¡Qué bolá…que paquete!


Por Mario Jordán.

Nadie imaginó que la arrogancia del presidente de Estados Unidos, utilizara el “choteo” cubano para alcanzar sus fines políticos.

De que eso responde a un estudio de nuestra sociedad actual, está claro.

No se debe creer que Obama ve el programa de Pánfilo y mucho menos maneja el término de “almendrones”, a no ser que John Kerry se lo recomendara.

obama con panfilo
Ese estudio afirma el nivel de audibilidad que tiene Pánfilo y sus críticas, que tal vez pudieran adecuarlas a sus intenciones político- mediáticas.

EE.UU. inauguró en 1935 la radiodifusión al exterior dirigida a Cuba, con un amplio estudio que nunca han descuidado, tanto por medios legales como ilegales.

Eso sirvió de fondo a los discursos y reuniones del Presidente Obama, invocando la posibilidad de “ayudar” a solucionar problemas a la calificada como “sociedad civil, sin abandonar sus exhortaciones a olvidar la historia.

La presencia de algunos periodistas, incluyendo a los seleccionados por la Casa Blanca, cerraba el círculo encargado de completar el guion.

¿Por qué el acto circense que no se ha efectuado a ese nivel de Estado en ningún otro país?

Sigue leyendo