¿Estados Unidos a favor o en contra del terrorismo?


Por Arthur González.

Después del 11.09.2011 Estados Unidos declaró una cruzada total contra el terrorismo, pero con un marcado doble racero, pues en ese mismo momento el gobierno daba resguardo a varios terroristas de origen cubano, como Orlando Bosch y Luis Posada Carriles, ambos participantes en la explosión de un avión civil de Cubana de Aviación en octubre de 1976, donde murieron 73 personas inocentes.

Hasta el 11 de septiembre del 2011, ese avión cubano era la único destruido por terroristas en todo el hemisferio occidental y sus autores reconocieron estar patrocinados por Jorge Mas Canosa, José Pepe Hernández y Feliciano Foyo, principales directivos de la Fundación Nacional Cubano Americana, creada por el presidente Ronald Reagan, en su aberrada política anticubana.

Para no dejar dudas de la vinculación de Estados Unidos con el terrorismo contra la Revolución cubana, el propio Posada Carriles, aseguró a los periodistas de The New York Times, Ana Louise y Larry Rohter, el 12 y 13 de julio de 1998:

“…La CIA nos enseñó de todo, nos enseñó los explosivos, como hay que matar, colocar bombas, y nos entrenaron en actos de sabotaje…”

“…Los oficiales de la Inteligencia se hicieron de la vista gorda cuando yo ejecutaba una serie de explosiones en los hoteles habaneros en 1997…”

Dijo además que el oficial del FBI Jorge Kiszinski, encargado de investigar las actividades terroristas ejecutadas por los cubanos radicados en Estados Unidos, era “muy buen amigo suyo”.

Para Estados Unidos esas acciones no son terroristas y los muertos estaban en el momento y lugar equivocado.

En su supuesta guerra contra el terrorismo, fabricaron y financian a mercenarios contra Siria, ya que por la vía política y con sus Operaciones Encubiertas no han logrado sacar del poder al presidente Bashar Al Asad.

A partir de que Rusia tomó participación en la lucha contra el ejército mercenario, ese que siembra la muerte y el terror entre la población civil siria, roba su petróleo e impide la entrada de la ayuda internacional, Estados Unidos intenta aparentar que también lucha por erradicarlos, cuando la realidad demuestra lo contrario.

Los políticos que rechazan al actual presidente Donald Trump, ahora lo acusan de ofrecerle información secreta a Rusia, en el encuentro sostenido con el canciller Serguei Lavrov, en días pasados.

La supuesta información “secreta” resulta risible, pero la fuente inicial se asegura que fue la inteligencia de Israel, la cual informó a los servicios de inteligencia norteamericanos que el mercenario grupo yihadista Estado Islámico (EI), emplea laptop para desarrollar actos terroristas contra aviones comerciales.

El escándalo armado entre los detractores del presidente Trump, dicen que eso envía un mensaje inquietante a los aliados de Estados Unidos, ya que Israel pidió que no se compartiera, ni siquiera con otros países aliados, para no exponer a la fuente.

Lo contradictorio del asunto es que quienes han divulgado abiertamente la información son los propios políticos de Estados Unidos, al hacerle llegar a la prensa el contenido de dicha conversación y no los rusos que tienen una vasta experiencia en materia de inteligencia.

Si Estados Unidos quiere realmente combatir el terrorismo del grupo mercenario yihadista, no es sancionable que el propio Presidente haya compartido con Rusia la información, personalmente y con su Canciller, porque precisamente son los rusos quienes más éxito tienen en ese combate.

El fabricado escándalo por los congresistas yanquis, persigue otros aspectos como el de impugnar la capacidad política de Trump y no la lucha contra el terrorismo.

Esa es la doble moral que caracteriza históricamente la política de Estados Unidos; por eso José Martí que los conoció bien por dentro, expresó:

“…sin soberbia se puede afirmar que ni actividad, ni espíritu de invención, ni artes de comercio, ni campos para la mente, ni ideas originales, ni amor a la libertad siquiera, ni capacidad para entenderla, tenemos que aprender de los Estados Unidos”.

Acusan a Barack Obama de traicionar a los disidentes cubanos


Por Arthur González.

Miembros de la mafia anticubana en el Congreso de Estados Unidos y algunos de los que se benefician con sus aportes financieros, andan en una especie de cruzada mediática para intentar cambiar el criterio de la mayoría del pueblo estadounidense, sobre lo positivo del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

OBAMAA pesar de que el cambio de política ejecutado por Obama, mantiene el objetivo de derrocar el socialismo cubano, no hay dudas que el incremento de las visitas a la Isla de ciudadanos norteamericanos, varían sustancialmente sus criterios sobre la realidad cubana, conformados a través de campañas de prensa diseñadas por la CIA.

Para contrarrestar la nueva opinión que va desarrollándose sobre Cuba en el seno de la sociedad estadounidense, a partir de las imágenes de las visitas de figuras prominentes de su cultura, varios de los “amigos” de la mafia anticubana hacen declaraciones sobre inventadas represiones, que apuntan contra la imagen del Presidente Obama.

Un ejemplo claro de esa intentona fue el artículo de la periodista Mary Anastasia O’ Grady, publicado el 15.08.2016 en “The Wall Street Journal”, en el cual acusan al Presidente por “haber traicionado a los disidentes cubanos”, buscando sensibilizar con sus mentiras a los lectores.

Para poner más trágica la situación, la periodista afirma que “las libertades civiles se han deteriorado en Cuba desde que Estados Unidos decidió restablecer sus relaciones diplomáticas con el régimen y que Raúl Castro ha ajustado con brutalidad las riendas a la oposición y a todo aquel que no esté de acuerdo con las reglas totalitarias”.

¿Sabrá la señora O’ Grady lo que es la represión?

Si ella desea saber lo que es reprimir solo debe mirar con detenimiento lo que hace la policía de su país, especialmente con los ciudadanos de piel negra; la de España, Grecia, Francia o Alemania, donde porrazos, chorros de agua fría y gases lacrimógenos, están a la orden.

En Cuba, para enfrentar las provocaciones de los “disidentes” en la vía pública, financiadas y orientadas desde Miami, jamás se emplean policías con cascos, escudos, ni chalecos antibalas, como se observan cotidianamente en otros países.

La supuesta “represión” es la deformación informativa que diseñan contra Cuba desde 1959, que se derrumba ante el incremento de los visitantes extranjeros al comprobar medio siglo de engaños.

Ni Beyonce, los Rollings Stones, Paris Hilton, Madona, los miembros de la casa de modas Chanel, o el amplio elenco de la serie “Rápido y Furioso” que convivieron semanas en La Habana, constataron la “represión” que asegura el artículo de “The Wall Street Journal”. Sigue leyendo

Israel, estado mimado de Washington


Arthur González

EU-ISRAELLas evidencias demuestran el tratamiento diferenciado que le brinda Estados Unidos al estado de Israel, muy diferente al que ofrecen a la República Islámica de Irán por similar asunto: la producción de energía nuclear. Sigue leyendo

Israel y Rusia dos caras de la moneda


Por Arthur González

índiceEstá más que demostrado; Estados Unidos tiene patrones de medidas diferentes de acuerdo a su grado de amistad y comprometimiento con los que reciben sus críticas y sanciones. Así lo evidencia los casos de Rusia e Israel. Sigue leyendo

Licencia para asesinar


Arthur González

Agresión de israel a gazaNo está escrito ni recogido en ningún memorando clasificado como Top Secret, pero la realidad demuestra que en este mundo existe una licencia para asesinar. Ese es el caso del Estado de Israel, quien desde hace más de medio siglo extermina a mansalva a civiles inocentes del pueblo palestino. Sigue leyendo

Falta de moral yanqui


Arthur González

damas de blanco llegan y salen de la SINAEs conocido por sus propios documentos desclasificados, que el Gobierno norteamericano y la CIA crearon, entrenan, abastecen y financian a los grupúsculos contrarrevolucionarios externos e internos en Cuba y tratan de hacerlos parecer como “disidentes”, mediante campañas de prensa que ellos organizan y sufragan. Sigue leyendo

Estados Unidos y su doble moral


Arthur González

5.2.2014

obama-benjamin-secretario-israel-palestina-conflictoPara los autoproclamados “campeones” de los Derechos Humanos y emperadores del mundo moderno, existen diferentes instrumentos para medir al resto de los países que conforman el planeta Tierra.

Eso quedó evidenciado en la reciente oposición mostrada por el Gobierno Norteamericano a la campaña para lograr un boicot internacional contra el Estado de Israel, país violador consuetudinario de cuanto derecho humano se conoce, al asesinar a mansalva a niños inocentes, mujeres, ancianos y hombres, por el solo hecho de ser palestino. Sigue leyendo