Nominado lacayo de Europa a premio de derechos humanos.


Arthur González.

Desde hace años la vieja Europa, especialmente algunos países del extinto bloque socialista, impulsados por los norteamericanos y basados en su experiencia de subversión contra el socialismo, han visto en el pinareño Dagoberto Valdés como “su hombre en Cuba”.

A tal punto llegó esa aspiración que a inicios de la década del 2000 fue invitado a una reunión efectuada en Praga, donde fue recibido y abrazado por Václav Havel y posteriormente viajó a los Estados Unidos donde igualmente fue agasajado y premiado, creyéndose que este era la figura de cambio que tan afanosamente han buscado sin encontrarla aun. Sigue leyendo