Los asesinos y sus amigos.


Arthur González.

Ningún ser humano, creyente o no creyente, puede dudar de que los gobernantes israelitas son asesinos, que matan a personas inocentes para atemorizar al pueblo palestino, al que además le robaron una parte de su territorio. Lo que empeora la situación es la complicidad plena del gobierno norteamericano, el que se autotitula juez de quienes a su juicio violan los derechos humanos en este mundo tan convulso y ha declarado que no avalará un texto del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que perjudique a Israel. Sigue leyendo

Anuncios