Guillermo Fariñas quiere imponer record


Por Arthur González.

Sin lugar a dudas el “disidente” asalariado de Washington pretende imponer un record al llevar, según sus compinches, 38 días en huelga de hambre, algo bien difícil de creer para los hombres de ciencias que saben perfectamente que el organismo humano no es capaz de resistir tal abstinencia.guinness

Como en ocasiones anteriores, Fariñas busca publicidad internacional, algo que conforma la estrategia contra Cuba diseñada desde Estados Unidos, para hacerle creer a la opinión pública que en la Isla se “violan los derechos humanos”, en un contexto en que se conoce que el secretario de Estado John Kerry, tiene prevista una visita de trabajo a La Habana para tratar ese tema.

No es casual que Fariñas inicie un nuevo espectáculo que los científicos conocen perfectamente es una farsa, pues si una persona no ingiere alimentos en ese tiempo, sus órganos vitales colapsan y muere irremediablemente.

Lo más simpático del caso es que cuando sus adláteres informan que Fariñas agrava, corren con él para un hospital del régimen castrista donde sin costo alguno recibe atención médica, a pesar de ser un “opositor”.

Ese show no se le ocurre hacerlo en Miami, porque sabe perfectamente que, sin seguro médico o dinero en efectivo para pagar el servicio, no es atendido y por tanto o abandona la obra de teatro, o va directo a la morgue sin escala en una sala de cuidados intensivos.fariñas 3

Lo triste del asunto es que la prensa internacional se hace eco de ese espectáculo de engaña bobos, con vistas a mantener una matriz de opinión que le garantice a Estados Unidos seguir acusando a Cuba de violar los derechos humanos y de ejercer violencia contra los “disidentes”, tal y como afirmara Barack Obama en su discurso del 17.12.2014, cuando dijo:

“No me hago ilusiones con respecto a los continuos obstáculos a la libertad que aún enfrenta el ciudadano cubano común. Los Estados Unidos consideran que ningún cubano debe ser víctima de acoso, arresto o golpizas solo por ejercer el derecho universal de hacer que su voz se escuche”.

Todo es parte del mismo plan que desde 1959 vienen ejecutando contra la Revolución, esa que puso fin al dominio político y económico de Estados Unidos en Cuba, algo que nunca perdonarán por ser un mal ejemplo para el resto de los pueblos del mundo donde ellos imponen su dominio. Sigue leyendo

Anuncios

Embajada de Estados Unidos brinda apoyo a disidente cubano


Por Arthur González.

Una vez más , incluso violando lo normado en la Convención de Viena de 1961 para las relaciones diplomáticas y consularesconvencion de viena.

De acuerdo con noticias amplificadas de la prensa extrajera para crear estados de opinión negativos hacia Cuba, Dana Brown, jefa de la Sección Política y Económica de la embajada de Estados Unidos en Cuba, visitó el 08.08.2016 lunes la vivienda de Guillermo Fariñas, para “preocuparse por su salud”.

Lo mismo había realizado otra funcionaria yanqui en el 2012 con la contrarrevolucionaria Martha Beatriz Roque Cabella, cuando al igual que Fariñas dijo estar en “huelga de hambre”, algo que fue desmentido por las imágenes divulgadas por la TV cubana, donde se pudo comprobar como la añeja “disidente” recibía de un vecino, mediante una ventana ubicada entre sus viviendas, aguacates, calabazas, bananas y verduras, que junto a caldos de pollo la mantenían vital y bien alimentada, de ahí que ese show es conocido como la Huelga del Aguacate.

De acuerdo con las recientes declaraciones del propio Fariñas, la diplomática yanqui se interesó por su estado de salud y por las demandas que le hizo al presidente cubano Raúl Castro Ruz en una misiva que asegura haberle enviado.

En una prueba indiscutible de la injerencia en los asuntos cubanos, la diplomática, según el propio Fariñas, “también quiso saber cómo podía ayudarme el Gobierno de los Estados Unidos, pues tienen mucha preocupación por el estado en que me encuentro. Tuvimos casi una hora de conversación, el diálogo fue muy fructífero y respetuoso”.

En el artículo 41.1 de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas del 18 de abril de 1961, se establece: Sigue leyendo