Lo que oculta El Nuevo Herald.


Arthur González.

Para hablar mal de la revolución cubana El Nuevo Herald tiene el número uno. Amplifica hechos, inventa otros y casi todos tergiversados sobre la realidad de la Isla, con tal de crear la ilusión en sus lectores de que en Cuba la cosa está de mal en peor. Sin embargo, cuando de objetividad se trata y hay que reportar verdaderas acciones de represión policial y violaciones a los Derechos Humanos, entonces la cosa se pinta diferente y como se dice en Cuba, “es harina de otro costal”. Sigue leyendo