Mafia anticubana demuestra su fuerza en el Congreso yanqui


Por Arthur González.

Quienes pensaron que la mafia terrorista anticubana estaba a punto de morir se equivocaron, algo que debe servir de experiencia para no desestimar a los enemigos de la Revolución cubana.

los mafiosos de Miami

Integrantes de la mafia terrorista anticubana

Cientos de miles de dólares gasta anualmente esa mafia para sostener, a base de presiones, la política anticubana dentro del Congreso de Estados Unidos, financiando las campañas electorales de Senadores y Representantes desde hace más de 35 años, situación que encadena la política hacia Cuba.

El hecho más reciente fue la retirada de dos enmiendas presentadas por el representante republicano por Arkansas, Rick Crawford, el pasado 07.07.2016, la que de ser aprobada hubiese permitido por primera vez en 56 años la venta de producciones agrícolas de Estados Unidos al Gobierno cubano, algo que los integrantes de la mafia anticubana no aceptan.

Para hacer más evidente su poder de presiones sobre los congresistas, el también representante republicano por Carolina del Sur, Mark Sanford, hizo lo mismo con su enmienda que proponía levantar las restricciones de viaje de los estadounidenses a Cuba, lo que facilitaría el turismo y la libertad de viajes de la que no gozan desde 1961.

Sobre el hecho Ileana Ros-Lehtinen, líder mafiosa defensora de terroristas y asesinos como los hermanos Novo Samper, autores entre otros del asesinato del ex canciller chileno, su secretaria y el chofer; de los asesinos terroristas Orlando Bosch y de Luis Posada Carriles, autores de la voladura del avión civil cubano en 1976, declaró que a Cuba hay que seguirla ahogando.

Similar posición asumió Mario Díaz-Balart, otro mafioso, hijo de un ex ministro del dictador Fulgencio Batista, quien también presionó directamente a ambos representantes para que retirarán sus enmiendas a cambio de mantener el apoyo y el financiamiento de la mafia para las campañas electorales.

Así actúan esos mafiosos contra todo lo que sea un mejoramiento para la economía cubana, pues sueñan con ver caer la Revolución a pesar de que han fracasado durante 58 años, con cientos de miles de millones de dólares gastados en acciones terroristas y más de 700 planes para asesinar a Fidel Castro.

Ellos fueron autores de las provocaciones efectuadas por aviones de la organización contrarrevolucionaria “Hermanos al Rescate”, diseñada para evitar que el presidente W. Clinton levantara la prohibición de los viajes, trayendo como consecuencia la firma en 1996 de la Ley Helms-Burton, redactada por los integrantes de la mafia quitándole el poder al presidente de Estados Unidos de dicidir la política hacia Cuba.

Ante la reciente noticia de que Cuba pasa por otra crisis económica, principalmente como resultado de la guerra aplicada contra Venezuela, los integrantes de esa mafia se afilan los dientes pensando que ahora sí se cae la Revolución, desconociendo realmente al pueblo cubano y la defensa que hace de su soberanía.

Otro de los miembros de la “cosa nostra” anticubana, el al conocer la noticia de la decisión del Departamento de Transporte de aprobar de forma provisional los vuelos de United Airlines desde el aeropuerto Newark Liberty a La Habana, expresó su desacuerdo.

Con esa señal debe esperarse una fuerte presión sobre las compañías aéreas para que no se decidan a volar a la Isla, pues sin el turismo norteamericano los pronósticos cambiarán radicalmente.

Es conocido que el Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU.(CSN), ha sido el eje central del cambio de política hacia Cuba para intentar derrocar el proceso revolucionario con métodos similares a los aplicados con resultados positivos contra países del Este Europeo y la URSS, y la cara más visible en ese proceso es el asesor presidencial, Ben Rhodes.

El propio Rhodes había declarado el pasado día 10.06.2016 que “las restricciones a La Habana pueden ser levantadas más temprano de lo que la gente piensa”, quizás contaba con la aprobación de las dos enmiendas que serían debatidas en el Congreso, conocedor de que el 73% de los estadounidenses están a favor de levantar el más largo y criminal bloqueo económico, comercial y financiero contra un país en el mundo.

Habrá que esperar que maniobras legales pudiera ejecutar el Consejo de Seguridad Nacional, para que sus planes no se vean entorpecidos por el engendro mafioso, a no ser que la CIA ante el escenario que se presenta actualmente el en panorama económico cubano, haya retomado los criterios que expusieron el 27.06.1968 en el Estimado Especial de Inteligencia Nacional (SNIE 85-86, pp. 752 y 753), sobre los problemas y perspectivas de Cuba para los próximos dos años, el cual apuntaba:

“Los problemas de Castro han dado un giro hacia el empeoramiento…la sequía ha deprimido la producción azucarera y la agricultura en general. Las condiciones de vida se han vuelto más rigurosas debido a los reducidos suministros alimenticios y toda una serie de otros factores, incluidos los intentos del propio Castro de vencer sus problemas económicos forzando a la población a trabajar más duro. Se ha producido un incremento en el descontento popular…”

Realmente la situación actual cubana es bastante similar a la de esa fecha, donde se debatía en el Departamento de Estado un cambio de política hacia Cuba e incluso el levantamiento parcial del Bloqueo.

Una reunión sostenida el 15.08.1968 entre funcionarios del Departamento de Estado y la CIA, para discutir las acciones futuras hacia Cuba, trajo como resultado contradicciones entre los que estaban a favor y en contra del cambio de política.

Uno de los que se pronunció en contra fue John W. Ford, Director de la Oficina de Asuntos Interamericanos, quien expresó por escrito el 28.08.1968:

“…no es el momento más propicio para embarcarnos en un programa como este, ya que las dificultades económicas actuales de Cuba y las señales de un creciente descontento indican que las penurias por el aislamiento están teniendo un efecto real, por lo tanto, debemos mantener toda la presión sobre nuestra actual política…”

El arma fundamental de Cuba es su resistencia, confianza y unidad, algo desconocido para Estados Unidos y contra lo que no encuentran como enfrentarlo, por eso son los 58 años de glorias contra miles de planes y programas de acciones terroristas, porque como dijo José Martí:

“…Las luchas cansan menos cuando las corona la victoria”

Sacerdote al servicio de la mafia


Por Arthur González.

Uno de los diez mandamientos de la ley de Dios es No Mentir, pero el sacerdote cubano José Conrado Rodríguez Alegre, parece olvidarlo. jose conrado

Nuevamente de visita en Miami, capital de la mafia terrorista anticubana donde recibe orientaciones y dinero para su accionar subversivo contra la Revolución, declara con todo cinismo que es “víctima” de una campaña de desprestigio contra su persona.

Realmente es algo que causa risa, pues este clérigo desde hace décadas se ha dado a la tarea de desprestigiar el proceso revolucionario cubano, ese que cumpliendo las doctrinas de Jesús repartió entre los pobres y desposeídos las propiedades de los ricos, entregó tierras a los campesinos que jamás soñaron tenerlas, abrió escuelas para todos de forma gratuita y puso la salud al servicio del pueblo sin costo alguno.

El evidentemente este sacerdote nunca ha estado de acuerdo con ese favorecimiento a los pobres, los humildes y a los que menos tenían en la sociedad capitalista vigente hasta el 1ro de enero de 1959, que tanto añora y defiende.

En sus acusaciones y campañas contrarrevolucionarias toma partido por los señores de Miami, esos que asesinaron, torturaron y robaron al pueblo durante la tiranía de Fulgencio Batista, por lo cual salieron huyendo de la justicia revolucionaria para auto calificarse de “exiliados”, cuando en realidad muchos son prófugos de la justica cubana aun causas pendientes.

Entre esos están el padre de Lincoln y Mario Díaz-Balart, hijos de uno de los testaferros de Batista, e Ileana Ros-Lehtinen, hija de otro y ella misma madrina de varios asesinos terroristas como los hermanos Novo Sampol, asesinos, entre otros, del ex canciller chileno Orlando Letelier, su secretaria estadounidense y el chofer, así como de Orlando Bosch, considerado como un terrorista peligroso por el propio FBI y de Luis Posada Carriles, uno de los autores de la voladura en pleno vuelo del avión civil cubano donde murieron 73 inocentes y de actos terroristas contra instalaciones hoteleras cubanas.

Es notoria también la estrecha vinculación de José Conrado con elementos terroristas de la Fundación Nacional Cubano Americana. Nada de eso es un invento de los comunistas cubanos, son realidades probadas y él lo sabe perfectamente. Sigue leyendo

Increíble pero cierto


Por Arthur González .

Jamás un presidente de los Estados Unidos envió a un funcionario de la Casa Blanca para explicarles a las comunidades extranjeras que allí residen, lo que espera alcanzar en su visita al país de origen de esos ciudadanos. Aunque parezca increíble, Barack Obama lo hará antes de viajar a La Habana.

ben rhodes
Agencias de noticias informan que Ben Rhodes, asesor adjunto de Seguridad Nacional del Presidente, arribará el 11 de marzo a Miami, capital de la mafia terrorista anticubana, donde explicará a los líderes de la comunidad cubana lo que Obama aspira a lograr en su breve estancia en Cuba.

Ese gesto es la prueba irrebatible del compromiso de la Casa Blanca con esa mafia terrorista, amamantada durante medio siglo por todas las administraciones y gracias a ese apoyo logró encadenar la política exterior estadounidense hacia Cuba, donde ha primado el odio y el rencor de los que salieron huyendo de la justicia revolucionaria.

Los líderes históricos de esa comunidad cubana fueron testaferros del dictador Fulgencio Batista, quien asesinó durante su gobierno a partir de un golpe de estado, a más de 20 mil cubanos. Hoy algunos de sus hijos ocupan asientos en el Congreso, como Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart.

Otros, a pesar de que sus padres se vieron obligados a emigrar para no ser asesinados por sicarios de Batista, entre ellos Marco Rubio, Bob Menéndez y Ted Cruz, vieron la oportunidad de hacer carrera política respaldando a los mafiosos anticubanos. Sigue leyendo

Tarde para rectificar


Por Arthur González.

Ante la avalancha de cubanos que arribarán en las próximas semanas a Miami, procedentes de Costa Rica y Panamá, los congresistas de origen cubano dan gritos contra la Ley de Ajuste Cubano, que tanto han defendido como parte de la guerra marco rubiomediática contra Cuba que les permitió ganar escaños políticos y mucho dinero.

Después de medio siglo de existencia de la Ley que le ajustó el estatus migratorio a centenares de esbirros, asesinos, torturadores y ladrones del gobierno del dictador Fulgencio Batista, el pasado martes 12.01.2016, el senador Marco Rubio, presentó ante el Congreso de Estados Unidos, una ley para poner fin a la elegibilidad automática de los “refugiados” cubanos que se benefician de los programas federales de ayuda pública.

Sigue leyendo

El descalabro de la política anticubana


Arthur González

The New York Times cuba-embargoEl diario “The New York Times” publicó un tercer editorial donde reitera sus consideraciones sobre la añeja y gastada política de Estados Unidos contra Cuba, en el cual deja al descubierto la intolerante posición del cada vez más pequeño grupo de anticubanos que se oponen a la normalización de relaciones bilaterales. Sigue leyendo

Falta de sensatez yanqui


Arthur González

Eu rompe relaciones con CubaEl 3 de enero de 1961 el gobierno del presidente J.F. Kennedy rompió relaciones diplomáticas con el de Cuba; en esa decisión pudo más la soberbia que la sensatez política. Sigue leyendo

Mafia anticubana de Miami se opone a cambios en la política de EE.UU. hacia Cuba


Arthur González

Ileana Ross-Hermanos Diaz-Balart y Bob MenéndezEl 16 de febrero 2014 el Washington Post publicó un editorial bajo el título: “Los cambios de Cuba no son más que apariencias”.

Es evidente que la derecha norteamericana, presidida por los elementos de la mafia anticubana radicada en la Florida y con posiciones en el Congreso  norteamericano, intenta presionar a la opinión pública y al Gobierno para que no se lleve a cabo un reajuste en la arcaica y caduca política hacia Cuba. Sigue leyendo