La insolencia de la asalariada de whasington.


Arthur González.

Si hubiese nacido en cuna de oro fuese hasta perdonable, pero para quien nació y creció en una humilde casa de vecindad en pleno corazón de la Habana vieja, rodeada de pobreza y de necesidades heredadas de un sistema capitalista explotador, no se le puede permitir la desfachatez con que se refiere a los hombres y mujeres de su propia patria. Sigue leyendo

Anuncios