Los “disidentes” no cuentan ni contarán en Cuba


Por Arthur González.

Los asalariados fabricados por Estados Unidos y acuñados propagandísticamente como “disidentes” nunca han tenido reconocimiento interno en Cuba y menos en el exterior, a pesar de las presiones de los yanquis por hacerlos visibles entre sus aliados.

La historia se ha encargado de exponer cómo los ideólogos de la CIA, a través de la USAID, NED y otras organizaciones creadas para esconder las manos de las agencias de inteligencia estadounidenses, construyen “oposición” en aquellos países que adoptan posiciones no toleradas por la Casa Blanca.

El Programa Democracia, confeccionado bajo la administración de Ronald Reagan, unido a la Comisión de Santa Fe, idearon a inicios de la década de los años 80 del pasado siglo, fórmulas para minar los países de Europa del Este desde adentro, reclutar altos funcionarios que provocaron muchos de los errores del sistema, unido a los propios que cometieron los dirigentes de los partidos comunistas. Un ejemplo contundente fue Polonia, con la organización contrarrevolucionaria Sindicato de Solidaridad.

Pero Cuba no es Polonia y su proceso revolucionario nació del pueblo, ante los desmanes de los regímenes capitalistas impuestos por los yanquis.

Siguiendo el viejo patrón, durante la visita de estado de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, el imperio yanqui y sus secuaces, se remordían el hígado por la presencia de ella en La Habana, donde ignoró a quienes no representan al pueblo cubano.

Por esa razón, el próximo presidente chileno, Sebastián Piñera, redobló sus críticas contra el gobierno cubano, algo que agradó mucho a la embajada de Estados Unidos en Santiago y al Departamento de Estado, donde ven con agrado sus posiciones, a pesar de no ser las del pueblo chileno.

Durante su breve estancia en La Habana para la cumbre de la CELAC, Piñera se reunió con varios de los asalariados de Estados Unidos, esos que son financiados con parte de los 20 millones de dólares que anualmente aprueba la Casa Blanca, para decir que existe una “disidencia” interna, aunque la realidad es que no crece ni en número ni en calidad, y carecen de respaldo popular.

Siguiendo las mismas ordenes de quien les paga, Berta Soler de las exiguas “Damas” de Blanco, le envió una carta a la mandataria chilena, aunque se desconoce quien la pudo redactar al carecer ella del nivel cultural necesario.

En la misma se lamenta de que la presidenta Bachelet no la recibiera, pero parece que Berta Soler se olvidó que a ella ni los tres Papas ni senadores de Estados Unidos, la han atendido en sus viajes a Cuba, porque todos conocen que ni pintan ni dan color en la política de la Isla, solo son una creación más de Estados Unidos para sus campañas mediáticas contra la Revolución.

La señora Bachelet si sabe lo que es una verdadera represión contra el pueblo y no las detenciones momentáneas que se ve obligada a ejecutar la policía cubana, ante las provocaciones que realizan las jornaleras de Berta.

El ex jefe de la misión diplomática yanqui en La Habana, Jonathan Farrar, quien las conoció bien de cerca, sacó sus conclusiones y las envió secretamente al Departamento de Estado y a la CIA, en las cuales afirmó:

“Sin un verdadero milagro entre los líderes de la oposición… no es probable que el movimiento disidente tradicional pueda reemplazar al gobierno cubano […] Las encuestas informales que hemos hecho muestran que los disidentes o sus agendas, son prácticamente desconocidas […] Dirigen sus mayores esfuerzos a obtener recursos suficientes para solventar las necesidades del día a día de los principales organizadores y sus seguidores […] La búsqueda de recursos es su principal preocupación…”

Allá Piñera que perdió tiempo y prestigio en revolcarse en ese estercolero, algo que con mucha inteligencia y dignidad no imitó la señora Bachelet, al seguir las enseñanzas de José Martí, quien expresó:

“Honor y corazón se truecan fácilmente por dinero”

 

 

Anuncios

Fórmulas diferentes para preparar a la “disidencia” cubana


Por Arthur González.

El Gobierno de los Estados Unidos continua el diseño de múltiples formas de preparar a la contrarrevolución cubana, mal llamada “disidencia” carente de autenticidad, porque desde 1960 encargó a la CIA de crearla, como parte del 1er Programa de Acción Encubierta contra el régimen de Castro, aprobado por el presidente Eisenhower el 17 de marzo de 1960, en el cual se puede leer:

Objetivo: El propósito del programa aquí expuesto es provocar la sustitución del régimen de Castro, por uno que responda mejor a los verdaderos intereses del pueblo cubano y sea más aceptable para Estados Unidos, de manera tal que se evite cualquier asomo de intervención estadounidense. En esencia, el método para lograr este fin consistirá en incitar, apoyar, y en lo posible, dirigir la acción, dentro y fuera de Cuba […]”

[…] “El primer requisito es crear una oposición cubana responsable, atractiva y unificada contra el régimen de Castro, que se declare públicamente como tal…”

Por tanto, sobran razones para asegurar que de “disidentes” solo tienen el nombre, mediante sus campañas mediáticas para hacerle creer al mundo que son “opositores” al Gobierno cubano.fotos de cabecillas

En ese rejuego y pérdida de dinero, los yanquis llevan casi 60 años sin haber logrado sus objetivos de destruir a la Revolución, pero como son muchos los dólares a repartir, insisten en el arcaico propósito a pesar de sus fracasos, porque al final ser “opositor” es un negocio para todos, incluidos para aquellos funcionarios estadounidenses que los entrenan.

Como las llamadas “becas de formación de jóvenes líderes” no dan resultados, ahora inventaron otro engendro, para embolsarse más dinero, con la denominada “Academia 1010”, ¬que según afirman: “persigue el propósito de educar a líderes cubanos del futuro cercano”, dada su añorada idea de que al socialismo cubano le quedan pocos días, gastado discurso con el que engatusan a la opinión pública desde mediados del siglo pasado.

Los propios contrarrevolucionarios reconocen que carecen de liderazgo dentro del pueblo cubano, a pesar de los millones de dólares que despilfarra el Gobierno de Estados Unidos desde 1959, algo que debería hacerlos reflexionar y comprender que los cubanos mayoritariamente apoyan el socialismo, aunque reconozcan errores cometidos, pero con la convicción de que la guerra económica es la principal responsable de sus penurias.

Esa conclusión no es festinada, la confirman varios documentos desclasificados de la CIA.

Un memorando de la CIA, archivado en la biblioteca J.F. Kennedy, caja NLK 97-104, respecto a la situación en Cuba, dice textualmente:

“El principal objetivo de los programas encubiertos de los Estados Unidos contra Castro es completar el aislamiento económico, político y psicológico de Cuba […] Estas medidas ha sido en buena parte responsables de las actuales dificultades económicas de Castro, pero pudieran adoptarse nuevas y eficaces medidas de guerra económica.”

Tales elementos no son propaganda comunista, sino recogidos en los propios documentos redactados por la CIA. Aquellos que tengan discrepancias, deben remitirse a esa Agencia de Inteligencia para discutirlas con sus directivos. Sigue leyendo

Estados Unidos sigue malgastando dinero con la disidencia cubana


Por Arthur González.

Es increíble como Estados Unidos malgasta el dinero de sus contribuyentes para insistir en conformar una oposición en Cuba, que en 58 años solo les ha dado fracasos, burlas y dolores de cabeza.cubaeua

Nuevamente intentan unir el aceite y el vinagre en lo que han titulado el “II Encuentro Nacional Cubano: por unidad frente al régimen”, algo muy parecido a un espectáculo circense.

Para seguir tirando el dinero a la basura, sus actuales fantasías proyectan formar una comisión coordinadora de enlace, que represente a las fuerzas opositoras de dentro y fuera de Cuba, como si la historia de más de medio siglo no pesara y la gente no supiera que ese sueño jamás lo han podido lograr.

La contrarrevolución cubana no puede alcanzar la unidad que desea el gobierno estadounidense y la CIA, porque nunca han tenido una base ideológica, fue creada en 1960 por decisiones desde Washington y sus metas eran y siguen siendo, obtener el poder y sobre todo mucho dinero, situación que los mantiene enfrentados permanentemente.

Con tantas personas inteligentes en Estados Unidos, no se percatan que están pidiéndole peras al olmo, a pesar de que las vivencias de divisiones entre los cientos de organizaciones conformadas en Miami así lo demuestran.

¿Los especialistas en temas de subversión de la CIA, habrán olvidado las trifulcas entre los miembros de la Fundación Nacional Cubano Americana, especialmente dentro de la propia familia Mas Canosa? ¿Y las de Eloy Gutiérrez Menoyo con otros cubanos que encabezaban diferentes organizaciones no es suficiente?

Mirando hacia Cuba sobran los ejemplos de las disputas.

Elizardo Sánchez Santa Cruz-Pacheco con Gustavo Arcos; Martha Beatriz Roque en sus altercados a muerte con Oswaldo Payá Sardiñas; Miriam Leiva con Laura Pollán; Berta Soler con las mujeres de las provincias de Matanzas y las de Santiago; José Daniel Ferrer con Guillermo Fariñas; el propio Fariñas acusando a Rosa María Payá de mentirosa; y así muchas más que aparecen en la prensa amarilla, y les procura miles de dólares mensuales para vivir sin trabajar.

El propio jefe de la Sección de Intereses en La Habana lo informó al Departamento de Estado y a la CIA, en el memorando secreto y codificado, 09HAVANA221, ID:202438, de fecha 2009-04-15, en el cual afirmó: Sigue leyendo

Disidentes arrecian su campaña anticubana


Por Arthur González.

Bien se conoce que la mafia anticubana radicada en Miami ha encadenado la política exterior de Estados Unidos en el tema Cuba, y durante nueve administraciones lograron impedir un cambio en las relaciones de la potencia más poderosa del planeta, con una pequeña isla ubicada en el centro del Mar Caribe.

Eliminado el sistema socialista europeo, solo Cuba quedó en el hemisferio occidental con las ideas de construir una sociedad más justa y equitativa, donde los valores de los seres humanos están por encima del enriquecimiento de un puñado de personas, algo que los yanquis no soportan por el ejemplo que irradia para los que padecen de los males del capitalismo.

Desde que Estados Unidos reconociera en diciembre 2014, el fracaso de su política contra Cuba y la necesidad de cambiarla para lograr sus sueños de desmostar el socialismo, la mafia anticubana integrada por servidores del tirano Fulgencio Batista, inició su trabajo para impedir que las relaciones entre ambos países pudieran ser normales.berta y la mafia

La primera reacción fue la de presionar en el Congreso para impedir un levantamiento de la Guerra Económica, a la que ellos llaman eufemísticamente “Embargo”. La segunda consiste en preparar a la contrarrevolución interna, denominada como “disidencia”, para ejecutar actos provocativos que puedan ser manipulados mediáticamente y acusar a Cuba de “reprimirlos”.

Esa mafia terrorista que tiene un pasado tenebroso dentro de Estados Unidos, con su participación en la invasión a Cuba por Bahía de Cochinos, el asesinato del presidente J.F. Kennedy; la instalación de micrófonos en el llamado Caso Watergate; el asesinato de personalidades latinoamericanas como el ex canciller chileno, Orlando Letelier; el tráfico de drogas hacia Estados Unidos y la entrega de armas a la contrarrevolución nicaragüense; unido a los cientos de actos terroristas dentro y fuera de Estados Unidos, es la que se declara “defensora” de los derechos humanos. Sigue leyendo

¿Esclerosis?


Por Arthur González.

La esclerosis es una enfermedad degenerativa producida por el endurecimiento patológico de los tejidos, debido al aumento anormal y progresivo de células de tejido conjuntivo que conforman su estructura; algo que afecta principalmente a los vasos sanguíneos y al sistema nervioso. Una de sus causas fundamentales es el exceso de colesterol.

Lamentablemente es lo qumanose debe estar afectándole la memoria a Tania Catalina Díaz Castro, mujer cubana que en la década de los años 80 apareció en un programa de la TV de su país, donde denunció a sus ex colegas de organizaciones contrarrevolucionarias al servicio de Miami.

Desde esa época no se supo más de ella, algunos la daban por muerta y otros aseguran que la veían entrar con cierta frecuencia en la misión diplomática de España en La Habana; pero a ciencia cierta no había rastro de aquella mujer que renegara ante las cámaras de su participación en acciones contra el Gobierno revolucionario, cuando era miembro del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, creado en 1988 por Samuel Martínez Lara y Ricardo Boffil Pagés, personajillo que también declaró en la TV durante uno de sus encuentros con un Coronel de la Seguridad del Estados, “que ser contrarrevolucionario era un modo de vida”.

Sigue leyendo

Cedió la Iglesia católica ante las presiones.


Arthur Gonzalez.

dionisioDesde hace meses la Iglesia católica cubana recibe fuertes presiones desde Miami, las que han sido replicadas por los asalariados internos, en busca de entorpecer el proceso de entendimiento con el Gobierno.

La figura del Cardenal Jaime Ortega Alamino es criticada de forma constante por la contrarrevolución, especialmente por la inculta y grosera Berta Soler, que siguiendo orientaciones de sus  patrocinadores en el exterior, lo ataca irrespetuosamente en cada oportunidad posible, e incluso lo acusó de traicionar a la contrarrevolución cuando medió ante las autoridades de la Isla para lograr la excarcelación de varios mercenarios, entre ellos a su propio esposo, y la posibilidad de ser recibidos por España para aquellos que así lo desearon.  Sigue leyendo

¿Y de la economía norteamericana qué?


Arthur Gónzalez.

economia usaEl Gobierno norteamericano sufraga campañas mediáticas contra todo país que no se someta a sus designios, así ha pasado desde principios del siglo XIX y se incrementó en el XX y en XX.

En muchos casos la acción no ha quedado en simples maniobras en la prensa, sino que se materializa en Operaciones Encubiertas con la participación de agencias federales y los servicios de inteligencia con la CIA a la vanguardia, el caso de Cuba es un vivo ejemplo. Sigue leyendo