Proponen recortar fondos para embajada yanqui en La Habana


Por Arthur González.

Compulsada por mafiosos anticubanos en el Congreso de Estados Unidos, la Cámara de Representantes propuso un proyecto para recordar los fondos a su embajada en la Habana, hasta que Cuba devuelva algunos ciudadanos considerados como “terroristas” refugiados en la Isla.

Estados Unidos no reconoce como disidentes u opositores a los integrantes del extinto grupo Las Panteras Negras, sin embargo, así califican a los contrarrevolucionarios que ellos crearon, entrenan y sostienen financieramente en Cuba y en Venezuela.

Una de las personas reclamadas es Joanne Chesimard, única mujer que aparece como uno de los 10 terroristas más buscados por el Buró Federal de Investigaciones, FBI, acusada de matar en 1973 a un policía de Nueva Jersey, durante un enfrentamiento entre una patrulla y varios disidentes.

Si ella hubiese sido la víctima, al culpable nunca lo juzgarían por asesinar a una mujer que luchaba por los derechos civiles de los negros norteamericanos.

En Venezuela, la derecha estimulada por Washington asesina a mansalva a jóvenes chavistas quemándolos vivos, pero no son considerados asesinos, sino “opositores que luchan por la libertad”.

Si de reclamaciones se trata, el Senador por el estado de New Jersey, Bob Menéndez, acusado de corrupción, debe tener presente que la lista de asesinos prófugos de la justicia cubana es mucho más extensa que la de los que reclama Estados Unidos, e incluye a esbirros de la tiranía de Fulgencio Batista, que encontraron abrigo y apoyo desde 1959, a pesar de las reclamaciones oficiales de Cuba.

Si la refugiada Joanne Chesimard, está acusada de matar un policía, Menéndez, quien integra la mafia terrorista anticubana, debería saber que solo entre Esteban Ventura Novo, Rolando Masferrer Rojas, Julio Laurent Rodríguez y Conrado Carratalá Ugalde, tienen mucho más de 100 asesinados cada uno, y fueron reclamados por delitos comunes y jamás el gobierno de Estados Unidos los devolvió a Cuba.

Orlando Bosch, Luis Posada Carriles, Pedro Remón, Guillermo Novo Sampoll, Gaspar Jiménez, más otros asesinos y autores de actos terroristas contra el pueblo cubano, disfrutan la vida en las calles de Estados Unidos bajo el estatus de “refugiados políticos”, e incluso muchos fueron aceptados en ese país a partir de la solicitud que hiciera la representante republicana Ileana Ros-Lehtinen, a los presidentes Ronald Reagan y George Bush.

No hay moral para hacer reclamaciones de una disidente que buscaba la igualdad para los negros estadounidenses, mientras goza de total libertad Luis Posada Carriles, autor de la voladura de un avión civil cubano donde perdieron la vida 73 personas, más un turista italiano muerto a causa de las bombas colocadas en hoteles de La Habana, jactándose posteriormente ante la TV de Miami que ese joven italiano “estaba en el lugar y momento equivocado”.

¿Qué tratamiento recibirían Posada, Bosch, Remón, Novo y Jiménez, si los asesinatos cometidos fuesen en Estados Unidos contra ciudadanos de ese país? ¿Los considerarían disidentes? Por supuesto que no y las condenas serían de pena de muerte.

Mucha manipulación existe en la política de Estados Unidos, mientras consideran “luchadores por la libertad” a vulgares delincuentes, a los que verdaderamente batallan por los derechos civiles y humanos, los persiguen y condenan sin piedad.

La historia pasa factura y por eso Estados Unidos es repudiado por millones de hombres y mujeres en el mundo, sus embajadas tienen que ser fuertemente protegidas, sus presidentes circulan en autos blindados como ningún otro estadista y la policía reprime sin misericordia a todo aquel que intente reclamar sus derechos.

Los mafiosos son tan brutos que no analizan que el recorte presupuestario solo perjudicará a los propios Estados Unidos, y sin dinero los diplomáticos en La Habana se verán restringidos de llevar acabo las acciones de subversión política que realizan sobre los cubanos, especialmente los jóvenes, a los que pretenden emplearlos para su añorado cambio del sistema socialista, a fin de instaurar nuevamente el capitalismo que no eliminó la pobreza, el analfabetismo, la falta de atención médica para los pobres, la discriminación racial y de género, más las diferencias sociales.

Después del restablecimiento de relaciones el 17.12.2014 el Buró de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, solicitó un incremento del presupuesto en más de 6 millones de dólares para la Misión en La Habana, el que hoy asciende a  11 millones 92 mil dólares, más un aumento adicional de otros 528 mil dólares.

Esta última partida fue destinada a programas diseñados por el Departamento de Estado  en su trabajo “pueblo a pueblo”, que tiene como objetivo el traslado de los valores de la sociedad norteamericana entre los cubanos, para ir horadando el sistema socialista desde adentro, mediante proyectos de educación e intercambio cultural, y según sus propias palabras “desarrollar contactos con nuevos públicos e instituciones, fortaleciendo las conexiones con instituciones e individuos de los Estados Unidos, que actualmente están en contacto con organizaciones cubanas”.

Al respecto Barack Obama declaró el 01.07.2015:

“…Podremos aumentar considerablemente nuestro contacto con el pueblo cubano. Tendremos más personal y nuestros diplomáticos podrán participar de manera más extensa en toda la isla…incluida la sociedad civil y con los cubanos que buscan alcanzar una vida mejor. […] Nadie espera que Cuba se transforme de la noche a la mañana, pero creo que el compromiso estadounidense, mediante nuestra embajada, empresas y ante todo nuestro pueblo, es la mejor manera de representar nuestros intereses, y apoyar la democracia y los derechos humanos”.

Los gastos aprobados el pasado 26.07.2017 por el Comité de Asignaciones para su embajada en Cuba, impedirá construir en esa Misión nuevas instalaciones o contratar personal adicional, excepto los imprescindibles para la seguridad y salud de los funcionarios, e impone las mismas restricciones a la de Cuba en Washington, algo que no es preocupante para los cubanos, todo lo contrario, pues como bien afirmó José Martí:

“Con la resolución indudable del pueblo de Cuba, es imposible la derrota”.

 

 

 

Ileana Ros-Lehtinen impide la privatización de Radio y TV Martí.


Por Arthur González.

El 27 de mayo 2016 el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, a propuesta de Ileana Ros-Lehtinen, aprobó por unanimidad una enmienda para evitar la privatización de Radio y Televisión Martí.ileana y netanyaju

La republicana integrante de la mafia anticubana temía que se le retiraran los fondos millonarios que anualmente asigna el Gobierno, para algo que ni se escucha ni se ve en la Isla, pero mantiene vigente las campañas subversivas contra la Revolución y convierte esas acciones en un negocio jugoso para un grupo de personas.

Para justificar esa propuesta Ros-Lehtinen expresó:

“Desde que la Administración de Barack Obama anunció sus cambios equivocados en la política de los Estados Unidos hacia Cuba, ha buscado cómo ofrecer concesiones tras concesiones al régimen de Castro” “…La Administración también ha buscado formas para socavar los esfuerzos del Congreso para promover reformas democráticas en la Isla”.

Sigue leyendo

A Berta Soler le llegó su noche buena


Por Arthur González.

Realmente ya era hora de que el código penal cubano se hiciera cumplir para aquellos que sistemáticamente lo violan, como es el caso de la grosera y corrupta Berta Soler Fernández, presidenta de las llamadas “Damas” de Blanco.

Hace muchos años que el pueblo cubano espera que se tomen medidas con quienes instigan y ejecutan actos provocativos en la vía pública, orientados y respaldados por algunas misiones diplomáticas en La Habana, especialmente la estadounidense.

Berta Soler no se oculta para confirmar sus relaciones con la mafia terrorista de Miami, así como el financiamiento y orientaciones que recibberta y mafia 2e para ejecutar sus actividades a favor de una potencia extranjera. Por acciones similares hubiera estado cumpliendo muchos años de prisión en Estados Unidos o Europa, donde no se permite la impunidad cuando ocurren actos de ese tipo.

Imágenes de brutales golpizas contra pacíficos manifestantes lo demuestran, así que imaginémonos lo que pasaría si esos que protestan en las calles lo hicieran siguiendo orientaciones y con financiamiento de otro país.

Desde enero del 2014 Berta Soler no cesa de visitar los Estados Unidos, donde es entrenada con mayor plenitud que cuando los diplomáticos acreditados en la entonces Sección de Intereses de Washington en La Habana, lo hacían sin el menor recato.

Cada semana, desde hace varios años, Berta ejecuta provocaciones callejeras, las que han incluido a extranjeros venidos de Europa y América latina sin que sea instruida de cargos por el delito de Propaganda Enemiga, recogido en el artículo 103 del código penal vigente, donde se establece que:

El que incite contra el orden social…difunda noticias falsas, …tendientes a causar desordenes públicos, incurre en sanción de privación de libertad de uno a cuatro años.

Otro de los delitos que la asalariada de Estados Unidos comete de forma consuetudinaria es el delito de Atentado, establecido en el artículo 142, el cual expresa:

El que emplee violencia o intimidación contra una autoridad…para impedirles realizar un acto propio de sus funciones, o para exigirles que lo ejecute…incurre en sanción de privación de libertad de uno a tres años.Berta agreade a mujer

También debió ser sancionada por el delito de Resistencia, establecido en el artículo 143, donde se establece que:

El que oponga resistencia a una autoridad…incurre en sanción de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trecientas cuotas.

Las imágenes de Berta y su pandilla dejándose caer en la vía pública ante los reclamos de las mujeres policías, es más que prueba de la comisión de este delito.

El delito de Denuncia o Acusación Falsa, recogido en el artículo 154 del código penal, es permanente en el actuar de la presidenta de las “Damas” de Blanco, tanto en Cuba como es sus frecuentes visitas a Estados Unidos y Europa, donde a sabiendas que miente inventa situaciones que no puede probar legalmente. Por este delito debió ser sancionada a privación de libertad de tres a ocho años.

La lista de violaciones es amplia y las autoridades la dejaron actuar con impunidad por años, algo que le ha dado un aire de “intocable” al sentirse respaldada por los medios de prensa al servicio de las campañas mediáticas pagadas por Washington.

Ahora al ser citada por la policía y comunicada que está siendo instruida por el delito de Resistencia, inició la cruzada con la prensa extranjera en reclamo de apoyo; la mafiosa congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, fue de las primeras en salir en su defensa y expresó en una sección del Congreso, “su preocupación por el aumento de la represión contra las Damas de Blanco, y la reciente acusación a Berta”, pero el que las hace las paga y es hora de que enfrente a la justicia como cualquier ciudadano en el mundo.

Lloverán las noticias, los principales medios extranjeros gastarán tinta y papel en su defensa, pero todos deben mirar primero hacia sus países y denunciar lo que en ellos pasa para después acusar a Cuba de defenderse de los ataques de 58 años de la potencia hegemónica mundial, la que no se esconde con recato para afirmar que:

“El Congreso de EE.UU. financia la programación de la democracia en Cuba para proporcionar asistencia humanitaria, promocionar derechos humanos y libertades fundamentales y apoyar la libre circulación de información en lugares en donde está restringida y censurada”.

“La administración continuará implementando programas de EE.UU. enfocados en promover el cambio positivo en Cuba…”

Barack Obama es el presidente de Estados Unidos que más dinero aprueba para las acciones de subversión contra Cuba y sin el menor recato brinda anualmente 20 millones de dólares, además de otros que solicita al Congreso para sus operaciones encubiertas.

La contrarrevolución interna al servicio de los intereses de Estados Unidos, tiene que saber que en Cuba no puede existir impunidad y por tanto asumir los costos de sus actos.

Es hora ya de escuchar los reclamos de la mayoría del pueblo que rechaza totalmente el actuar provocativo de Berta y los demás asalariados, y como dijera José Martí:

“Es gran resorte en política dar tiempo de morir a lo que solo goza de ficticia vida”

Desafía Ileana Ros-Lehtinen al Presidente Obama


Arthur González

Con la prepotencia que le da el dinero que respalda su accionar contra Cuba, la congresista nacida en La Habana, Ileana Ros-Lehtinen, desafía una vez más al presidente Barack Obama. Recordemos cómo le colgó el teléfono al presidente en tres ocasiones, cuando la llamó a pocos días de su elección para ponerse de acuerdo en la política hacia Cuba.

Sigue leyendo

Encadenada política exterior norteamericana


Arthur González

La política exterior norteamericana en relación a Cuba permanece encadena por los congresistas de origen cubano, los cuales todo lo condicionan y cuestionan a sus intereses personales, sentimentales y financieros.

Para nadie es secreto que desde hace 53 años los cubanos radicados en los EE.UU. que han hecho carrera política, viven de las continuas acusaciones a la Revolución cubana y del presupuesto millonario que aprueban las diferentes administraciones yanquis, en su frustrado intento por derrocarla. Sigue leyendo

Comprobada sicosis en congresista de EE.UU.


Arthur González

A la congresista del gobierno de los EE.UU. de origen cubano Ileana Ros-Lehtinen, se le ha detectado una sicosis con el tema de la Revolución cubana que no la deja vivir en paz.

Esta ilustre representante del partido republicano, acaba de reunirse en Miami con lo que más vale y brilla de la mafia cubana, madre de los grupos terroristas que han puesto bombas, asesinado a cubanos y cubanas inocentes, saboteado nuestras industrias y cuántas acciones similares les orientara ejecutar su padre, la comunidad de inteligencia de los Estado Unidos. Sigue leyendo

Las cabras siempre tiran al Monte.


Arthur González

La ilustre congresista de origen cubano, Ileana Ros-Lethtinen, esa que va casi siempre anda de guayabera de corte masculino con mocasines y pantalones largos, la misma que en 1989 negoció personalmente con el entonces presidente de los E.UU. George Bush padre, la liberación del connotado terrorista Orlando Bosch Ávila, autor intelectual de  la voladura en pleno del avión civil cubano que constara la vida de 73 personas inocentes en 1976, es ahora la que rinde tributo en Miami a las Damas de Blanco y a las “mujeres de la resistencia en la isla”. Sigue leyendo