Muere misteriosamente un detenido por la policía de Tampa


Por Arthur González

Estados Unidos auto proclamado como paladines de los derechos humanos del mundo, no puede explicar cómo el 29.12.2016 murió un hombre al que la policía de Tampa detuvo cuando completamente desnudo saltaba y golpeada los autos en una de las avenidas de esa ciudad floridana.

Si el hecho hubiese ocurrido en alguna de las provincias de Cuba, la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA), el Observatorio de los Derechos Humanos de Madrid, la Organización Human Rights y hasta el Parlamento Europeo, hubiesen formado una algarabía extraordinaria, pero el suceso fue en Estados Unidos y por tanto se convierte en una noticia más, sin ninguna repercusión internacional.

De acuerdo con un cable publicado por la agencia de noticias española EFE, Stephen Hegarty, vocero de la policía de Tampa, explicó que Nathan Hamilton de 39 años, se resistió al arresto y prosiguió con su comportamiento errático y violento dentro del auto patrullero, donde comenzó a “sentirse mal” y murió horas después en el Hospital San José, a donde fue trasladado.

En su relato, la policía afirmó que “el detenido dañó al menos un automóvil y otros quedaron manchados con su sangre como resultado de los golpes que daba con su cabeza”.

represion-policia-usaPero lo que no dicen es que si para reducirlo al orden, los agentes policiales lo golpearon como acostumbran a hacer con casi todos los que se resisten a ser arrestados, y de ahí la causa real de su muerte al llegar al hospital.

Ahora la justificación es que “se comportaba como si una droga le estuviera cambiando la mente”, bajo el pretexto de que se han presentado varios casos de “Flakka”, una nueva droga mezclada con sales de baño que produce episodios de paranoia, ansiedad, psicosis y alucinaciones.

Si estaba bajo los efectos de una droga o no, no es motivo para que llegara tan golpeado y casi muerto al centro hospitalario.

Cuando la policía cubana detiene a uno de los asalariados de Miami, las agencias de prensa al servicio de la guerra psicológica contra Cuba, fabrican de inmediato filmes de terror con acusaciones falsas que nunca pueden ser demostradas, como sucedió al ser arrestado días atrás, el seudo artista Danilo Maldonado, el cual puede verse, en videos en YouTube, inhalando cocaína.

La detención de Maldonado fue considerada por la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos , como una violación de los derechos humanos y hasta el Departamento de Estado hizo declaraciones en su apoyo; sin embargo, sus desórdenes públicos nunca se le asocian al efecto de las drogas que consume, sino a que es un “disidente”.

¿Por qué ahora Kimberley Motley, abogada estadounidense especialista en Derechos Humanos, que viajó a la Habana para “defender” a Maldonado, no investiga a profundidad las causas de la muerte del ciudadano Nathan Hamilton y cuál fue el trato que recibió de la policía yanqui para ser reducido por la fuerza y conducido en un auto patrullero?

De acuerdo con las declaraciones del vocero de la policía de Tampa, en el sur de Florida, especialmente en Fort Lauderdale (Broward), se han presentado varios casos de “Flakka”, una nueva droga mezclada con sales de baño que produce episodios de paranoia, ansiedad, psicosis y alucinaciones.

El caso del ciudadano Hamilton es uno más en la amplia lista de personas muertas por el maltrato de los policías de Estados Unidos, quienes lo mismo golpean salvajemente, rocían gases lacrimógenos, que matan a tiros a los detenidos.

Para esas víctimas de abusos y excesos de violencia policial no hay reclamos de justicia, ni condenas por parte de las decenas de organizaciones de Derechos Humanos que atacan a la Revolución cubana, siguiendo orientaciones del Gobierno de Estados Unidos con el fin de distorsionar la realidad de la Isla.

Pero como expresara José Martí:

“…La verdad continua incólume su marcha por la tierra”

Despedida ejecutiva que se burló de Michelle Obama


Arthur González

Pamela Ramsey Taylor, directora ejecutiva de Clay County Development Corporation de West Virginia, fue despedida el 27.12.2017, por burlarse de la Primera Dama de Estados Unidos, Michelle Obama, al escribir en Facebook que era una “mona con tacones”, evidenciando su pensamiento racista.

La organizaciónmichelle-obama-1jpg a la que pertenecía la señora Taylor no tiene fines de lucro, y se dedica a ofrecer servicios a personas de la tercera edad y residentes de bajos recursos, en el condado de Clay.

Quedar cesante en Estados Unidos es perder el sustento de la familia, donde la renta de las casas o el pago de las hipotecas, es muy elevado, a lo que se suman el seguro médico, el costo del auto y otros gastos como escuelas para los hijos y demás servicios, que ninguno es gratuito.

Sin embargo, para casos como ese la abogada en derechos humanos no se presta para representarla en reclamos de su libertad de expresión, como hizo con el asalariado de Miami, el cubano Danilo Maldonado, quien se burló irrespetuosamente de Fidel Castro el mismo día de su fallecimiento, por lo que fue detenido y está siendo procesado.

Para supuestamente defender al cubano, la abogada viajó a Cuba bajo una licencia cultural para participar en el festival de Jazz Habana 2016 y ejecutó una probación ante el tribunal provincial de La Habana, incluida la alteración del orden público, siendo trasladada a una estación de Policía y posteriormente reembarcada hacia su país.

La diferencia entre ambos casos es que la familia de Maldonado no se verá afectada económicamente, pues la salud pública es gratuita para todos los ciudadanos, tengan creencias diferentes o ideas políticas contrarias a la Revolución, las casas son propiedad de los que la habitan y desde Miami le seguirán enviando mensualmente los cientos de dólares que recibe para sus provocaciones públicas.

El caso de la ejecutiva estadounidense clasifica al mismo grado de irrespeto que el de Maldonado, quien por demás es reincidente en ese tipo de acciones orientadas desde Estados Unidos, por tanto, la abogada Motley, también debería protestar ante las oficinas del gobernador Earl Ray Tomblin y ofrecerse para representar a la perjudicada, en el país donde sí puede ejercer como jurista con todos los derechos que le otorga la ley.

Claro está, en este caso no hay intereses mediáticos y la inmensa mayoría de los ciudadanos ven como una falta total de respeto, y una conducta racista, en las declaraciones de Pamela Ramsey Taylor, pero lo mismo sucede en Cuba donde la casi totalidad del pueblo rechaza las acciones del seudo artista Maldonado, por ofender al líder Fidel Castro en el día de su muerte.

Esta es una muestra fehaciente de las manipulaciones mediáticas que fabrica Estados Unidos contra Cuba, pero cuando les toca a ellos tomar medidas por hechos similares no miran si violan o no los derechos de las personas.

Por eso hay que recordar a José Martí cuando sentenció:

“Solo la moralidad de los individuos conserva el esplendor de las naciones”.

Las violaciones que no ve Human Rights Watch


Por Arthur González.

El 19.12.2016 el adolecente chileno Brandon Hernández Huentecol, de solo 17 años, fue agredido con brutalidad por la policía militarizada de Carabineros de Curaco, en la comuna de Collipulli, en el sur de Chile, quienes le dispararon e hirieron gravemente con peligro para su vida.

De origen Mapuche, Brandon resultó agredido cuando la policía llevaba a cabo un control de identidad y uno de los agentes armados interpelaba de forma agresiva a su hermano de solo 13 años de edad y al acudir en su auxilio lo tiraron al suelo, donde un oficial le disparó con su escopeta haciendo blanco en la región abdominal del joven.

Brandon Hernández ychile-represion-2 su pequeño hermano no portaban ningún tipo de armas u objeto contundente que pudiera representar un peligro para el oficial.

El sargento agresor fue acusado por el fiscal, pero para sorpresa de los habitantes de la comuna fue puesto en libertad, a pesar de las manifestaciones de rechazo de los vecinos.

Para esos hechos que, si son violaciones a los derechos humanos, no hay reclamos por parte del Departamento de Estado de los Estados Unidos, ni de Human Rights Watch, Human Rights Foundation, y menos aún del auto titulado del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), o los congresistas Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Marco Rubio. Sigue leyendo

Confirmado plan para presionar a Trump a romper relaciones con Cuba


Por Arthur González

No resignados a morder el polvo de la derrota, los miembros de la mafia terrorista anticubana radicada en Miami, intentaron preparar el escenario ideal para que Donald Trump, nuevo presidente de Estados Unidos, se viera obligado a romper nuevamente las relaciones con Cuba.

ileana-la-mafia

Integrantes de la mafia terrorista anticubana

Para lograrlo, contaron con el apoyo de la extrema derecha del actual Gobierno que no acepta un nuevo camino para destruir a la Revolución cubana, como el seleccionado por Barack Obama, quien reconoció que casi 60 años de enfrentamiento, acciones de terrorismo de Estado, invasiones mercenarias y la guerra económica total, no dieron el más mínimo resultado, provocando el aislamiento continental de Washington.

El presente plan consistió en enviar a La Habana a la abogada Kimberley Motley, para la supuesta defensa de un elemento contrarrevolucionario al servicio de esa mafia anticubana, apoyada en su fama por haber ganado en el 2004 el concurso de belleza de Wisconsin.

Como licenciada en leyes la Sra. Motley sabe que no puede ejercer su profesión fuera de EE.UU. y menos participar en actos provocativos contra el orden público cubano con visado turístico, algo que en su país la llevaría directamente a la Corte de Justicia para ser juzgada, o a un centro de detención para inmigrantes.

La campaña de prensa a partir de su retención temporal y posterior reembarque hacia Estados Unidos, se basa en crear una matriz de opinión de que viajó como abogada del seudo artista, Danilo Maldonado, algo risible pues su título solo es reconocido en el país donde se formó el profesional.

Al no ser juzgada ni detenida por las autoridades cubanas, dada la vasta experiencia que tienen en ese tipo de provocaciones diseñadas en Miami, Kimberley Motley fue enviada rápidamente a su país, y la mafia terrorista volvió a tragarse el amargo sabor del descalabro, al no poder presentarle pruebas al futuro presidente Donald Trump, para que rompiera relaciones con La Habana por encarcelar a una “destacada” norteamericana.

La evidencia de que los mafiosos estaban detrás del diseño arcaico de tal provocación, fueron sus propias declaraciones en la rueda de prensa ejecutada de inmediato, el 18.12.2016 en Miami.

En la misma, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, en compañía del ex congresista Lincoln Díaz-Balart, expresaron abiertamente: Sigue leyendo

Abogada de Estados Unidos viola leyes cubanas


Por Arthur González

Kimberley Motley, abogada estadounidense fue detenida el 16.12.2016 por autoridades cubanas, al violar las leyes del país cuando participaba premeditadamente en una provocación organizada desde Estados Unidos contra la Revolución cubana.abogada-yanqui

Graduada de Derecho en 2003, ingresó en 2008 a un programa del Departamento de Estado para acciones en Afganistán, no para condenar los bombardeos y crímenes yanquis contra civiles indefensos, sino para “defender” a las mujeres de ese país.

La señora Motley, arribó a la Habana con visado de turismo con el fin de participar en el Festival de Jazz de La Habana, lo que había anunciado con un post de Facebook; por tanto, pudo realizar su viaje a la Isla respaldada por una licencia cultural, ya que los ciudadanos de Estados Unidos tienen limitados sus derechos civiles, impidiéndosele hacer turismo en Cuba desde hace casi 60 años, violaciones que la abogada no cuestiona, ni ejecuta acciones legales en defensa de sus conciudadanos.

El plan de provocación se diseñó aprovechando la celebración de dos importantes eventos internacionales en La Habana, el 38 Festival Latinoamericano de Cine y el Festival de Jazz, los que atraen a numerosos periodistas y personalidades de la cultura.

Sin saber historia de Cuba, de la creación de la contrarrevolución por la CIA desde 1960 según documentos desclasificados, y su sostenimiento financiero con no menos de 20 millones de dólares anuales aprobados por Barack Obama, la abogada llegó a La Habana mandada a participar en un show mediático frente al Tribunal Provincial, en compañía de elementos sufragados por el Gobierno norteamericano carentes de prestigio social y con pésimos antecedentes delictivos comunes.

Ella sabía que su actuación violaba las leyes cubanas porque su visado de entrada no le permite participar en ese tipo de actos, unido a la alteración del orden público. Sigue leyendo