Estados Unidos sigue malgastando dinero con la disidencia cubana


Por Arthur González.

Es increíble como Estados Unidos malgasta el dinero de sus contribuyentes para insistir en conformar una oposición en Cuba, que en 58 años solo les ha dado fracasos, burlas y dolores de cabeza.cubaeua

Nuevamente intentan unir el aceite y el vinagre en lo que han titulado el “II Encuentro Nacional Cubano: por unidad frente al régimen”, algo muy parecido a un espectáculo circense.

Para seguir tirando el dinero a la basura, sus actuales fantasías proyectan formar una comisión coordinadora de enlace, que represente a las fuerzas opositoras de dentro y fuera de Cuba, como si la historia de más de medio siglo no pesara y la gente no supiera que ese sueño jamás lo han podido lograr.

La contrarrevolución cubana no puede alcanzar la unidad que desea el gobierno estadounidense y la CIA, porque nunca han tenido una base ideológica, fue creada en 1960 por decisiones desde Washington y sus metas eran y siguen siendo, obtener el poder y sobre todo mucho dinero, situación que los mantiene enfrentados permanentemente.

Con tantas personas inteligentes en Estados Unidos, no se percatan que están pidiéndole peras al olmo, a pesar de que las vivencias de divisiones entre los cientos de organizaciones conformadas en Miami así lo demuestran.

¿Los especialistas en temas de subversión de la CIA, habrán olvidado las trifulcas entre los miembros de la Fundación Nacional Cubano Americana, especialmente dentro de la propia familia Mas Canosa? ¿Y las de Eloy Gutiérrez Menoyo con otros cubanos que encabezaban diferentes organizaciones no es suficiente?

Mirando hacia Cuba sobran los ejemplos de las disputas.

Elizardo Sánchez Santa Cruz-Pacheco con Gustavo Arcos; Martha Beatriz Roque en sus altercados a muerte con Oswaldo Payá Sardiñas; Miriam Leiva con Laura Pollán; Berta Soler con las mujeres de las provincias de Matanzas y las de Santiago; José Daniel Ferrer con Guillermo Fariñas; el propio Fariñas acusando a Rosa María Payá de mentirosa; y así muchas más que aparecen en la prensa amarilla, y les procura miles de dólares mensuales para vivir sin trabajar.

El propio jefe de la Sección de Intereses en La Habana lo informó al Departamento de Estado y a la CIA, en el memorando secreto y codificado, 09HAVANA221, ID:202438, de fecha 2009-04-15, en el cual afirmó: Sigue leyendo

Anuncios