La orden de los yanquis es ahogar la economía cubana.


Por Arthur González.

La pandemia del Covid-19 ha desmoronado la economía mundial, debido al confinamiento necesario, el cierre de fábricas y centros de servicios para evitar contagios y muertes.

Quienes se opusieron a esa única forma real de evitar la expansión del virus, pagan caro su mala decisión y en eso Estados Unidos es el ejemplo evidente, al negarse su Presidente al empleo obligatorio de las mascarillas y el confinamiento, de ahí que, siendo el país más poderoso, es el que acumula más enfermos y muertos.

Para quienes tienen al turismo como fuente de sus ingresos, la situación ha sido terrible y Cuba es una de esas naciones, que unido a las fuertes sanciones que le impone continuamente Estados Unidos, hacen que el descenso de su Producto Interno Bruto sea mayor.

Las cifras actuales lo confirman:

Sigue leyendo