El silencio de los vigilantes mundiales de los derechos humanos.


Arthur González.

El pasado “1ro de mayo” se celebró en muchos países, pero desgraciadamente no en todos fue una fiesta de los trabajadores como en Cuba. En Estados Unidos, país donde debió celebrarse por lo alto, por ser allí donde los “mártires de Chicago” dieron sus vidas para alcanzar mejoras laborales, este año fue realmente un día de protestas y reclamaciones.

El movimiento Ocupa Wall Street fue quien llevó adelante las manifestaciones y paros laborales desde New York hasta San Francisco, en protesta por los abusos cometidos por las grandes instituciones financieras. Sigue leyendo