¡Piedras pa´casa e´Dominguez!


Con semejante expresión cubanísima y reyoya, cuando éramos muchachos (no hace tanto, puedo asegurarles), acuñábamos una frase dicha por alguien a quien, en buena lid, no le quedaba bien. Vaya, era como decir un buen “¡ñoooo!, se la comió”, o algo así.

Según leí en los cables, EFE publicó ayer 12 de septiembre las sentidas palabras del presidente Obama para condenar la muerte de su embajador en Bengasi, Libia, Christopher Stevens, y otros tres norteamericanos, producto a un ataque a la sede diplomática. El asunto me pareció lógico. Está claro que como presidente debe pronunciarse en esa línea. También creo que el terror no es la vía para solucionar ningún conflicto, por justa que sea la causa. Sigue leyendo