Siguen sueltos los asesinos en los EE.UU.


Arthur González.

Como si estuviésemos en el Oeste norteamericano del siglo XIX, los pistoleros asesinos andan sueltos en el territorio de los Estados Unidos, pero ahora no en bares o cantinas, sino es escuelas, universidades y lugares de recreación, sin que el gobierno tome conciencia de que las balas no tienen nombre ni direcciones y la muerte puede buscar a cualquiera, incluido a los hijos de los que aun se oponen a prohibir la venta y tenencia de armas de fuego, algunas de alto poder de fuego. Sigue leyendo