¿Dónde están las acusaciones ante el suicidio de un disidente en España?


Arthur González.

Todos recordamos la gran campaña mediática desplegada a nivel mundial cuando el preso por delitos comunes Orlando Zapata Tamayo, murió por inanición voluntaria, instigado por su propia madre para poder cobrar las remesas que le enviaban desde Miami, para tener un muerto que pudiera exhibirse como bandera de la contrarrevolución contra Cuba.

Similar alharaca formaron en España y Miami en meses pasados, cuando murió el también preso común Willman Villar. En ambos casos acusaron a Cuba con una virulencia descomunal, bajo el financiamiento de elementos asentados en la Florida, para conformar una matriz de opinión contra la Revolución. Sigue leyendo

Anuncios