Se despejan las nubes


Por Arthur González

Las últimas declaraciones de la Iglesia católica en Cuba, aparecidas en la revista “Palabra Nueva” de la Arquidiócesis de La Habana, despejan en parte las incógnitas que se vienen presentando en la actuación de esa institución religiosa, manifestadas ya sin sutilezas palabra nuevaen las proyecciones de la revista “Cuba Posible”, dirigida por dos laicos prominentes, desde donde reclaman espacios políticos y se cuestiona a la Revolución, bajo “preocupaciones” sobre el futuro de la nación, coincidentes a las expresadas por algunas figuras de la contrarrevolución interna y la Casa Blanca.

El 21.10.2015, “Palabra Nueva”, bajo la tutela del cardenal Jaime Ortega Alamino, reclamó abiertamente “remover definitivamente las restricciones que frenan el trabajo de las instituciones religiosas, para que la reciente visita del Papa Francisco no sea un paréntesis en la vida nacional”, afirmó su director Orlando Márquez.

Añadió que “esa apertura definitiva es imprescindible cuando se necesita la colaboración de todos en el proceso de cambios que vive el país, por la aplicación de las reformas del presidente Raúl Castro” y según él “no hay razón alguna para desconfiar de las intenciones y propósitos de la Iglesia católica, de otras iglesias cristianas o de cualquier otra manifestación religiosa presente en Cuba, que desee trabajar por la paz, la fraternidad y la promoción de los cubanos”.

En su petición Márquez explica que “sería coherente que las autoridades reconocieran el lugar que corresponde a la Iglesia en la sociedad y su triple misión: cultural, caritativa y profética”.

Sigue leyendo

Presiones sobre cardenal cubano


Por Arthur González

Una de las contrarrevolucionarias mejor pagadas por Estados Unidos, la inculta y grosera Berta Soler, desde hace años insiste en su enfrentamiento con el cardenal cubano Jaime Ortega Alamino, porque este no apoya su juego sucio de querer utilizar a la Iglesia Berta Soler22Católica, como pantalla protectora para sus provocaciones orientadas desde Miami.

No por gusto lo acusa constantemente de “complicidad” con el Gobierno cubano y poco le falta para catalogarlo de comunista, al negarse a reconocer sus inventadas represiones y listas de supuestos presos políticos, cuando en realidad han cometido delitos de otra índole.

Como prueba de que ella estaba detrás de la provocación efectuada durante la misa del Papa Francisco en la Habana, cometida por tres elementos sin historial político, ahora le reclama al cardenal Ortega que interceda por ellos, los cuales fueron detenidos por poner en peligro la seguridad del Santo Padre, motivo por el cual la guardia suiza que le da protección, actuó rápidamente entregándolos a las autoridades cubanas.

Es evidente que la grosera Berta Soler participó en la preparación dcr plazae ese acto, con el objetivo de buscar visibilidad en los medios de prensa, pero no le salió bien, al ser la seguridad personal del Papa quien lo impidiera y el mundo pudo observar cómo eran aguantados por gente del pueblo, incluso de la tercera edad, accionar bien diferente a lo que ocurre en el mundo pues es otros países policías armados con cascos, escudos y chalecos antibalas, los hubiesen apaleados de inmediato.

Ella parece que no quiere recordar como en la ciudad estadounidense de Ferguson, la policía mató a tiros a un joven negro ante la presunción de que portaba un arma de fuego. Sin embargo, ni ella ni los que acusan a Cuba de racismo, levantaron sus voces para condenar tales crímenes y atropellos contra sus hermanos de raza.

Ahora los tres provocadores se encuentran detenidos en el centro de procesamiento e instrucción penal de la policía, hasta tanto culminen las investigaciones, pero la asalariada desea conformar una campaña de prensa a su favor, como si las acciones ejecutadas no fuesen constitutivas de delito.

Para no dejar dudas de que todo fue premeditado con alevosía, la inculta y grosera Soler, hizo declaraciones al libelo financiado para las campañas mediáticas contra la Revolución, “DIARIO DE CUBA” en las que aseguró que “había solicitado una cita con el cardenal, pero fue imposible fijar un día porque este debe viajar esta semana a Roma y no regresará a Cuba hasta mediados del mes de noviembre”.
Ahora empieza una nueva etapa de acusaciones falsas y suplicas por tres personas que en Europa o Estados Unidos nadie intercede, al conocer que su accionar es sancionado fuertemente por las leyes, más aún con los antecedentes de la agresión física que sufriera San Juan Pablo II en Roma.

Realmente la inculta se ha creído la historia de que ella es una “gran personalidad”, porque fue recibida por Barack Obama hace dos años, en casa del presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana, sin percatarse que ella no es más que una ficha de la política anticubana de Estados Unidos y sus días están contados, por lo que cual Cenicienta volverá a ocupar el lugar que tenía antes de ser utilizada para encabezar las provocaciones con las llamadas “Damas” de Blanco.

Berta debería leer y especialmente a José Martí, para interpretar sus palabras cuando aseguró:

“Más culpables son los delitos por la intención que los engendra, que por el modo con que se cometen”.

Por el filo de la navaja


Arthur González.

Elizardo Sánchez Santa Cruz Pacheco, auto titulado presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) y conocido entre el pueblo cubano como El Camaján, está caminando por el filo de la navaja, pues no le basta con incorporar nombre falsos a su lista de prisioneros de conciencia en Cuba, (una parte del equipo de futbol del Perú y reconocidos artistas e intelectuales españoles del siglo XVIII), y ahora inicia una nueva campaña mediática para anunciar que la policía cubana tiene secuestrado al contrarrevolucionario de Santiago de Cuba José Daniel Ferrer, ex prisionero del llamado “grupo de los 75” y puesto en libertad condicional el pasado año ante las gestiones del Cardenal Jaime Ortega con el presidente Raúl Castro Ruz. Sigue leyendo