Las violaciones que no ve Human Rights Watch


Por Arthur González.

El 19.12.2016 el adolecente chileno Brandon Hernández Huentecol, de solo 17 años, fue agredido con brutalidad por la policía militarizada de Carabineros de Curaco, en la comuna de Collipulli, en el sur de Chile, quienes le dispararon e hirieron gravemente con peligro para su vida.

De origen Mapuche, Brandon resultó agredido cuando la policía llevaba a cabo un control de identidad y uno de los agentes armados interpelaba de forma agresiva a su hermano de solo 13 años de edad y al acudir en su auxilio lo tiraron al suelo, donde un oficial le disparó con su escopeta haciendo blanco en la región abdominal del joven.

Brandon Hernández ychile-represion-2 su pequeño hermano no portaban ningún tipo de armas u objeto contundente que pudiera representar un peligro para el oficial.

El sargento agresor fue acusado por el fiscal, pero para sorpresa de los habitantes de la comuna fue puesto en libertad, a pesar de las manifestaciones de rechazo de los vecinos.

Para esos hechos que, si son violaciones a los derechos humanos, no hay reclamos por parte del Departamento de Estado de los Estados Unidos, ni de Human Rights Watch, Human Rights Foundation, y menos aún del auto titulado del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), o los congresistas Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Marco Rubio. Sigue leyendo

Anuncios