¿Hacia dónde van las relaciones entre EE.UU. y Cuba?


Por Arthur González.

banderas eeu y cubaDesde que se restablecieron las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, rotas por los primeros al no soportar que la isla tomara un rumbo diferente al trazado por ellos desde 1898, Cuba ha demostrado sus intenciones de hacer todo lo posible por lograr un clima de trasparencia y respeto mutuo, pero Washington demuestra todo lo contrario.

La diplomacia cubana da ejemplo de alto nivel profesional en cada encuentro sostenido con sus homólogos estadounidenses, al soportar la prepotencia imperial que mientras declara que desean empezar una nueva etapa olvidando el pasado, defienden todas las acciones subversivas que desde hace 58 años ejecutan para intentar derrocar el proceso revolucionario.

Al acercarse al 2do aniversario del restablecimiento de esas relaciones, el balance deja un sabor muy amargo para los cubanos, pues el arma principal de Estados Unidos para hacer fracasar a la Revolución se mantiene inalterable.
Nos referimos a la guerra económica, diseñada por el Grupo Ampliado del Consejo Nacional de Seguridad y aprobada por el presidente J.F. Kennedy, el 18 de enero de 1962, para “impedir la satisfacción de las necesidades del pueblo por parte del régimen comunista, apoyada por una guerra psicológica que hará que el resentimiento de la población contra el gobierno sea cada día mayor”.

Los demás aspectos de la política anticubana están en idéntica situación, como es la Ley de Ajuste Cubano para manipular subversivamente el tema migratorio; la Ley Helms-Burton; el apoyo financiero y material a la fabricada oposición interna que cada año recibe parte de los 20 millones aprobados por el presidente Barack Obama para la subversión; la Radio y TV Martí, y la Base Naval en el territorio de Guantánamo, tema que Estados Unidos se niega a tratar en las conversaciones. Sigue leyendo

Anuncios