Los bien pagados


Por Arthur González

Decir “opositores o disidentes” cubanos, es lo mismo que asalariados de Estados Unidos, creados por órdenes de la Casa Blanca desde 1960, entrenados y abastecidos por la CIA, al menos eso aseguran sus documentos oficiales desclasificados, situación que aún se demuestra en sus diarias visitas a la embajada yanqui en La Habana.

dinero 4
Las campañas diseñadas para intentar tergiversar la realidad cubana y satanizar al propio Fidel Castro, constan en los planes de la Agencia Central de Inteligencia y se mantienen intactos, a pesar de los permanentes fracasos.

El documento denominado “Cuba y el Comunismo en el hemisferio”, de fecha 04.05.1961, publicado en el Foreign Relations US, del Departamento de Estado, Volumen X, páginas 459-475, expone textualmente:

Sigue leyendo

Anuncios

A otra parte con ese cuento


Por Arthur González

Esos que desean ser nombrados “opositores”, cuando en realidad son asalariados del gobierno norteamericano y fabricados a fuerza de miles de dólares, para ejecutar acciones provocativas contra Cuba, declararon a la prensa anticubana que: “el bloqueo económico, comerclengua 2ial y financiero impuesto por Estados Unidos en 1962 no es el principal obstáculo que tiene el país, contrario a lo que declaró el presidente Raúl Castro Ruz, el 26.09.2015 en Naciones Unidas”.

Si esto fuese verdad ¿por qué razones Washington no quiere eliminarlo, a pesar de tener al mundo en su contra?

Sigue leyendo

La bola esta cantada.


Arthur González.

Hace solo unos días expuse un artículo titulado “Esclarece gobierno norteamericano sus verdaderos planes contra visita del Papa a  Cuba”, en el cual analizaba las posiciones de algunos miembros de la mafia anticubana de Miami, contrarias a la presencia en Cuba del Santo Padre Benedicto XVI. Igualmente expliqué que todo iba encajando; y se exponían todas las fichas del plan elaborado y dirigido por los yanquis.

Añadí que el objetivo es uno solo, obligar al Santo Padre a decir lo que ellos quieren, cual señores imperiales dueños del mundo. La línea temática establecida es la de acusar a Cuba de violar los derechos humanos, aunque para ello tengan que inventar acciones y pagarle a cuanto asalariado esté dispuesto a jugar su papel en ese teatro”. Lamento no haberme equivocado. Sigue leyendo