Perro Huevero aunque el quemen el hocico.


Arthur González.

Como dice el proverbio popular cubano, a los diplodisidentes en Cuba no les importa que su línea de trabajo esté al descubierto, al igual que las orientaciones de sus patrocinadores en Miami, donde queda demostrado de donde salen las instrucciones, cartas, mensajes por la Web y hasta las conferencias de prensa que de vez en cuando realizan, lo de ellos es recibir los dólares a toda costa y a todo costo.

Todo el mundo escucho y vio como se establecen las acciones desde Miami y los objetivos que se persiguen: Provocar alteración del orden, ser detenidos y después iniciar las campañas mediáticas para tratar de demostrar “la represión del régimen”. Sigue leyendo

Anuncios