La verdadera cara de los que exigen la libertad de expresión.


Arthur González.

Los que se han pasado 53 años acusando a Cuba de falta de libertades de todo tipo, están demostrando realmente donde es que se coarta la tan cacareada libertad de expresión y de pensamiento.

Hace solo unas semanas el manager de los “Marlins”, Ozzie Guillén, supo realmente como actúa la “mafia anticubana” en relación a la libre expresión y la democracia. Por solo querer pensar con libertad y hacer uso de su derecho, planteó que simpatizaba con Fidel Castro, lo suficiente para ser fue multado por cinco semanas sin cobrar su salario, al creerse que en Miami se podía pensar de forma distinta a la que ellos imponen por la fuerza. Sigue leyendo