La verdadera cara de los “paladines de la democracia”


Arthur González.

Los cubanos radicados en el sur de la Florida que se auto titulan defensores de la democracia, la libre empresa, la libertad de expresión y de los derechos humanos, en realidad son vulgares delincuentes que se han enriquecido a lo largo de estos años a costa de sus campañas difamatorias contra la revolución cubana y su pueblo heroico.

Prueba de esto es el juicio que se celebra en la Audiencia Nacional de España, contra los empresarios de origen cubano Jorge y Juan Carlos Mas Santos, junto a otros seis ejecutivos acusados de cometer fraude y malversar fondos para desfalcar a la compañía de telecomunicaciones SINTEL, privatizada y vendida a ellos por su amigo el ex presidente de España José María Aznar. Sigue leyendo

Anuncios