El apóstol San Juan no se equivocó.


Arthur González.

Cuando reviso las noticias sensacionalistas sobre la muerte del recluso cubano Wilman Villar Mendoza, detenido y sancionado por una causa común y de ningún modo ligada a ideales políticos como quieren hacer creer los contrarrevolucionarios internos y externos, me convenzo más del poder que tienen los medios informáticos en cuanto a campañas mediáticas. Sigue leyendo