a la mafia anticubana

¿Acaso la eurodiputada Beatriz Becerra, nunca conoció de la batalla jurídica y negociaciones, durante los últimos cinco años, de los trabajadores de Coca Cola de la fábrica de Fuenlabrada, en Madrid, por las medidas tomadas por esa transnacional norteamericana que afectó a mil 250 trabajadores, de los que 750 serían despedidos y prejubilados?

¿La española Beatriz Becerra no siente preocupación por lo ocurrido en estos días con una coterránea convaleciente, tras un parto complicado por cesárea, la cual fue desalojada violentamente de su vivienda en Madrid el 28 de noviembre 2018, junto a su hijo recién nacido y sus otros dos hijos de dos y cuatro años, al no tener dinero para pagar el alquiler?

¿Esos no son hechos de verdadera violación de los derechos humanos en su propio país, por el que sí debería preocuparse?

¿Por qué la Becerra no propone una condena por lo acontecido en Argentina desde que asumió la presidencia Mauricio Macri, en franca violación de los derechos humanos de millones de argentinos que protestan a diario? ¿Habrá visto ella a familias argentinas enteras refugiadas en las escalinatas de ministerios públicos, empresas privadas y aceras en las calles más céntricas de Buenos Aires, por la pérdida de sus empleos y no poder pagar la renta de sus casas?

La actitud asumida por la eurodiputada española no deja lugar a dudas, es simplemente una marioneta pagada por los Estados Unidos para hacer cumplir su política contra Cuba.

José Martí no se equivocó cuando definió a personas como ella:

“El lacayo muda de amo y se alquila al señor de más lujo y poder”

Anuncios

El enemigo no aplaude por gusto.


Por Arthur González.

En estos días en las redes sociales se inició una campaña a favor del biólogo cubano, Ariel Ruiz Urquiola, detenido por desacato a las autoridades. Antes había sido alertado por cortar palmas reales sin autorización.

En Cuba, como en otros países, para cortar un árbol es necesario un permiso, y en la Isla después del paso desbastador de varios huracanes, la flora se protege de forma especial, trabajándose priorizadamente en la siembra de bosques.

Ante esa detención, el Departamento de Estado yanqui y Amnistía Internacional, iniciaron una cruzada mediática contra las autoridades cubanas, algo que no hacen ante la terrible situación que viven varios países latinoamericanos. La razón es simple, el biólogo no simpatiza con la Revolución y así lo manifiesta públicamente, de ser un militante comunista nunca hubieran abierto ese frente a su favor.

No por gusto la representante republicana Ileana Ros-Lehtinen, agradeció al secretario de Estado y ex director de la CIA, Mike Pompeo, por sus declaraciones a favor del citado biólogo.

Lo más lamentable del asunto es que algunos intelectuales de la Isla, que jamás han levantado su voz para solicitar la liberación de la líder social argentina Milagro Salas, ni reclamar justicia por el asesinato de la también líder social Berta Cáceres, Coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, abrieran fuego contra el gobierno de Cuba sin saber realmente las causas de la detención de Ariel Ruiz, influidos solamente por la alharaca que formó la contrarrevolución financiada desde Miami.

Tampoco en las redes sociales cubanas se levantan voces para exigir la salida de prisión de la autoridad espiritual mapuche de Chile, Celestino Córdova, ni existen voces de solidaridad con los jóvenes chilenos mapuches Manuel Baltierra, de 38 años de edad, y Cristóbal Reumay, de 21 años, que se encuentran en huelga de hambre desde hace varios días, pidiendo la liberación de su líder espiritual.

Silencio absoluto para condenar la represión ejecutada por los carabineros chilenos con tanquetas de agua, para dispersar a 100 personas que expresaban pacíficamente su apoyo al pueblo indígena mapuche, concentradas en la Plaza Italia, en Santiago de Chile.

Muchos de esos intelectuales cubanos y personas de bien, son los primeros que exigen la toma de medidas ante las incrementadas indisciplinas sociales que afectan hoy a la sociedad. Sin embargo, ahora apoyaron, quizás sin saberlo, una de esas violaciones y ante la toma de medidas por el irrespeto a las autoridades, se sumaron a las campañas miamenses.

La propia representante de la mafia terrorista anticubana califica a Ruiz Urquiola, de “opositor”, denominador que nunca dan a los detenidos en America Latina y luchadores por los derechos civiles que son encarcelados injustamente.

La líder de la mafia terrorista miamense apoyó totalmente el golpe de Estado contra el presidente Manuel Celaya en Honduras, su secuestro y traslado ilegal hacia México en ropa de dormir, pero apoya ahora al biólogo formado por la Revolución por ser un “opositor” al gobierno socialista.

Estados Unidos a través de la USAID y la NED, disponen de millonarios presupuestos para financiar a esos llamados “opositores pacíficos”, con el objetivo de lograr en Cuba actos violentos como los que se producen en Venezuela y Nicaragua, para derrocar el socialismo cubano.

¿Estarán en ese bando los intelectuales y personas de bien que se sumaron a la cruzada por la liberación del biólogo?

En Cuba todo el pueblo sabe leer y escribir, conoce de historia y está al tanto de los actos ejecutados por Estados Unidos por intentar derrocar el socialismo, ese que mantiene el bloqueo económico y financiero contra el pueblo desde hace 59 años y que, según dicen los memorandos de la CIA: “esas medidas han sido en buena parte responsables de las actuales dificultades económicas de Castro, pero pudieran adoptarse nuevas y eficaces medidas de guerra económica”.

Estados Unidos cuenta con un excelente aparato de propaganda, controla los medios de prensa, aprueba lo que se dice y se escribe, y cuando desean silenciar una noticia o exacerbarla, lo realizan con total poder, quien se niega ya sabe a lo que se atiene.

Recientemente otro grupo de intelectuales salió a defender a un periodista extranjero, el cual tergiversó su situación en relación a su acreditación en Cuba y manipuló a la opinión pública sobre el cierre de su blog.

Prestigiosas figuras e incluso funcionarios de instituciones relacionadas con Latinoamérica, sin verificar la información, partieron lanzas a su favor. Al conocerse la verdad ninguno se retractó. Tampoco han alzado su voz a favor de la argentina Milagros Salas, la que cumple injusta prisión.

Si se es solidario hay que serlo con todos y no aventurarse a defender causas sin tener los elementos. Los enemigos de Cuba se aprovechan de cualquier resquicio para desunir, porque saben que el arma vital de los cubanos es su unidad, esa que proclamó José Martí, cuando dijo:

“Sin unidad se estará sin defensa apropiada para los colosales peligros”.