Partido político español Unión Progreso y Democracia al servicio de los norteamericanos


Arthur Gónzalez

imagesNo hay nada mejor que un día tras otro para conocer la verdad de las cosas, incluso a las personas; así ocurre con la esencia política del partido  Unión Progreso y Democracia de España.

Al servicio de las peores causas, dirigentes de ese partido acaban de emitir declaraciones en Madrid, en las que dan total respaldo al engendro creado y financiado por Sigue leyendo

Anuncios

A Dios lo que es de Dios.


Henry Garcia.

No es de extrañar que el nuevo modus operandi de penetrar  y no abandonar las Iglesias por parte de elementos inescrupulosos, y fíjense que no digo ni disidentes, ni mercenarios, ni contrarrevolucionarios, porque en realidad no lo son. Son vulgares delincuentes con múltiples antecedentes penales, que no estudian, ni trabajan, siempre en busca de dinero fácil, según vecinos que los conocen bien de cerca. Sigue leyendo

¿Disidentes o delincuentes?.


Arthur González.

Amigos lectores necesito detenerme en este hecho para que entiendan hasta que punto los mercenarios pagados por la mafia anticubana radicada en Miami, son capaces de hacer:

En dias pasados lo  sucedido en la iglesia de Nuestra Señora de la Caridad en la Habana no tiene paralelo en la historia.

Un grupo de delincuentes comunes bajo el ropaje de disidentes irrumpió en dicha iglesia y contra la voluntad de su párroco, permaneció dentro del Templo durante más de 48 horas, dando cumplimiento a orientaciones recibidas desde Miami, del grupo contrarrevolucionario de la mafia anticubana denominado Partido Republicano de Cuba, con el marcado propósito de crearle problemas a la jerarquía local y además obligar al Papa Benedicto XVI a emitir declaraciones políticas durante sus homilías en su próxima visita a Cuba. Sigue leyendo

La bola esta cantada.


Arthur González.

Hace solo unos días expuse un artículo titulado “Esclarece gobierno norteamericano sus verdaderos planes contra visita del Papa a  Cuba”, en el cual analizaba las posiciones de algunos miembros de la mafia anticubana de Miami, contrarias a la presencia en Cuba del Santo Padre Benedicto XVI. Igualmente expliqué que todo iba encajando; y se exponían todas las fichas del plan elaborado y dirigido por los yanquis.

Añadí que el objetivo es uno solo, obligar al Santo Padre a decir lo que ellos quieren, cual señores imperiales dueños del mundo. La línea temática establecida es la de acusar a Cuba de violar los derechos humanos, aunque para ello tengan que inventar acciones y pagarle a cuanto asalariado esté dispuesto a jugar su papel en ese teatro”. Lamento no haberme equivocado. Sigue leyendo